jueves, 27 de julio de 2017

Escenas Míticas: 2ª Guerra Mundial - Pearl Harbor




    Vaya muy por delante que no la considero ni mucho menos a la altura de los otros títulos que he incluido en este ciclo de la Segunda Guerra Mundial, pero siempre me gusta tocar distintos colores de la paleta con la intención de ver el tema de una forma más global. El motivo de su inclusión se debe a lo que supuso como fenómeno cinematográfico de masas.



video

    Y para ello tenían al que con el tiempo ha sido considerado otro “rey Midas”, no por comparación por supuesto con Steven Spielberg, sino por su capacidad de emplearse en taquilla que termina en absolutos éxitos de taquilla. Al menos eso hay que reconocérselo a Michael Bay, que venía de conseguirlo con “Dos policías rebeldes”,” Armageddon” y “La roca”.


video

   Bay es claramente un productor de espectáculo. Su origen del campo de la publicidad le otorgan un especial talento para recrear imágenes impresionantes (en esta película hay planos increíbles) pero que tiene serios problemas en el campo de la narración cuando la cámara esta quieta.


video

    Pues si de algo se le acusa a Michael Bay es de tener un montaje de imágenes más propio del mundo del videoclip que del cinematográfico. Sin embargo, cuando se baja del burro de los blockbusters, ha conseguido trabajos interesantes sin basarse tanto en los fuegos de artificio, como en “Dolor y dinero” o “13 horas, los soldados secretos de Bengasi”. Algo similar que le ocurre a otro director de catástrofes similares como Roland Emmerich.


video

     La película se refiere al suceso que provocó la entrada definitiva de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, tras el ataque japonés a la base naval norteamericana de Pearl Harbor situada en Hawái. Las malas lenguas (y puede que fuera así) aseguraban que el ataque era de sobra conocido y que sacaron antes sus mejores buques de guerra, y se dejaron atacar para tener una excusa y así entrar en el conflicto.


video

    Dichos ataques suponen como unos 40 minutos de puro espectáculo y efectos especiales de una magnitud tremenda. No se quedó ahí la cosa y Bay también nos cuenta la controversia llevada a cabo por los americanos en lo que se llamó “Incursión Doolittle”, una maniobra más típica de japoneses, más bien kamikaze, aviones con combustible justo para llegar y bombardear, pero no poder volver, que lo único que quería es demostrarles a los nipones que eran tocables.


video

    En mi opinión, la película tenía varios problemas. Aparte claro, de la incapacidad de Bay en la narración cuando no hay escenas de acción. Uno de ellos fue introducir un romance por medio de la historia a modo de “Titanic”, totalmente pasteloso e innecesario. El otro, o el mismo, fue irse hasta los 170 minutos de metraje, de los cuales son fácilmente sacrificables los primeros sesenta, precisamente correspondientes a esa fase amorosa.


video

     El reparto era de tres pares de narices, aunque cierto es que aparte de lucir sus nombres en los créditos y aparecer en este conjunto coral, no son las mejores interpretaciones de sus carreras. Pero está bien mencionarlos, Ben Affleck, Josh Harnett, Kate Beckinsale, Cuba Gooding Jr. Alec Baldwin, Jon Voight, Tom Sizemore, Jennifer Garner, Dan Aykroid.

  Finalmente, Bay logró lo que pretendía. La inversión de 140 millones de dólares fue contestable en taquilla con 450 recaudados. Así que misión cumplida. Participó en las categorías técnicas de los Oscars, nominada a 4 de ellos y consiguiendo el de mejores efectos sonoros. Hay una versión del director con alguna escena que otra más explícita de la mostrada en la versión editada en la que incompresiblemente casi no hay sangre.

