domingo, 25 de julio de 2021

I care a lot

 

   FICHA TÉCNICA
 
Título: I Care a Lot.
Dirección: J Blakeson.
País: Reino Unido.
Año: 2020.
Duración: 118 min.
Género: Thriller, drama, comedia.
Interpretación: Rosamund Pike, Peter Dinklage, Eiza González, Dianne Wiest, Chris Messina, Isiah Whitlock Jr., Macon Blair, Damian Young, Arthur Hiou, Jamie Ghazarian, Kayla Caulfield, Georgia Lyman, Leah Procito, Jose Guns Alves, Kevin McCormick, Adam Desautels, Cassidy Neal, Scott Sederquist, Ava Gaudet, Lin Hultgren, Elaine Victoria Grey, Nicholas Logan, Celeste Oliva, Daniel Washington, Michael Malvesti, Jeff Bouffard, Marinko Radakovic, Alicia Witt, Janelle Feigley, Heidi Garrow, Rob Lévesque
Guion: J Blakeson.
Producción: J. Blakeson, Ben Stillman, Michael Heimler, Teddy Schwarzmann.
Música: Marc Canham.
Fotografía: Doug Emmett, Mike Valentine.
Distribuidora: Netflix, Amazon Prime Video.


    CRÍTICA


   SINOPSIS: Una estafadora que se aprovecha de personas de la tercera edad, consiguiendo ser su tutora legal para así poder administrar sus bienes a su conveniencia, se topa con una anciana cuya familia tiene negocios criminales. 
 
   LO MEJOR: Podría decir que es una tragicomedia de denuncia en cuanto a los tejemanejes que se traen en Estados Unidos con las tutela de personas mayores o que no puedan, supuestamente, valerse por si mismos. Y es verdad que el tema lo tocan. De hecho, la moralina en qué queda al final (que en este apartado no voy a revelar) que viene a ser como un tema de justicia poética en cuanto al karma, va en esa dirección. Pero en realidad no deja de ser un entretenimiento pues rápidamente se covierte en una trama de intriga que recuerda más a las películas de estafas y también a las de gangsters. De hecho, cuando mejor funciona es en su primera mitad cuando todavía no sabemos todas las cartas de los personajes, con los que cuesta empatizar precisamente porque es a cuál peor, uno no sabe quién es más delincuente. Hasta el punto de que casi se siente más simpatía por los gangsters. También es lo que pretende probablemente. No obstante, cómo avanzaba, es más un producto que quiere entretener porque la narración va encadenando una serie de giros a veces muy sorprendentes que enganchan al espectador gracias al humor negro impregnado en cada vuelta de tuerca al argumento. 
 
   Interpretación: Si la película mantiene un buen nivel es gracias a su reparto. De no contar con su trío protagonista, la cosa bajaría bastante. Pero si tienen a una Rosamunde Like que no había visto tan pletórica desde “Perdida”. También a un Peter Dinklage impagable. Y sobre todo a una Dianne Wiest descacharrante. Es increíble lo que hacen con estos tres personajes que no dan para tanto. Porque a Eiza González sigo sin verle el talento que muchos aseguran más allá de su atractivo físico. Quizá lo tenga pero yo no lo he visto. Y no porque sus apariciones sean más cortas. Solo hay que ver lo que hace Chris Messina con un par de ellas. 
 
   Escena (SPOILERS!!): La escena cuando el abogado intenta sobornar a Marla (Pike) ya pone algunos detalles de cómo es ella y dónde se ha metido. Aunque no lo tomamos en serio pues la secuencia donde intentan rescatar al personaje de Dianne Wiest a punta de pistola es casi cómica. Pero luego si, un asesinato, una paliza a la pareja, Fran (González), el intento de matar a Marla haciendo que parezca un accidente, nos meten en esa historia de estafadores y matones en la que uno no sabe quién es peor, es por eso que la venganza de Marla queda en que se entiendan entre ellos, entre zorros. Aunque es el giro que me resulta más inverosímil. Al final que viene a poner se le crítica que busca el final feliz o más justo, pero analizarlo,¿Qué hay de feliz en el desenlace?. 
 
