domingo, 29 de noviembre de 2015

Top Personajes: Katniss Everdeen




Nombre: Katniss Everdeen.
Películas: “Los juegos del hambre”, “En llamas”, “Sinsajo, parte 1”, Sinsajo, parte 2”.
Intérpretes: Jennifer Lawrence.
Frases: Gracias por su consideración”. “La esperanza es lo único más fuerte que el miedo”. “Siempre habrá una parte de cada uno de nosotros que no será suya". ”¡El fuego se propaga! ¡Y si nosotros ardemos, tú arderás con nosotros!”. “Te juro que si lloras, te mataré aquí y ahora”. “Las cosas que más amamos son las que nos destruyen”. “La supervivencia del otro significaría la muerte".
   

   En un futuro distópico, el país esta gobernado por una dictadura encabezada por el Capitolio y que somete a los demás estados a participar en los denominados "Juegos del hambre", en los que los jugadores luchan a muerte hasta solo quedar uno. Katniss sustituye a su hermana pequeña para participar. Desde pequeña, ha conocido las técnicas de supervivencia, la vida silvestre y la caza, además de tener una especial habilidad en el uso del arco. Katniss será la elegida para liderar la rebelión de los estados pobres, para erigirse como el símbolo de la libertad, un ave llamado "sinsajo". Está llamada a acabar con una represión que duraba ya 75 años.
















jueves, 26 de noviembre de 2015

Escenas Míticas: Distopías - La naranja mecánica




    Casi como cualquiera de las películas dirigidas por Stanley Kubrick, “La naranja mecánica” está considerada una obra maestra del cine. Curiosamente no es un film por el que tenga una especial devoción, aunque reconozco que es una gran película y un clásico incuestionable que considero imprescindible incluirla en este especial. 




   Parece que Kubrick se adelantó a su tiempo y construyó un relato que bien podría aplicarse a la sociedad actual. Concretamente se hace un retrato de la deformación de valores respecto del sector adolescente, de la juventud, mostrando la devaluación moral extrema sumida en el vandalismo y la ultraviolencia, y eso que aún no existían los smartphones para grabar como le propinan una paliza a alguien, como hacen los adolescentes de hoy en día. 



   Sin embargo, el tema es una ácida crítica sobre el sistema de reinserción en la sociedad, y los métodos de reeducación. La novela de Burguess, en la que se basa la película, escarba en la “Teoría de Ludovico” acerca del condicionamiento de la conducta humana. Algo de lo que también investigó Skinner, acerca de la posibilidad de condicionar a un sujeto a asociar algo desagradable con una conducta, con el fin de evitarla. No obstante, en principio, esos experimentos fueron realizados con animales. En seres humanos, se condiciona a la persona a que sea incapaz de hacer daño. Lo que cuestiona la película son los efectos secundarios del tratamiento, que hace que la persona en cuestión tampoco sepa defenderse.  



    Abordemos ahora los aspectos estilísticos. En cuanto a diseño, la película es prácticamente perfecta. Cada decorado está absolutamente recreado de forma artística; el bar, la casa, sobretodo en cuanto a interiores. Inspirado en la corriente “pop art”, de colores blancos y muebles curvos, de formas redondeadas. Es muy llamativa la imagen visual en el film. 



   Es conocida la afición de Kubrick por incluir música clásica en sus películas. “2001, una odisea en el espacio” es un claro ejemplo de ello. Pero si allí lo utilizó para mostrarnos la armonía que nos proporciona la contemplación del espacio, aquí usó como efecto potenciador de las escenas de violencia, que son bastantes, como con la novena sinfonía de Beethoven, entre otras. 



   Sinceramente no es una película que me resulte cómoda de ver, la extrema violencia con el efecto multiplicador que mencionaba de la música y su agresiva temática con secuencias como la que hemos visto de la violación y el momento “ojos abiertos”, pero indudablemente es una película especial. 



