domingo, 25 de mayo de 2014

Grabbers



   FICHA TÉCNICA

Película: Grabbers.
Dirección: John Wright.
País: Irlanda.
Año: 2012.
Duración: 94 min.
Género: Comedia, ciencia-ficción, terror.
Guión: Kevin Lehane.
Producción: Eduard Levy, Kate Myers, Tracy Brimm, Piers Tempest.
Música: Christian Henson.
Fotografía: Trevor Forrest.
Distribuidora: Sony Pictures.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: A un pueblecito pesquero de la costa irlandesa llega una criatura de grandes dimensiones y poderosos tentáculos. Se darán cuenta que este monstruo es reacio a comerse las personas con generosas cantidades de alcohol en sangre.
   LO MEJOR: A ver, aclaremos, no es nada del otro mundo, pero yo me lo he pasado bomba viéndola. Y es que es muy divertida en varios sentidos. Por un lado, ese humor inglés (aunque es irlandesa) tan característico adosado a sus personajes y, por otro, el propio desarrollo de la acción que resulta muy entretenida, que combina esos dos factores; unas veces alternándose y otras mezclándose, que es cuando el film alcanza sus mejores momentos. Su mayor virtud es no depender de la exhibición del monstruo de turno para resultar amena. Dicho sea de paso, los efectos especiales son bastante resultones, dando por hecho que el presupuesto probablemente se más bien limitado.
   Interpretación: Pues no hay unas actuaciones, digamos, brillantes pero tampoco es que sean malas. El protagonista, Richard Coyle, llega a caer simpático yendo desde el borracho borde y evolucionando hacia el policía bonachón y responsable, cambio a razón de su nueva compañera y por la atracción hacia ésta, Ruth Bradley, que también está correcta. Y es que la caracterización en general de los personajes los hace carismáticos de cara al espectador, un rasgo particular de estas comedias.
   Escena (spoiler): La peli comienza de forma típica pero contundente. Luego hay una secuencia bastante chula cuando el espécimen que llevan al laboratorio se le engancha al prota en plena cara y no pueden quitárselo. Pero sobre todo, cuando después de lograrlo se ensañan con la criatura. Aunque desde luego las mejores escenas están en la parte final cuando los habitantes del pueblo se encierran en el bar para emborracharse y así evitar el ataque del monstruo. Especialmente gracioso me parece el gag del biólogo saliendo del bar totalmente trompa y el bicho no le come pero le suelta un guantazo que lo manda a las nubes (literal).
   LO PEOR: Como ya he dicho, no hay que esperarse nada especial. No tendrá la menor trascendencia. Pero tampoco lo pretende. El objetivo del film es el que es, sin más. El guión es simplón y lleno de topicazos. El monstruo que llega a una comunidad aislada, el típico policía alcohólico y la típica novata profesionalmente muy recta. Aunque hay algún que otro rasgo del argumento muy ocurrente.
   CITAS: “Las cosas raras pasan en los sitios tranquilos”. “Si bebemos nos volvemos venenosos para ellos”.
   REFERENCIAS: En plan monstruo tipo pulpo me acuerdo de una película ya antigua llamada “Tentáculos”. Y hace poco vi una de bichos de nacionalidad británica. Pero ninguna de ellas tiene tantas similitudes con ésta como aquellas pelis ochenteras tipo “Temblores”.
   CONCLUSIÓN: 7. Bien resuelta y muy muy divertida.


video



 





miércoles, 21 de mayo de 2014

Escenas Míticas: Monstruos - Cloverfield




   En el momento del estreno me planteó dudas. El formato en el que venía causaba todavía bastante curiosidad pero tenía las sensación de que no se vería al monstruo por ninguna parte. Y no es que sea mucho, pero verse se le ve. Al final fue una de las películas de monstruos gigantes que más me ha gustado.


video

   ¿Cuantas veces se ha destruido de Nueva York en el cine? Ya sea un meteorito, un temporal meteorológico o una invasión extraterrestre? Ésta vez le tocó a un enorme bicho de especie inclasificable que sin venir a cuento se mete por la ciudad neoyorkina y se pone a romperlo todo. Impagable la cabeza de la Estatua de la Liberad rodando por la calle.


