domingo, 21 de mayo de 2017

Manchester frente al mar



   FICHA TÉCNICA

Película: Manchester frente al mar.
Dirección: Kenneth Lonergan.
País: Estados Unidos.
Año: 2016.
Duración: 135 min.
Género: Drama.
Interpretación: Casey Affleck, Michelle Williams, Kyle Chandler, Lucas Hedges, Tate Donovan, Erica McDermott, Matthew Broderick, Gretchen Mol, Kara Hayward, Susan Pourfar, Christian J. Mallen, Frankie Imbergamo, Shawn Fitzgibbon, Richard Donelly, Mark Burzenski, Mary Mallen.
Guión: Kenneth Lonergan.
Producción: Lauren Beck, Matt Damon, Chris Moore, Kimberly Stewar, Kevin J. Walsh.
Música: Lesley Barber.
Fotografía: Jody Lee Lipes.
Distribuidora: Amazon Studios.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Un empleado de mantenimiento de varios edificios de Boston se ve obligado a regresar a su pueblo natal por el fallecimiento de su hermano. Allí se enterará de que tiene que hacerse cargo de su sobrino. Pero allí, los recuerdos de una gran tragedia volverán a atormentarle.
   LO MEJOR: Una de las destacadas de la última edición de los Oscars no en vano tuvo seis nominaciones de las cuales se llevó dos de los importantes: el guión original, que también firmaba el director Kenneth Lonergan (que también estuvo nominado), y el actor Casey Affleck. No es película para hablar de sus recursos técnicos o sus distintos apartados. No, es película de interpretaciones y temáticas. Primordialmente, “Manchester frente al mar” nos presenta la devastación que puede sufrir un ser humano tras un trauma. Más concretamente una perdida, cuando la repercusión va más allá del duelo. Cuando es la propia persona quien se somete a una especie de doloroso purgatorio, negándose a sí mismo el derecho a disfrutar de la vida en una segunda oportunidad. Nos habla también el film de la culpa, y de la imposibilidad de perdonarse, de la perdida de la esperanza de ser feliz por no creerse merecedor más que para vivir por pura inercia. Nos cuenta también la capacidad de impregnación que tiene algunos hechos para marcar un lugar y a sus gentes. Lonergan usa de excusa la vuelta del protagonista a ese lugar como reinicio torturador de ese calvario, en una narración episódica a través de flashbacks para contarnos cual es el origen de ese infierno personal del personaje. Todo sin ningún ornamento descriptivo, en una exposición sobria y fría.
   Interpretación: Tres nominaciones para las cuatro categorías de interpretación lo dicen todo acerca de como son las actuaciones en la película. Sin embargo, no es que esté de acuerdo en todas ellas. Casey Affleck, el único que si lo consiguió, tiene un papel a la medida de su estilo intimista y minimalista de interpretar. Su trabajo es un absoluto ejercicio de contención que encuentra en su mirada la mejor manera de expresarse. Creo que si es merecido el premio pues estar soberbio. Pero el papel de Michelle Williams se me antoja demasiado escueto para nominarlo pues apenas son tres apariciones, aunque es cierto que una de ellas es de las más intensas de toda la película. También considero excesiva la nominación al joven Lucas Hedges. Que se me entienda, lo hace bien pero ya está. De hecho, como secundario me gustó más Kyle Chandler.
   Escena (spoiler): Son varios los momentos dramáticos que destacan por encima de los demás. Como la escena donde Lee (Affleck) se despide del cadáver de su hermano. O en la lectura del testamento de éste dónde se le encarga ser el tutor de su sobrino, de lo que se ve incapaz. La secuencia en la que vuelve de una tienda y se encuentra su casa en llamas con sus hijos dentro puede hacer picadillo al más pintado. Sobre todo, en su relato a la policía y al ver que queda sin castigo su intento de suicidio frustrado. Por lo menos, lo arregla con su sobrino cuando le explica que no puede quedarse con él porque no puede soportar estar en ese lugar. Y desde luego, su encuentro con Michelle Williams donde se disculpa con él por, aparentemente, haberle dicho unas cosas horribles.
   LO PEOR: He leído que la película es una tragicomedia. Pues si hay humor, yo no lo he visto por ninguna parte. Y bien que le habría venido para amenizar la quizá algo extensa duración del film y la lentitud, especialmente en algunos segmentos del relato.
   CITAS: “Me importa una mierda lo que haga, solo quiero arreglar la puta fuga”. “Hay un lugar en el infierno para mí por lo que te dije”. “Ya no queda nada”. “No puedo soportarlo”. “A veces hay que arrojar un chico al agua para distraer a los tiburones”. “Mi corazón estaba roto. Siempre va a estar roto. Pero sé que el tuyo también lo está”.
   REFERENCIAS: Las temáticas que toca la película ya habían aparecido en los dos trabajos anteriores de Kenneth Lonergan, “Margaret” y “Puedes contar conmigo”. A mí me ha recordado a “Monster´s ball”, que también le valió su Oscar a Halle Berry.
   CONCLUSIÓN: 8. Un devastador drama sobre la tragedia, el duelo y el perdón.
  

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...