   En el momento de su estreno, fue censurada en varios países, entre ellos España, Argentina, Australia, Finlandia, Alemania, Holanda, Noruega, Suecia, México, Japón. Y en Reino Unido fue clasificada como “X”. Por cierto que el rostro icónico de la película, Malcolm McDowell no tuvo una carrera muy exitosa. Fue “Calígula” en la película de homónimo título y de dudosa calidad. Sin embargo, interpretó al Dr. Loomis en los remakes de “Halloween” de Rob Zombie.

martes, 24 de noviembre de 2015

Los libros de Zoe - Fahrenheit 451




AUTOR: Ray Douglas Bradbury (1920 - 2012). Publicación: 1953. Género: Ciencia ficción. Novelista estadounidense. Alcanzó la fama con la recopilación de sus mejores relatos en la novela Crónicas marcianas (una serie de narraciones en las que lleva a cabo una sátira de la sociedad y la cultura actual). En 1953 publica Fahrenheit 451, su obra más emblemática y que lo encumbró como uno de los mejores autores de ciencia ficción de la historia. Bradbury critica ferozmente en la novela la censura y la tecnología. En 1988 fue nombrado Gran Maestro Nébula (Los Premios Nébula los concede desde 1965 la Asociación de Escritores de Ciencia Ficción de América  y está considerado el Nobel de la ciencia ficción, a diferencia de los Premios Hugo, en éstos se premia la calidad literaria).
   SINOPSIS: Otro clásico de la literatura utópica que, en este caso, tiene lugar en un futuro carente de libros. El título alude a la temperatura a la arde el papel. Guy Montag es un bombero pero en la sociedad recreada por Bradbury su trabajo consiste única y exclusivamente en la quema de libros, ya que están prohibidos puesto que son los causantes de las desavenencias y sufrimientos en la sociedad. Así, es perseguido y amenazado de muerte hasta que logra escapar de la ciudad y emprende un nuevo camino junto a otras personajes, como la gran mayoría académicos apartados de la colectividad, al no ser ya necesarios para transmitir enseñanzas y conocimientos, constituyéndose ellos mismos como libros ambulantes y encargados de ser los únicos capaces de preservar, para las generaciones venideras, los conocimientos perdidos.
   PERSONAJES: Guy Montag: uno de los bomberos, convencido de que su función es la correcta, sumergido en esa inexistente felicidad, hasta que se encuentra con Clarisse: es una joven diferente, competente, capaz de observar y asombrarse por todo lo que la rodea y sobre todo capacitada para cuestionar todo y a todos y que consigue con su frescura que Guy recupere el placer por la lectura. Dicha circunstancia lo lleva a revelarse contra el sistema y  contra su jefe Beatty: bombero y que desempeña todos los cánones utópicos del gobierno, y es por ello que dada la situación en uno de los capítulos del libro hace una visita a Guy y explica el porqué es necesaria su labor como bombero la  cual podría resumirse en ser “Guardianes de la Felicidad”. Mildred: mujer de Montag. Confía a ciegas en el sistema impuesto,  pertenece  a la idiotizada sociedad cuyas máximas esperanzas se centran en la compra de ropa, piscinas y televisores lo más grandes posibles para así inundar de ficción su vida a través de los programas televisivos.
   LO MEJOR: Novela fascinante y profética (si tenemos en cuenta que fue escrita en 1953), ágil y de prosa sencilla y directa. Describe una sociedad en la que se ha prohibido la lectura y abolido la escritura, siendo los únicos medios de comunicación y enseñanza la televisión y la radio. Los periódicos son comics sin texto alguno. Se dice que Bradbury se inspiró en la persecución y quema de libros de la Alemania Nazi, si bien el autor siempre describió su novela como una crítica a la cultura todopoderosa de la televisión. El relato es proclive a diversas lecturas e interpretaciones, pero sin duda existe un paralelismo con los regímenes totalitarios donde la libertad de pensamiento está reprimida. No existe excepción en cuanto a los libros, ninguno está permitido ya sean de poesía, filosofía, ficción… Ninguno sobrevive a la cacería. La cultura es la víctima y el elemento desestabilizador. Dado el desconocimiento que provoca el no leer, nadie posee profundidad de pensamiento ni individualidad. Son autómatas sin sentimientos, sumergidos en la rutina e indiferentes entre sí, lo que pone en evidencia la banalidad de la cultura de esta sociedad mostrada por el autor. Rebelarse  es síntoma de pasar a ser un individuo, no mediocre y ajeno a la globalización.
