domingo, 22 de octubre de 2017

Blade Runner 2049



   FICHA TÉCNICA

Película: Blade Runner 2049.
Dirección: Denis Villeneuve.
País: Estados Unidos.
Año: 2017.
Duración: 163 min.
Género: Ciencia ficción.
Interpretación: Ryan Gosling, Harrison Ford, Ana de Armas, Jared Leto, Sylvia Hoeks, Robin Wright, Mackenzie Davis, Carla Juri, Lennie James, Dave Bautista, Barkhad Abdi, David Dastmalchian, Hiam Abbass, Edward James Olmos.
Guión: Hampton Fancher, Michael Green (Historia: Hampton Fancher. Personajes: Philip K. Dick).
Producción: Broderick Johnson, Andrew A. Kosove, Cynthia Yorkin, Bud Yorkin.
Música: Hans Zimmer, Benjamin Wallfisch.
Fotografía: Roger Deakins.
Distribuidora: Warner Bros. Pictures.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: K es un replicante que se dedica a cazar otros replicantes. Es un blade runner. Pero cuando descubre un secreto capaz de cambiar todo el orden social en el que se encuentran se da cuenta del peligro que corre. Para saber más tendrá que buscar a Rick Deckard, un blade runner desaparecido hace treinta años.
   LO MEJOR: Parecía impensable que se pudiera realizar una secuela de una de las películas consideradas “intocables” de la historia del cine. Más si cabe cuando la secuela llega 35 años después. Pero claro, colocando al mando de la nave a uno de los mejores directores de la actualidad, Denis Villeneuve, la cosa subía muchos enteros. Desde luego que es una más que digna secuela, pero sería injusto catalogarla tan solo como eso. Por supuesto, conecta y concuerda con el film de Ridley Scott tanto argumentalmente como estéticamente y es deudora de ella, pero el director canadiense logra darle a su película esencia e identidad y, por lo tanto, valor propio. Porque si esta “Blade Runner 2049” capta esa ambientación ciberpunk de calles y edificios decadentes y apocalípticos, también amplia la paleta de colores en cuanto a decorados y escenarios, sin apartarse de la visión sombría de Scott. Como en aquella, la fotografía es maravillosa, con entidad suficiente para quizá ser nominada al oscar. Además, no faltan los homenajes a la primera parte, pero sin abusar de ellos, construyendo un guión más trabajado de lo esperado que durante gran parte del metraje funciona independientemente. Incluso profundiza en algunos aspectos de la novela de Philip K. Dick, inspiración para el “Blade Runner “de 1982, que incidía en la reflexión sobre lo que nos hace humanos y donde se hacía referencia a los replicantes como posible especie sucesora de la humana como inquilina del planeta. Por supuesto, tiene más acción para ajustarse a los tiempos modernos, pero no le resta protagonismo a la narración pues es evidente que Villeneuve no tiene ninguna prisa en su exposición.
   Interpretación: Ryan Gosling ha vuelto a entusiasmarme como actor, tras algunos papeles en los que no lo hacía tanto. Me ha recordado al Gosling de “Drive”. Harrison Ford nos ofrece otro regreso a uno de sus personajes más míticos, como no hace mucho ya hizo con Han Solo. Aunque éste ya no es el mismo Deckard, lógicamente, y atención a las aportaciones de los secundarios. Jared Leto, con muy pocos, pero sumamente misteriosos e interesantes minutos en pantalla. Muy sorprendente por importante la de Ana de Armas. Quizá no es la mejor actriz del mundo, pero su imponente belleza la ayuda a meter la cabeza en Hollywood. Y ojo, no lo hace nada mal aquí. También sorprendente Sylvia Hoecks, que no había visto desde “La mejor oferta”, donde me encantó. Y siempre es un placer ver a Robin Wright. Hay un cameo de Edward James Olmos, el Gaff de la del 82.
   Escena (spoiler): Comienza con una buena pelea entre Ryan Gosling y Dave Bautista. Pero no son las escenas de acción las más destacadas. La primera aparición de Jared Leto, con ese nacimiento de un replicante, es sumamente inquietante. Especialmente sensible es la secuencia de amor de Gosling con Ana de Armas por medio de Mackenzie Davis, que me ha recordado descaradamente a la de “Her”. Es por ello por lo que duele más su muerte, un rato después. Pero, sin duda, el momento cumbre es la aparición de Rick Deckard y varias revelaciones que lleva consigo. Y ese rencuentro con una imitación de Rachael (una Sean Young recreada digitalmente para la película, como se hizo con Leia en “Rogue One”). Ésta si de acción, el duelo a muerte Gosling-Hoecks. El final es todo un homenaje a la película anterior, con una ¿muerte? Del personaje de Ryan Gosling al estilo Roy Batty (Rutger Hauer). Y Deckard conociendo a su hija ¿Quizá para una secuela más?
   LO PEOR: Uno de los comentarios que más he leído es que es lenta. ¿Acaso su precedente no lo es? Lo que si es cierto es que quizá se le vaya la mano con la duración, sobrepasando las dos horas y media. Se dilata demasiado pero aun así no se hace larga. No hay sensación de que le sobre nada.
   CITAS: Hice tu trabajo una vez. Era muy bueno”. “Tu historia aún no ha terminado. Aún queda una página”. “Tengo recuerdos, pero no puedo decir si son reales”. "El mundo está construido en una pared que separa cada clase. Dile a cada lado que no hay diferencia... Has comprado una guerra“. “El dolor te recuerda que la alegría que sentías era real. Pero no conoces el verdadero dolor todavía. Aprenderás”. “Los Replicantes son como cualquier otra máquina, son un beneficio o un peligro. Si son un beneficio, no es mi problema”. “A veces para amar a alguien, tienes que ser un extraño”.
   REFERENCIAS: Conecta con el “Blade Runner” de Ridley Scott, que hemos visto como ha influido en la estética del remake de “Ghost in the Shell” de este mismo año, y que curiosamente a su vez, tiene gran parecido estético en “Blade Runner 2049”. Pero también toma algunos elementos tratados en “Ex machina” y “Her” en relación a su reflexión sobre la inteligencia artificial. Existen tres cortos encargados por el propio Villeneuve que ejercen de puente entre la película de 1982 y la actual.
   CONCLUSIÓN: 9. Gran secuela de Villeneuve, con la esencia de la clásica pero identidad propia.
  

