martes, 17 de octubre de 2017

Los Libros de Zoe: Ofrenda a la tormenta



   AUTOR: Dolores Redondo (San Sebastián, 1969) Publicación: 2014. Genero: Suspense. Autora de la Trilogía del Baztán, “Ofrenda a la tormenta” es la novela que pone el broche a la trilogía iniciada con el “El guardián Invisible” y “Legado en los huesos”.
   SINOPSIS: Aun después de la captura de Berasategui y de la desaparición de su madre, Rosario,  Amaia siente que no está libre de peligro siente un desasosiego y una angustia creciente. La muerte súbita de una niña en Elizondo resulta sospechosa y además, el padre intenta llevarse el cadáver. La bisabuela de la pequeña mantiene que la tragedia es obra de Inguma, un demonio que inmoviliza a los durmientes, se bebe su aliento arrebatándoles la vida durante el sueño. Pero serán los análisis forenses los que convencerán definitivamente a  Amaia de iniciar una investigación que revelara algo mucho más grande de lo que jamás haría llegado a pensar Amaia.
   PERSONAJES: Los personajes están muchos más  evolucionados. De hecho, Amaia es una mujer con sus inseguridades, miedos, preocupaciones, etc... James, su marido ya no es aquel buenazo de antes porque le deja claro a su mujer su punto de vista y hasta dónde puede llegar con él. Ros ya no es la tímida hermana que se deja amedrentar por Flora. En definitiva, son los mismos personajes que en “Legado en los huesos”, personajes muy bien construidos que la lectora ha hecho evolucionar, haciéndolos cada vez más creíbles.
   LO MEJOR: Continuando el rastro de las anteriores novelas aunque con mayor potencia en cuanto al tema mitológico/místico, ya que en esta última entrega profundiza en el mundo de la brujería a través de una secta que está captando gente desde hace mucho años. Este componente que envuelve toda la novela, casi como un personaje más me ha parecido increíble y confiere a la novela de una mayor creatividad. Toda la intriga de las anteriores se condensa en esta y no puedes dejarla ya que el misterio irá aumentando poco a poco y querrás leer más y más.
   LO PEOR: Aun cuando es extremadamente intrigante, de una u otra manera, el lector acaba sabiendo por dónde va la línea argumental hacia la mitad de la novela, quizá ese es el único problema que le veo, que llega un momento que resulta predecible.
   CITAS: “La mayoría de la población se declara laica, agnóstica e incluso atea. Nada más alejado de la verdad. El ser humano busca a Dios desde el principio de los tiempos, porque hacerlo es buscarse a sí mismo y el hombre no puede renunciar a su propia naturaleza espiritual.” “Conocía aquel carácter y se reconocía en él, el de los perpetuamente cabreados con el mundo, el de los que creían que la vida les debía algo y se revolvían ante la sangrante injusticia de que siempre les fuera negado.” “¿Sabemos o creemos que lo sabemos porque es lo que nos han contado? ¿Acaso hemos sometido a pruebas a cada una de las leyes absolutas que tan convencidos aceptamos porque llevan siglos repitiéndonoslas?” “Cuando alguien a quien quieres muere, el mundo no se detiene, pero se reconfigura a tu alrededor como si el eje del planeta se hubiese torcido un poco.”  “Tocar a alguien supone abrir un sendero que no existía, y los senderos pueden recorrerse en ambas direcciones.”
   CONCLUSION: “Ofrenda a la tormenta”, que es la obra que cierra la saga de la Trilogía de Baztan, si lo juzgamos todo a partir de lo que nos cuenta en esta  última entrega de la serie, se deduce que la autora esgrime con extraordinaria habilidad unos hechos que fascinan a los seres humanos desde los tiempos prehistóricos.  De hecho, asegura en el epilogo Dolores Redondo que se ha basado en historias que ha oído desde pequeña, enlazando la mitología ancestral de esa zona del, a veces, llamado “País Vasco-Navarro”, o del Bidasoa, con un hecho real leído en la prensa y gracias también en su educación en una familia con una fuerte base matriarcal. En resumen, “Ofrenda a la tormenta” mantiene la esencia de las anteriores pero mejorándolo completamente en todos los niveles, y cerrando la trilogía magistralmente y dando sentido a las tres novelas que encajan como un guante una con la otra. Resulta la cumbre de una trilogía increíble que no puedes parar de leer. Os invito a que os perdáis entre sus páginas caminando por los paisajes de Baztán.



domingo, 15 de octubre de 2017

Elle



   FICHA TÉCNICA

Película: Elle.
Dirección: Paul Verhoeven.
País: Francia.
Año: 2016.
Duración: 130 min.
Género: Thriller, drama.
Interpretación: Isabelle Huppert, Laurent Lafitte, Anne Consigny, Charles Berling, Virginie Efira, Judith Magre, Christian Berkel, Jonas Bloquet, Alice Isaaz, Vimala Pons, Raphaël Lenglet, Arthur Mazet, Lucas Prisor, Hugo Conzelmann, Stéphane Bak.
Guión: David Birke (Novela: Philippe Djian).
Producción: Saïd Ben Saïd, Michel Merkt.
Música: Anne Dudley.
Fotografía: Stéphane Fontaine.
Distribuidora: SBS Distribution (France).