      LO PEOR: Ciertos toques de excesiva  intelectualidad pueden resultar molestos para según quien, de hecho los diálogos entre Montag y Clarisse son verdaderamente insólitos y antinaturales de acuerdo con la actualidad imperante. Y todo ese aire de tristeza que sobrevuela el libro desde la primera página hasta la última,  puesto que nos muestra que una población con un idéntico nivel intelectual es siempre más fácil de manipular y someter (igual que en “1984” de Orwell o la novela gráfica “V de Vendetta de Alan Moore y David Lloyd, en las que la cultura es considerada una lacra y el máximo exponente de una de las mayores debilidades de la sociedad). El carácter revolucionario de los libros es indiscutible y por ello deben ser calcinados con el fin de proteger a la sociedad.
    CITAS:¿Le gustaría, Montag, leer alguna vez la República de Platón? ¿Le gustaría leer a Marco Aurelio? “Quiero presentarle también a Jonathan Swift... Y este otro señor es Charles Darwin, y este otro es Shopenhauer, y éste es Einstein...”Tiene que haber algo en los libros, cosas que no podemos imaginar, para que una mujer se deje quemar viva. Tiene que haber algo. Uno no muere por nada” ”Dicen que soy insociable. No me mezclo con la gente. Es raro. Soy muy sociable realmente. Todo depende de lo que se entienda por social ¿no es cierto? Para mí ser social significa hablar con usted de cosas como éstas”No nacemos libres e iguales, como dice la Constitución, nos hacemos iguales. Todo hombre es la imagen de todos los demás, y todos somos así igualmente felices” “La conclusión es muy sencilla. Un libro, en manos de un vecino, es un arma cargada”.
   CONCLUSION: Fahrenheit 451 es  una utopía perversa donde nada tiene que ver con el arquetipo de una sociedad ideal, en la que habiendo prohibido la lectura (leer implica pensar y razonar y por ende, no ser feliz) todo el mundo debe vivir en armonía inmersos en una falsa felicidad y un vacío existencial que únicamente pueden olvidar a base de adquirir cuantos más bienes materiales les sean posibles y obtener éxito laboral. La verdad de fondo y que le interesa al Gobierno es controlar a todos los individuos, manejarlos a su antojo como si de simples marionetas se tratasen con la excusa de la creación de una sociedad del bienestar. Bradbury, con esta novela, realiza varias críticas muy profundas, critica la sociedad del consumismo y la tecnología, critica el hecho de que actualmente se esté dando el caso de que la gente prefiera ver la televisión a leer, critica a los gobiernos utilitaristas y opresores que utilizan la demagogia y la mentira con el fin de controlar a su nación. Ataca asimismo la época que se vivió en USA (al final de la II Guerra Mundial) una época en la que el gobierno aspiró a  tranquilizar a la población y despistarla para que no cayera en diatribas morales acerca de la utilización de la bomba atómica. El lector se sentirá afligido puesto que lo que se describe no es puramente ciencia ficción, ya que en la actualidad existen muchos gobiernos extremistas que aíslan totalmente al pueblo (Corea del Norte, por poner un ejemplo). Y de igual manera en nuestra sociedad actual  existen personas ignorantes que no han leído un libro en su vida, y que son manipulados por la cultura de la telebasura y de la desinformación. De hecho, la televisión es un medio cada día más estúpido que se cuela gradualmente en nuestras vidas. Si mezclamos todos estos componentes, nos hallamos ante la sociedad que describe Bradbury. Debemos reflexionar, y esta novela es un medio para ello. Suerte.