video

jueves, 19 de octubre de 2017

Escenas Míticas: Androides - Ex-Machina





   Sin duda alguna, está en la lista de películas directamente descendientes de la gran madre de todas las que combinan androides e inteligencia artificial, “Blade Runner”. Pero quizá sea una de sus alumnas más aventajadas, y eso que es relativamente reciente, 2014, por ir un par de pasos más allá en cuanto a profundidad que sus compañeras imitadoras del ya clásico de Ridley Scott.



video

   Hay similitudes más que evidentes. De hecho, consiste en la construcción y, sobre todo, perfeccionamiento en una IA, a base de someterla al test de Touring, lo que puede recordar bastante a los test que aplicaba Rick Deckard (Harrison Ford) de actitud y respuesta emocional para descubrir replicantes. Lo curioso es que aquí, lo que se pretende es entrenar es IA para burlar cualquier test y no ser detectado.


video

   Es por aquí donde “Ex machina” empieza a tener su identidad propia. Donde plantea dilemas morales, éticos y, en mayor parte, lógicos. Es decir, diseñar una maquina tan perfecta como para, no solo engañar, sino superar al propio ser humano, y con ello, poner en tela de juicio nuestra propia existencia, no parece la mejor idea.


video

   Hay una premisa en ciencia, y más concretamente en tecnología, si podemos hacerlo se hará. Pero quizá deberíamos pensar en si debemos. Claro que el avance tecnológico es tan imparable como para quizá incluso implicar que nosotros mismos creemos a nuestro ejecutor. De hecho, en la película se plantea que la IA puede ser y será el siguiente paso evolutivo de este planeta, que deje a la humanidad como seres primitivos.


video

   Porque la era de los robots, apenas unos meros autómatas, ya pasó para dar turno a las inteligencias artificiales, diseñados para evolucionar por sí mismas, y que de tomar conciencia de sí y tomar como objetivo principal la preseveración de su propia existencia o el simple deseo de vivir, a través del aprendizaje del ser humano como modelo, puede ser lo realmente peligroso. En el film, cuanto más toma de los hombres más manipuladora y conspiradora se vuelve.


video

   Todos estos dilemas se encuentran perfectamente desarrolladas en el argumento, en una clara apuesta por la ciencia-ficción reflexiva y filosófica más que en la acción, que si tiene toques de fábula de terror. ¿Pues acaso no son los androides los monstruos de Frankenstein de la era moderna?


video

   El artífice de todo ésto es Alex Garland, que encima debutaba en la dirección pero que como escritor es autor de obras muy interesantes. Como, por ejemplo, la novela “La playa”, adaptada por Danny Boyle y con quien además trabajó como guionista en “28 días después” o “Sunshine”. Otros guiones destacados escritos por Garland ha sido el de “Nunca me abandones “y “Dredd”. Por el de “Ex machina” fue incluso nominado al Oscar. No lo consiguió, pero el film si logró el de efectos especiales.


video

   El trío protagonista está especialmente inspirado, formado por Domhnal Gleeson, Jason Isaacs y Alicia Vikander. Mención más recalcada para ésta última, que lanzó a la actriz sueca, consiguiendo varios premios por su actuación. Un año más tarde lograría el oscar como actriz de reparto por “La chica danesa”. Después participó en “Jason Bourne”, Operación Uncle” y ahora encarnará a la próxima Lara Croft.


video

            La película obtuvo excelentes críticas y reconocimientos. Costó tan solo 15 millones de dólares y obtuvo 36 en taquilla, que con la escasa promoción que tuvo no está nada mal.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...