video

   Si algo detesto de estas películas rodadas desde el punto de vista de una videocámara doméstica o algo así es el efecto mareo. Suele haber numerosos giros bruscos en los que no se ve nada. Habitualmente sirve para confundir al espectador y no dejarle ver la falta de presupuesto que le impide sacar planos claros. Pero aquí se utiliza como un detalle de realismo.


video

   Ya decía que no se veía mucho pero, aunque selectivamente, las escenas en las que aparece la criatura impresionan. Además los efectos de la recreación del monstruo como de destrucción de la ciudad y de los ataques de las fuerzas militares, son bastante buenos.


video

    No contenta la bestia con ir cargándose toda la ciudad, también va soltando una especie de bolas que al caer al suelo se despliegan y vemos unas enormes arañas. Gracias a mi aracnofobia esta escena me hizo pasarlo bastante mal, pero es que además creo que esta muy bien hecha.


video

   Podría decirse que aquí tenemos las imágenes más espectaculares de la película, merced a la visión aérea desde un helicóptero del monstruo en cuestión. Como podemos ver en la secuencia, el cargamento explosivo que le echan encima para acabar con él no le hace la menor mella. 


video

   Siempre que comento algún "mockumentary" o "found footage" o film grabado cámara en mano, pongo éste como uno de los mejores que he visto, sino el mejor junto a "Chronicle". Quizá si que es verdad que es un poco mareante en algunas fases pero el ritmo y el realismo lo compensan. Y ojo a los efectos especiales.
   Su director, Matt Reeves, que venía del mundo de la televisión, después realizaría un espléndido remake de "Déjame entrar" y ahora está a la espera de estrenar este verano "El amanecer del planeta de los simios".

domingo, 18 de mayo de 2014

Las brujas de Zugarramurdi



   FICHA TÉCNICA

Película: Las brujas de Zugarramurdi. 
Dirección: Álex de la Iglesia. 
País: España. 
Año: 2013. 
Duración: 119 min. 
Género: Comedia negra. 
Interpretación: Hugo Silva (José), Mario Casas (Antonio), Carmen Maura (Graciana), Terele Pávez (Marichu), Carolina Bang (Eva), Gabriel Delgado (Sergio), Jaime Ordóñez (Manuel), Secun de la Rosa (Pacheco), Pepón Nieto (Calvo), Macarena Gómez (Silvia), Javier Botet (Luismi), Carlos Areces (Conchi), Enrique Villén (deficiente mental), Santiago Segura (Miren). 
Guión: Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría. 
Producción: Enrique Cerezo. 
Fotografía: Kiko de la Rica. 
Dirección artística: Arturo García y Jose Arrizabalaga. 
Vestuario: Paco Delgado.  
Distribuidora: Universal Pictures.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Dos pobres perdedores dan un atraco y huyen perseguidos por la policía y la exmujer de uno de ellos. En su intento por llegar a la frontera con Francia dan a parar a una mansión regentada por brujas.
   LO MEJOR: La vuelta de Alex de la Iglesia a la dirección de películas, y no de la Academia Española de Cine, me parece una noticia bastante positiva, pues es de los pocos directores españoles que se atreve a proponer un tipo de cine diferente del habitual producido dentro de nuestras fronteras. Y lo hace bajo el beneplácito de un presupuesto bastante amplio, probablemente el mayor que haya tenido uno de sus films. Sin embargo, eso no le hace renunciar a las claves que han hecho conocido a este director. No, para nada. La película tiene un gran ritmo, es casi imposible aburrirse de lo entretenida que es. Y es que a la gran cantidad de acción suma su gran sentido de humor (a veces muy negro). Además, apartados como la dirección artística, maquillaje y efectos especiales están muy cuidados.
   Interpretación: A ver, dejemos claro que no es que haya actuaciones de relumbrón. Pero si merece la pena resaltar algunos nombres, dada la amplitud de la nómina de intérpretes que han aunado aquí. Por un lado, las brujas, con Terele Pávez a la cabeza que está genial. O, a modo de homenaje a una de las actrices de De la Iglesia (“La comunidad”), Carmen Maura. O la arrebatadora sensualidad de su actriz fetiche, Carolina Bang. Por otro lado el de los atracadores, dos actores a los que no les tengo ni la más mínima simpatía, Hugo Silva y Mario Camas, pero que aquí me resultan bastante graciosos, especialmente el segundo, que tiene algunos gags tronchantes.
   Escena (spoiler): Pues las escenas se agolpan una detrás de otra. La verdad es que la película comienza bastante fuerte con un atraco a una tienda de comprar oro, con unos perdedores disfrazados de lo más ridículo y con una persecución repleta de acción. Hay dos escenas con la voluptuosa Carolina Bang. Una en la que demuestra sus poderes mágicos a través de su ira si Hugo Silva no la hace caso. Y otra en la que se frota, literalmente y sensualmente, con una escoba. Cuando Macarena Gómez y los policías caen sobre el banquete de las brujas. O el espectacular y sorprendente final con monstruo incorporado.
   LO PEOR: Ese ritmo tan alto, a veces, es difícil de asimilar. Como que no da tiempo a digerir una escena cuando ya tienes otra encima. Quizá un poco de pausa en determinados momentos habría ayudado a que la película no pareciera tan atolondrada, aunque quizá esa fuera la intención.
   CITAS: “- ¿Qué hace con la escoba? - Barrer no”. “- ¿Qué es un aquelarre? – Pues un botellón pero en la Edad Media”. “A mí las brujas no me dan miedo, lo que me dan miedo son los hijos de puta”.
   REFERENCIAS: Alex de la Iglesia ha vuelto al cine que le dio a conocer. Al más puro ejemplo de mezcla de acción, comedia negra y terror que aparecía en “Acción mutante” y “El día de la bestia”, sobre todo ésta última.
   CONCLUSIÓN: 7. Muy entretenida, muy divertida, muy De la Iglesia.


