jueves, 28 de mayo de 2020

Escobar, paraíso perdido



   FICHA TÉCNICA

Película: Escobar: Paraíso perdido.
Título original: Escobar: Paradise lost.
Dirección y guión: Andrea Di Stefano.
Países: Francia, España y Bélgica.
Año: 2014.
Duración: 120 min. 
Género: Thriller.
Interpretación: Benicio del Toro (Pablo Escobar), Josh Hutcherson (Nick), Brady Corbet (Dylan), Claudia Traisac (María), Carlos Bardem (Drago).  
Producción: Dimirti Rassam.
Música: Max Richter.
Fotografía: Luis David Sansans.
Distribuidora: eOne Films Spain.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Un joven surfista que se encuentra en Colombia visitando a su hermano, conoce a una chica y se enamora de ella. Pero resulta que es sobrina del Pablo Escobar, uno de los delincuentes públicos más temidos.
   LO MEJOR: Gran parte del interés por esta película pertenece al suscitado por el personaje cuyo apellido encabeza el título, quizá un tanto engañosamente, dicho sea de paso. Pues sí, es cierto que es innegable la atracción que sentimos por la figura del monstruo, por la curiosidad en su maldad. Y desde luego que Pablo Escobar era uno de ellos. Considerado la mente criminal más importante de todos los tiempos, el líder del cartel de Medellín cimentó su imperio en el narcotráfico de cocaína, pero es que además fue responsable de sangrientos atentados terroristas y multitudinarios asesinatos que llegaron a contabilizarse semanalmente. Sin embargo, el film narra un momento muy particular de su historia, concretamente el previo a su entrega al gobierno colombiano. Y dan una visión de su inquebrantable relación con la familia y su imagen pública como héroe nacional en una sociedad que consideraba la venta  de cocaína como algo plenamente natural. Describe la apabullante corrupción policial y el clima de extrema violencia reinante.
INTERPRETACION: Cada vez que Benicio Del Toro esta en pantalla, la película lo agradece generosamente. Del Toro es un grandísimo actor, no voy a venir yo a ahora a descubrir las Américas. Pero es que concretamente en estos papeles lo borda extraordinariamente. Se come literalmente cada plano. Por cierto que es curioso que interprete a Escobar, jefe del cartel de Medellín. y en “Sicario” ejerza de ex miembro del cartel precisamente. En cuanto a Josh Hutcherson, no digo que el chaval no esté voluntarioso y cumpla con su cometido, pero se me ocurren un par de docenas de actores que pegaban más y tenían más recursos interpretativos.
   ESCENAS (spoiler): Lo cierto es que tiene momentos de bastante tensión. Ya en la primera escena Benicio da una lección de interpretación con el plan de  esconder su “tesoro”. Hutcherson también protagoniza una secuencia de dilema moral cuando perdona la vida al campesino. Total para nada, pues después es asesinado por otro de los matones de Escobar junto a toda su familia. O como cuando llama a casa de su hermano y escucha los disparos de cómo le matan a él a su mujer y su hijo. No está mal su tiroteo con Carlos Bardem donde acaba con éste aunque queda malherido y la charla de Escobar con el sacerdote amenazando echarle él un ojo a Dios.                 
   LO PEOR: La historia de Pablo Escobar merece un biopic en condiciones, también con Benicio del Toro como el propio Escobar pero centrada en su persona y su dilatada secuencia de actos delictivos. Ésta no lo hace, de hecho, ni siquiera es un biopic. Y el romance juvenil no pega ni con cola y estorba gran parte del metraje.
   CITAS: “Cuando las leyes naturales asumen el control debes aceptarlas”. “Será más fácil matarlo si no sabes nada sobre él, así que no hagas conversación”. “Yo voy a mandar a hacer un telescopio bien potente y se lo voy a apuntar al cielo, y de vez en cuando, cuando yo me acuerde de que él existe... voy a ser yo, Pablo Emilio Escobar Gaviria, quien le va a echar un ojo a Dios”. “Dios no tuvo nada que ver... fuiste tú Nick, fue tu intervención la que mató a esa gente. Eres tan culpable como yo”.
   REFERENCIAS: Dado que no hay ningún biopic sobre Pablo Escobar, tan solo alguna aparición en otras películas, recomendaría algunos documentales como “Pablo Escobar, el terror de Colombia” “Los archivos secretos de Pablo Escobar” “Los pecados de mi padre” o la serie “Narcos”.
   CONCLUSIÓN: 6. Benicio Del Toro sustenta con su sola presencia este pseudobiopic con su encarnación de Pablo Escobar, aunque solo toque parte de la dilatada historia del narcotraficante.