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Una ejecutiva que dirige un proyecto en una empresa de videojuegos es asaltada y violada un día en su casa. Decide no decírselo a nadie. Pero empezará a sentirse acosada tanto en el trabajo como en su entorno personal. Y no está dispuesta a ser una víctima.
   LO MEJOR: Quien se piense que ésto es un “rape and revenge” a la francesa, no puede estar más equivocado. Es que no tiene absolutamente nada que ver. Esa sería una propuesta demasiado simple para la retorcida visión de un director como Paul Verhoeven. Por cierto, es envidiable la libertad creativa de la que goza este director, porque esta película sería casi imposible en Estados Unidos. Y es que el film puede tener múltiples maneras de interpretarlo. Básicamente en virtud de cómo te la tomes. Si como un drama transgresor o como una comedia corrosiva. Tanto de una como de otra, su digestión resulta perturbadora, incomoda, provocadora y morbosa. Va al límite de la normalidad y muchas veces la sobrepasa. Uno no sabe si la propia violación le ha despertado una filia sexual. Casi la totalidad de las reacciones son extrañas y desconcertantes. Todos los personajes, salvo dos, tienen un lado pero que muy oscuro. Verhoeven ha aliñado su ensalada con bastante intriga, unas gotitas de suspense, no poco humor negro (más que el carbón) y generosa violencia (física explicita y, sobre todo, implícita).
   Interpretación: Vistas ya las interpretaciones de Natalie Portman en “Jackie”, la de Emma Stone en “La La Land”, sabiendo que Meryl Streep estaba en la terna, viendo que Amy Adams se quedaba fuera con “La llegada” y ahora confirmando la soberbia actuación de Isabelle Huppert aquí, se puede decir, que este es uno de los años en los que la competencia para el Oscar a mejor actriz era más dura. Hay que tener en cuenta que el papel fue rechazado por toda la plana de actrices maduras de Hollywood, viéndolo como una granada que les podía explotar en las manos. Sin embargo, Huppert parece haber nacido para él.
   Escena (spoiler): Todo, o casi, gira en torno a la violación, la que nos muestran por dos veces. Más adelante veremos más asaltos sexuales, semiconsentidos. El flashback donde cuenta que su padre fue un monstruo asesino es tremenda. Pero casi más como lo cuenta Elle a un vecino, que luego resulta ser su agresor. De hecho, todo lo ocurrido en la cena de Navidad es para dejar con los ojos como platos. Lo de la animación también tiene su tela y ya no digo cuando se descubre quien es el autor, animación en la que la violan brutalmente. Otra broma del director. Pero la jugada final de Elle es para quitarse el sombrero, confirmando lo fría y calculadora que en realidad es.
   LO PEOR: Hay algo que atrae de la película, y menos mal, porque buena parte de ella transcurre sin que tengamos muy claro hacia donde se dirige. En gran parte por la cantidad de situaciones desconcertantes. Y también porque Verhoeven ha querido tocar tantas vertientes que muchas veces hay sensación de indefinición.
   CITAS: “La vergüenza no es una emoción suficientemente fuerte para impedirnos hacer nada… Créeme”. “Ninguno de nosotros está lo bastante borracho para esta conversación”. “Al parecer, mi padre se ofendió. Esa noche, hizo las rondas. Llamó a todas las puertas, entró en todas las casas de la calle con una escopeta, un mazo de carnicero y  un par de cuchillos de cocina”. “Puedo manejar sádicos. Es mi especialidad”. “Tal vez seamos sólo dos perras con suerte. Pero el hecho es, que quién manda aquí soy yo”.
   REFERENCIAS: Gran parte del cine de Paul Verhoeven tiene connotaciones sexuales. El público conocerá más su etapa americana, que tocaba personajes con gustos un poco especiales e inmorales como en “Instinto básico”, “El hombre sin sombra” y “Showgirls”.
   CONCLUSIÓN: 7’5. A medio camino entre el drama transgresor y la comedia corrosiva, es igualmente perturbadora en cualquiera de los casos.


video

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...