   LO PEOR: La trama es más interesante que sus personajes, qué son muy esquemáticos y planos. No hay ningún desarrollo más allá de que todos son malos malísimos y eso porque si. Y por muy enganchante qué puede ser la historia, muchos de los giros pecan de tramposos. Da la sensación que podría haber sido mucho mejor. 
 
   REFERENCIAS: Cómo crítica del sistema corrupto norteamericano puede haber cosas de “Bud education" pero tiene más en común con las películas de estafadores como “Los timadores” o “Los impostores”. 
 
    CONCLUSIÓN: 6’5. A medio camino entre el cine de denuncia y el de entretenimiento en cuanto a estafadores y gangsters, muy apoyada en el talento de su reparto, que no evitan la sensación de que podría haber sido mejor. 





sábado, 24 de julio de 2021

Microcíticas Express: Este cuerpo me sienta de muerte/El lobo de Snow Hollow/La invocación

 




   Dirige y coescribe Christopher Landon, que se ha especializado en mezclar comedia y terror, como “Zombie Camp”, e incluso darle una vuelta de tuerca, como hace con el slasher en las dos entregas de “Feliz día de tu muerte” (que me parecen divertídisimas) a las que mezcla con el género de bucles temporales. Ésta también es un slasher pero volviendo a hacer de las suyas el cineasta, haciendo que los personajes principales intercambien sus roles. De tal manera que tenemos a Vince Vaughn con la personalidad de una estudiante adolescente y a
Kathryn Newton con la de un asesino despiadado. Y si funciona es porque ambos están totalmente entregados a sus papeles y a su cambio de roles, especialmente Vaughn, que está genial. Pero ojo que el tono de comedia no le impide tener escenas muy sangrientas que inlcuso tiran del gore. Me ha parecido bastante divertida y no me importaría nada ver una secuela de ésto, con los mismos protagonistas, claro. 6.
 
 
 
  ¿Y si un hombre lobo atacara en Fargo? Supongo que eso es lo que pensó Jim Cummings, guionista y director de la película, hacer un retrato costumbrista de un pueblo repleto de personajes pintorescos y valerse del escenario nevado como uno
más de ellos. El problema es que el retrato ese no se ve porque se centra demasiado en un protagonista totalmente sobreactuado (todo el rato está gritando) y que me ha terminado por hacer gracia de tan torpe que es su personaje. Pero mucho mejor está su compañera de reparto Riki Lindhome, que si parece salida de Fargo. El caso es que a pesar de que la trama consiste es saber si los ataques son obra de un asesino en serie o de un hombre lobo, cosa que se ve venir bastante pronto. El tono es de comedia negra y terror, con momentos de sangre sin complejos. Bueno, una fórmula que en “Un hombre lobo americano en Londres” funcionó de maravilla. Aquí no tanto. Por cierto, es la última película de Robert Foster (a él se la dedican), que incluso en la historia se hacen varios chistes sobre su posible muerte por el empeoramiento de su estado de salud, parece que se lo tomó con humor hasta el final. 5.
 

   Casi puedo imaginarme la conversación del director con el guionista, previa a la gestación de la película. “Pon la excusa que sea para llevar a tres chicas a una casa”.
Pues dicho y hecho, a inventarse unos ritos satánicos. Eso si, dándole una vuelta y convirtiendo a las posibles víctimas en las agresoras, cosa que se ve a los diez minutos. La cuestión es que dos de ellas son Alexandra Daddario y Maddie Hasson, que seamos claros, son muy atractivas pero buenas actrices no son, aunque aquí están tan desatadas, se nota tanto que se lo han pasado bien que casi que lo contagian al espectador. Y poco o nada más que destacar porque la película no es tan gamberra como se cree que es, no es ningún festival de sangre y desenfreno. Hay un momento que parece que lo va a ser pero no se atreven a ir hasta el final. No obstante, si no tenemos el nivel de exigencia muy alto, con las correrías de la Daddario y la Hasson puede valer como entretenimiento a ratos. 3.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...