martes, 25 de julio de 2017

Los Libros de Zoe: Canción de Hielo y Fuego




   AUTOR: George R.R. Martin (Bayonne, Nueva Jersey, 1948. Fechas de las publicaciones: “Juego de tronos” (1996), “Choque de reyes” (1998), “Tormenta de espadas” (2000), “Festín de cuervos” (2005), “Danza de dragones” (2011). A la espera de “Vientos de invierno” y “Sueño de primavera”.
   SINOPSIS: Se trata de un mundo ficticio fantástico de corte medieval. En el continente principal Poniente, que se haya dividido en siete reinos, se produce una guerra civil en la que todas las dinastías de esos reinos se disputarán el Trono de Hierro. Por otro lado, existe una amenaza creciente de los llamados Otros (caminantes), contenidos por un gran muro de hielo que los separa de Poniente. Y desde oriente, viaja la hija (Daenerys) de un rey asesinado durante otra guerra civil anterior y que vuelve para reclamar el trono.
   PERSONAJES: Daenerys Targaryen; única superviviente de su familia y heredera por derecho al trono. En exilio, planea volver a recuperar lo que es suyo. Jon Nieve; hijo bastardo de Ned Stark. Es enviado al muro donde conocerá la amenaza de los caminantes blancos. Tyrion Lannister; hermano de Jaime Y Cercei. Enano, compensa la limitación física con su ingenio e inteligencia. Cercei Lannister; reina regente en Desembarco de Rey. Mantiene una relación incestuosa con su hermano Jaime. Sansa Stark; casada con Joffrey Lannister, hijo de Cercei. Es maltratada y humillada por él y buscará la huida. Arya Stark; hija menor de Ned. Sus actos son más propios de un chico, lo que hará que aprenda a usar la espada y otros poderes más importantes. Bran Stark; una caída le provocará la invalidez de cintura para abajo. Pero aprenderá otras habilidades mágicas que lo compensen. Jaime Lannister; hermano gemelo de Cercei, con la que se sospecha que tiene tres hijos. Es el Lord Comandante de la Guardia Real.
   LO MEJOR: Este hombre que parece un barbudo marinero ya anciano, George R.R.Martin, quizá sea uno de los mejores escritores de este siglo o, al menos, de las últimas décadas.  Suyo es el mérito de crear toda esta mitología de enorme complejidad, dadas sus múltiples tramas y subtramas, y su elevadísimo número de personajes. Para ello nos lo muestra en lo que se conoce como “novela río” muy cercana a la “roman fleuve” que se caracteriza por englobar a varias generaciones de personajes y hacerlo  por medio de varios volúmenes de extensión. La historia es una mezcla de fantasía con la literatura histórica (basada en la Edad Media) donde hay literalmente de todo, épica, batallas, conspiraciones, asesinatos,  giros sorprendentes, política, magia, violencia y sexo. Sí, todo eso. Para colmo los personajes se mueven constantemente en la ambigüedad, no siendo totalmente buenos ni malos en su totalidad. Aun así, Martin tuvo su inspiración en el pasado y no todo sale de su imaginación. Se inspira bastante en lo que se conoció como “La guerra de las rosas” que enfrentó a dos grandes familias dinásticas, los York y los Lancaster. ¿A nadie le recuerda a Stark y Lannister? Y es innegable la influencia de la saga de “El señor de los anillos” en el tono fantástico de la obra.
   LO PEOR: George R. Martin está sometiendo a los fans a toda una tortuosa espera del sexto libro desde 2011.Incluso llegó a lanzar el rumor en forma de broma proclamando en las redes sociales su propia muerte. Más de uno quisimos partirle las piernas. El caso es que las primeras entregas se separan entre sí por dos años. Y el sexto ya va por siete, con más de 3 de retraso sobre la primera fecha que se difundió. Además, inicialmente iba a ser una trilogía que a día de hoy se ha cambiado por “heptalogía”.
   CITAS: “Una bolsa de dragones compra el silencio de cualquiera por un tiempo, pero un dardo disparado con puntería lo compra para siempre”. “Un día llegará en que te creas que eres feliz y segura, y tu alegría se convertirá en cenizas en tu boca. Entonces sabrás que la deuda ha sido saldada”. “Si hay dioses, hicieron a las ovejas para que los lobos pudieran comer carne, y también hicieron a los débiles para que los fuertes jugaran con ellos”. “Cuando se juega al juego de tronos sólo se puede ganar o morir. No hay puntos intermedios”. “Decís que somos ladrones, pero al menos un ladrón tiene que ser valiente, astuto y rápido. Para arrodillarse sólo hacen falta rodillas”. “Una mente necesita de los libros igual que una espada de una piedra de amolar, para conservar el filo. Por eso leo tanto”. “Nunca olvides qué eres, porque desde luego el mundo no lo va a olvidar. Conviértelo en tu mejor arma, así nunca será tu punto débil. Úsalo como armadura y nadie podrá utilizarlo para herirte”.
   CONCLUSION: Es inevitable hablar de la adaptación de esta saga literaria en la serie televisiva “Juego de Tronos” (no entiendo el cambio del título original que es “Canción de Hielo y Fuego” por “Juego de Tronos”, que es el título tan solo de la primera entrega) que es todo un fenómeno social, que ha sido multipremiada y que probablemente sea la mejor  serie de todos los tiempos. Actualmente  se está emitiendo la séptima temporada y desde la sexta, no siguen (evidentemente) las novelas, aunque Martin, si bien ya ha dejado de estar como guionista de la serie, si continua como asesor. El caso es que yo recomiendo adentrarse en esta colosal obra primeramente a través de los libros y ya después ver la serie.