martes, 26 de mayo de 2020

Escenas Míticas: Claustrofobia - La habitación del pánico




   Más dosis de claustrofobia y más personajes encerrados en lugares pequeños en contra de su voluntad. Nada de salir al supermercado, a correr o pasear al perro. Encerrados de verdad. En este caso en una habitación del pánico o cómo se conocen en Estados Unidos, dónde surgieron, las “Panic-room”.




   Y lo hicieron como respuesta al riesgo del asalto de casas por parte de delincuentes, los secuestros o incluso un posible ataque terrorista. Así que estaban destinados mayormente para las moradas de celebridades, famosos, empresarios y políticos. Porque se incluían en grandes casas y mansiones. Pero terminó por extenderse y ser solicitadas por el ciudadano medio obsesionado con la seguridad.



  Éste es el caso qué vemos en la película y precisamente se hace uso de ella por un intento de robo. El encargado de llevarla a cabo es un David Fincher que gozaba ya de gran crédito, sobre todo en el campo del suspense. Hoy en día yo le situaría entre los cinco mejores directores que hay.



   Aunque no empezó con buen pie su carrera, con la muy criticada “Alien 3”, con cuyo resultado tuvo enormes diferencias de criterio y creatividad con los productores. Yo siempre recomiendo que se vea la versión extendida con el montaje del director, que mejora ostensiblemente la opinión que se puede tener de la película.



   Pero Fincher recuperó rápidamente el crédito con la magnífica “Seven”, quizá uno de los mejores psicokillers que se hayan hecho, junto con “El silencio de los corderos”. A la que siguieron “The game” y “El club de la lucha”, lo que le dio la fama añadida de director de finales sorpresa y muy vinculado al suspense. Quizá por eso “La habitación del pánico” no causó la misma impresión.



   Porque si, es un film tremendamente tenso, donde Fincher hace gala de una de sus mejores virtudes, que es crear una excelente atmósfera de suspense, pero rompía con aquello del giro final sorpresa y, de hecho, no volvería a hacer una película con ese tipo de finales. Después vinieron “Zodiac”, “El curioso caso de Benjamin Button”, “A red social”, . . .



   Para el papel principal estaba considerada Nicole Kidman, pero tuvo que rechazar el papel al lesionarse la rodilla. Recurrió in extremis a Jodie Foster, la cual estaba embarazada de su segundo hijo, por lo que la mayoría de sus escenas tuvieron que esperar a rodarse tras el parto. La acompañaron Forest Whitaker, Jared Leto y una jovencísima, prácticamente una niña. Kristen Stewart. 



   Si, antes de protagonizar la saga “Crespúsculo” y ser universalmente odiada junto a su compañero en el reparto, Robert Pattinson. Ambos han sido y son injustamente criticados a diario en redes sociales, a pesar de tener unos cuantos títulos además de esa saga, en los que han demostrado su talento, ya superada su adolescencia.



   Aún siendo considerada una cinta menor del director, tuvo mayoritariamente buenas críticas y el aura anterior de Fincher y el reparto valió para convertir la inversión de 48 millones de dólares en casi 200 en taquilla. Por cierto, la idea para la película surgió de un artículo del New York Times sobre las “panic rooms”.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...