video


martes, 13 de mayo de 2014

Escenas Míticas: Especial Monstruos - Godzilla (1998)




   Teniendo el estreno del nuevo reboot de Godzilla a la vuelta de la esquina, vamos, este mismo viernes, era de esperar que esta semana le tocaba a este célebre monstruo. Repasaremos la versión de 1998 dirigida por el especialista en cine catastrofista, Roland Emmerich, que siempre cosecha malas críticas pero grandes taquillas. 



video

    Lo más esperado de cualquier película de monstruos es precisamente ver a la bestia. Como no podía ser de otra manera, ésta no fue una excepción. Pero el caso es que no se hizo de esperar demasiado pues este ataque que vemos (como no a la ciudad de Nueva York) se lleva a cabo cuando la film lleva poco más de veinte minutos.


video

   Es cierto que la recreación de Godzilla no es nada fiel a la planteada en el cine de los orígenes del personaje, el japonés. Pero reconozcamos que el bicho oriental original consistía en un tío vestido con el traje del monstruo que no hacía otra cosa que avanzar lentamente y dar unos formidables rugidos. Era de esperar que en la versión americana se apostara por un modelo más dinámico.


video

   Sinceramente creo que Emmerich se las ingenió para montar una serie de escenas con Godzilla enfrentándose a las fuerzas militares yanquis de bastante mérito, con una espectacularidad fuera de toda duda y unos efectos especiales muy logrados. Decir al respecto que los presupuestos que maneja este director no son tan amplios como se presupone a una producción de este tamaño.


video

   Si ya la recreación de Godzilla recordaba más a un enorme dinosaurio que a la criatura japonesa, ésta secuencia le debe mucho a "Parque Jurásico", más en concreto a las partes donde aparecen los velocirraptores. Nadie me negará que las crías de de este gigante animal guardan bastante parecido con ellos.


video

   Quizá la vertiente cómica de la película me parece lo menos atractivo, sobre todo porque le quita el tono trágico y terrorífico. En el reparto figuró Mathew Broderick, un actor bastante conocido sobre los ochenta gracias a películas como "Juegos de guerra", y Jean Reno, uno de los actores franceses más internacionales.
   Parece que la nueva versión tiene una pinta muy apetitosa, dándole ese tono más serio. Esta vez basada en una novela gráfica, que se esta convirtiendo en un formato muy solicitado como inspiración para el séptimo arte. En el reparto no hay estrellas pero si actores secundarios de buen nivel. Veremos.