domingo, 23 de julio de 2017

La guerra del planeta de los simios



   FICHA TÉCNICA

Película: La guerra del planeta de los simios.
Dirección: Matt Reeves.
País: Estados Unidos.
Año: 2017.
Duración: 142 min.
Género: Ciencia ficción, aventuras.
Interpretación: Andy Serkis, Woody Harrelson, Steve Zahn, Judy Greer, Gabriel Chavarria, Max Lloyd-Jones, Terry Notary, Sara Canning, Ty Olsson, Devyn Dalton.
Guión: Mark Bomback, Matt Reeves (Novela: Pierre Boulle).
Producción: Peter Chernin, Dylan Clark, Rick Jaffa, Amanda Silver.
Música: Michael Giacchino.
Fotografía: Michael Seresin.
Distribuidora: 20th Century Fox.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: La guerra entre los simios y los humanos ha estallado. César decide retirarse a un lugar donde vivir en paz con toda su gente. Pero la confrontación con un desequilibrado Coronel que comanda parte de los restos del ejército norteamericano les obligará a luchar por la supervivencia como especie a ambos.
   LO MEJOR: “La habéis destruido, yo os maldigo, maldigo las guerras”. Con ese diálogo terminaba Charlton Heston “El Planeta de los simios”. Porque esas palabras no iban referidas a los simios sino al hombre. Como especie bélica y violenta, capaz de inmolarse en una trágica y precipitada extinción y no, por su enfrentamiento con los simios. Éstos simplemente habrían tenido lo que le faltaba a la especie humana, unión. Una unión cuya fuerza habría logrado la supervivencia y, por tanto,  la propiedad del planeta. Es eso lo que alegóricamente nos viene a contar Matt Reeves, que no cae en la atractiva idea de montar todo un festival de efectos especiales al servicio del espectaáculo, sino que opta por contar la historia desde la profundidad de sus personajes. Es más una emocionante  y muy emotiva película de aventuras que un film épico de guerra, desarrollando más el lado dramático y trágico, incluso provocando algunas lágrimas, cuando dos especies se juegan la existencia. Reeves maneja todo eso a la perfección intensificando cada plano, cada escena, sin temblarle la mano a la hora de mantener el encuadre, sin pensar en el siguiente. Cierra adecuadamente cada trama y homenajea a la saga clásica con varios guiños (Cornelius, Nova). Todo ésto no quiere decir, ni muchísimo menos, que el plano técnico no esté a un nivel excepcional, con unos efectos especiales (caracterización de los simios) al nivel de “El libro de la selva” y una fotografía impresionante (bosque/nieve). La BSO de Giacchino también acompaña.
   Interpretación: Habría que inventar una categoría para los actores que crean sus personajes a partir de este método de reconocimiento facial digitalizado. Y si no, otorgarle alguna clase de premio de valoración especial para Andy Serkis por su contribución al cine como Gollum, King Kong y este maravilloso César.  Su enfrentamiento con ese gran villano que encarna Woody Harrelson es de una tensión brutal. Harrelson interpreta a un Coronel a medio camino entre la locura, la maldad y la compresión de una tragedia personal. Y no hay que perderse a Steve Zahn como el “simio malo” y punto humorístico de la película.
   Escena (spoiler): Bueno, el primer enfrentamiento con el que comienza el film es de tela marinera. Luego la narración pasa de lo épico a lo dramático. Primero contar el asesinato de media familia de César, y su primer cara a cara con el Coronel; y luego  con la muerte del gorila Luca. El diálogo que mantiene con el Coronel cuando tiene a César prisionero explica bastante de las motivaciones de éste. Toda la parte final es una montaña rusa. El Coronel contagiado con el virus sin poder hablar y pidiendo la muerte, la gran batalla final entre humanos con los simios por medio, el alud y la muerte de César cuando ya se logra el objetivo de la salvación.
   LO PEOR: Puede que mucha gente vaya a verla esperando más espectáculo, más batallas multitudinarias como algunas que se vieron en la anterior entrega “El amanecer del planeta de los simios”. Por lo demás, el film es impecable.
   CITAS: “No tiene a nadie más”. “No somos salvajes, simios solo luchan para sobrevivir”. “Dentro de unos años, vuestros hijos os preguntarán que hicísteis en la guerra más grande. Y podréis decirles, yo luché para proteger este mundo”. “Nosotros los creamos pero ahora vamos a acabar con su especie”. “Sin piedad ni paz, es la guerra. Yo no la empecé pero voy a ponerle fin”. “Simios juntos, fuertes”.
   REFERENCIAS: Ha supuesto un origen muy distinto al contado la saga clásica en la “Rebelión del planeta de los simios” siempre en torno a la figura de cesar. Este es una continuación casi directa de la segunda parte de la trilogía. Gran trabajo de Matt Reeves con su aportación de ella. Estoy deseando ver que hará en “The Batman”, su próximo proyecto.
   CONCLUSIÓN: 8'5. Un gran colofón para una de las mejores trilogías de las últimas décadas.


video

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...