  Todo comenzó en Japón en 1954. En éste país se hicieron una legión de secuelas y versiones. Es Estados Unidos llevan esta que hoy comentamos y la nueva que está a punto de estrenarse.

domingo, 11 de mayo de 2014

Música de Película: 300, el origen de un imperio




   Junkie XL es más un Dj y un productor musical que un compositor pero ya ha hecho sus aportaciones con algunos temas en "El caballero oscuro renace" y "El hombre de acero". Aquí, como se hiciera en la primera parte de "300", se vuelve a apostar por una banda sonora muy potente repleta de redobles de tambores y mezclada con música moderna electrónica que funciona muy bien para darle el tono épico necesario a la película.


video
Tema: Marathon.
Película: 300, el origen de un imperio.
Intérprete o compositor: Junkie XL.


video
Tema: The origin of a Empire.
Película: 300, el origen de un imperio.
Intérprete o compositor: Junkie XL.


video
Tema: End Credits.
Película: 300, el origen de un imperio.
Intérprete o compositor: Junkie XL.

jueves, 8 de mayo de 2014

300, el origen de un imperio



FICHA TÉCNICA

Película: 300: El origen de un imperio. 
Título original: 300: Rise of an empire.  
Dirección: Noam Murro.
País: USA. 
Año: 2014. 
Duración: 102 min. 
Género: Bélico, acción.
Interpretación: Sullivan Stapleton (Temístocles), Eva Green  (Artemisia), Lena Headey (reina Gorgo), Rodrigo Santoro (Jerjes), Andrew Pleavin (Daxos), David Wenham (Dilios), Hans Matheson (Aeskylos), Callan Mulvey (Escilias), Jack O’Connell (Calisto).
Guión: Kurt Johnstad y Zack Snyder; basado en la novela gráfica “Xerxes”, de Frank Miller. 
Producción: Mark Canton, Bernie Goldmann, Deborah Snyder, Gianni Nunnari, Zack Snyder y Thomas Tull. 
Música: Junkie XL. 
Fotografía: Simon Duggan. 
Montaje: Wyatt Smith y David Brenner. 
Diseño de producción: Patrick Tatopoulos. 
Vestuario: Alexandra Byrne. 
Distribuidora: Warner Bros. Pictures.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Nos encontramos en medio de las Guerras Médicas. El ejército persa de Xerxes, liderado por la temible Artemisa se dispone a invadir Grecia. Pero Temistocles, general de los griegos, intenta unir todo el país para imperdirlo.
   LO MEJOR: Cuando se pega tan en el clavo como se hizo con “300” hay cierta incertidumbre con las expectativas de una secuela porque se puede esperar mucho de ella o puede ser un auténtico fiasco. La participación en la producción y el guión por parte de Zack Snyder daba confianza al resultado del proyecto. Y de que manera, pues se ha apostado por una línea continuista en materia de estética y formato. Pero es que se ha aderezado con un nivel de espectáculo, si cabe, mayor que el de la predecesora, con secuencias vigorosas e impactantes visualmente. Para ellos se ha trasladado el escenario mayoritariamente al mar. Un cambio tan acertado como el de colocar la historia antes, durante (paralelamente) y después de la gesta de las Termópilas. Atención al potente acompañamiento musical omnipresente en el film.
   Interpretación: No digo que el protagonista de la historia lo haga mal. Todo lo contrario, está bastante correcto. Pero me falta la figura de Gerard Butler, tanto el actor como su personaje, Leónidas. Pero se compensa con la apabullante presencia de Eva Green. Es la verdadera estrella y atracción del film. Cuando está en pantalla, la llena por completo y es una de las incorporaciones más acertadas. Por otro lado, me habría gustado ver a Lena Heady más presente en el argumento, es que tengo predilección con ella.
   Escena (spoiler): La sucesión de escenas espectaculares es continua. La primera batalla con Temistocles acabando con el rey persa Darío nos confirma que esto va a ir en la línea de la película antecesora. Luego, cualquiera y digo cualquiera de las batallas navales son impresionantes. Sobre todo aquella en que sorprenden a los griegos con una especie de petroleo. Luego la escena de sexo entre Temistocles y Artemisia, aunque fuera de lugar, tiene su cosa. Aunque no se sabe si es sexo o un combate de “Pressing Catch”. Y, por supuesto, el final con la llegada de los espartanos para terminar de desequilibrar la batalla.
   LO PEOR: Que nadie piense que la rigurosidad histórica es exhaustiva. Todo lo contrario, la fidelidad al relato de los hechos reales está cogida con pinzas y, a veces, ni eso. Está más cercano al comic que al relato histórico. Luego, estéticamente, los efectos de la sangre (sobre todo al principio) son un tanto irreales. Y aunque es un recurso que me gusta bastante, se abusa demasiado de la cámara lenta. Pero vamos, a veces queda genial.
   CITAS: “Prefiero morir como un hombre libre que vivir como un esclavo, aunque la cadena me uniera a ti”. “Quiero sentir la garganta de Temistocles sobre mis botas”. “Estando rodeada de diez mil hombres, estoy sola”.
   REFERENCIAS: Tenía la duda si la línea a seguir era fiel a “300” o tiraría por la utilizada (aunque ya copiada de ésta) de “Spartacus”, la serie. Menos mal que ha sido lo primero. Por cierto que la historia queda abierta a una secuela pues la guerra no ha terminado y Xerxes sigue en la brecha.
   CONCLUSIÓN: 8. Puro espectáculo, pura épica.


video

martes, 6 de mayo de 2014

Escenas Míticas: Monstruos - Temblores




   Aprovechando el estreno este mes de una nueva versión americana de "Godzilla", vamos a repasar uno de mis géneros favoritos, el de los monstruos. Esta claro que todas esas películas de animales y bichos varios me gustan, si veis las temáticas de la sección a lo largo de su existencia. Esta vez vamos a ver los monstruos de mayor tamaño del cine.



video

   Comenzaremos por la más modesta de todas pero que con el tiempo se ha quedado como una cinta de culto dentro del género de criaturas monstruosas. Tiene esa estética de las películas de terror de los años cincuenta y guarda similitud con algunas australianas como "Razorback, los colmillos del infierno". Pero no, es "Temblores".


video

   Allá por los noventa, surgió dentro de una generación de actores jóvenes muy prometedores Kevin Bacon. Venía de protagonizar la famosa "Footlose" unos años antes y el mismo año participaría en "Línea mortal" (muy recomendable). Con el tiempo se convertiría en un gran actor, más en el plano de secundario, eso si. Aquí forma un genial binomio con Fred Ward.


video

    El argumento del film no puede ser más simple. Al parecer, bajo tierra hay una especie de gusanos gigantes que se guían por las vibraciones en el suelo, asedian un pueblecito de Nevada que se llama, agárrate, Perfection. No puede ser más irónico el nombrecito. 


video

   A pesar de contar con un presupuesto muy modesto y unos efectos especiales más bien justitos aunque efectivos, la película no puede ser más entretenida. Es cierto que solo se basa en los ataques de los enormes bichos, pero ¿de que van estas películas si no? Aquí tenemos un buen ejemplo de lo que hablo.


video

   Acción, lo que es acción, no le falta al film. El ritmo de acontecimientos es bastante alto y esta aderezado con mucho humor y desenfado. Los personajes, aunque no estén tratados en profundidad, tienen su carisma y logran caer bien al espectador. Aquí vemos a la pareja que comparte el gusto por las armas como hobby, sacándole partido a su afición. 


video

   En mi opinión, el desparpajo y atrevimiento a la hora de rodar esta película le atorgaron un plus de diversión. Yo me lo pase pipa viéndola y confieso que he vuelto a hacerlo hace muy poco revisitándola.
   Lo cierto es que no tuvo un gran éxito en la gran pantalla pero si lo fue en su explotación en el mercado doméstico. De hecho, hasta hoy son ya cuatro las secuelas con las que cuenta y también se desarrolló una serie de televisión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...