domingo, 22 de noviembre de 2015

Música de Película: James Bond




    El repertorio de canciones de la saga James Bond es ampliamente extenso. El tema principal tras el prólogo de cada película en los títulos de crédito de presentación, que propiamente suponen un videoclip en si mismo dotado de gran creatividad artística es uno de los clásicos en dicha saga. No es de extrañar, encontrarse nombres de cantantes de sobrado nivel interpretándolos pues supone una nota de prestigio en sus currículums. La selección que he hecho pertenece a las franquicias de los últimos Bonds, Pierce Brosnam y Daniel Craig.



Tema: Goldeneye.
Película: Goldeneye.
Intérprete o compositor: Tina Turner.



Tema: Tomorrow never dies.
Película: El mañana nunca muere.
Intérprete o compositor: Sheryl Crow.



Tema: The world is not enough.
Película: El mundo nunca es suficiente.
Intérprete o compositor: Garbage.



Tema: Die another day.
Película: Muere otro día.
Intérprete o compositor: Madonna.


Tema: Skyfall.
Película: Skyfall.
Intérprete o compositor: Adele.

jueves, 19 de noviembre de 2015

Spectre



   FICHA TÉCNICA

Título: 007 Spectre.
Dirección: Sam Mendes.
Países: Reino Unido y USA.
Año: 2015.
Duración: 148 min. 
Género: Acción, thriller.
Interpretación: Daniel Craig (James Bond), Ralph Fiennes (M), Ben Whishaw (Q), Naomie Harris (Moneypenny), Léa Seydoux  (Madeleine Swann), Dave Bautista (Sr. Hinx), Christoph Waltz (Oberhauser), Monica Bellucci (Lucia Sciarra). 
Guión: John Logan, Neal Purvis, Robert Wade y Jez Butterworth; basado en los personajes creados por Ian Fleming.
Música: Thomas Newman.
Fotografía: Lee Smith.

CRÍTICA

   SINOPSIS: Siguiendo las indicaciones de su antigua y ya difunta jefa, Bond descubre la existencia de una organización secreta llamada Spectre. Mientras tanto, el MI6 es cuestionado por sus “arcaicos” métodos.
   LO MEJOR: En la crítica de “Skyfall” destaqué que Sam Mendes había aunado lo que era James Bond hasta el momento y lo que sería con él.  Por tanto, era previsible suponer que continuaría en la línea de la segunda parte de la película antes mencionada. Y ¿cuál es? Principalmente apoyar la historia en  un argumento sólido, no tan al servicio del espectáculo y esclavizada por las  escenas de acción. Aun así es más espectacular que su predecesora y busca cautivar al espectador con lo que busca un seguidor del agente de MI6 (Servicio secreto británico), un buen ritmo en pantalla. Vuelve a las variadas localizaciones de grandes urbes mundiales como escenarios visuales del film. Me ha gustado mucho el tratamiento que le dan al tema del terrorismo de Estado, que claramente denuncia y situando a las corrientes  internas de los servicios secretos como principales amenazas de la paz mundial. Eso sí, con una apreciable mejoría en cuanto al tono sarcástico del personaje de James Bond.
   Interpretación: Confieso que no hice ninguna fiesta cuando me enteré de la designación de Daniel Craig como nuevo James Bond. Tras verle en “Casino Royale” me callé la boca para no tener que volver a abrirla. No solo me parece acertadísima sino que me parece a la altura de mismísimo Sean Connery y por encima de Roger Moore. Con el tiempo, esto que puede parecer una sacrílega afirmación, adoptará cada vez más sentido al poder apreciarlo con perspectiva. Su composición del personaje más humanizada y pasional, con un toque de  seriedad extra es brillante. En cuanto al villano, Christophe Waltz, sus minutos en pantalla acrecientan el interés exponencialmente. El problema es que son muy pocos para mi gusto. Aunque es de esperar que tengamos más de él. Lea Seydoux cumple pero no pasará a la historia como una gran chica Bond. Me hizo echar de menos a Eva Green. Gran diálogo el que aporta el señor Batista, diría que solo una palabra, “mierda”,  para más señas. Aunque he de reconocer que me paga como matón. Y lo de Monica Bellucci es más un cameo que una actuación. Lástima.
   Escena (spoiler): Tiene un grandísimo comienzo, el mejor de la franquicia con Daniel Craig. Toda la secuencia en México D.F. es la mejor muestra de la verdadera esencia de James Bond. Luego hay otras muestras clásicas de la saga, como la persecución con suculentos vehículos impresionantes por absolutamente toda la ciudad. El enfrentamiento de la pareja Craig/Seydoux-Batista en el tren. O la demolición del edifico final. Pero si hay un clásico o casi diría una tradición son los títulos de crédito tras el prólogo. Me parecen  especialmente artísticos los de este film.
   LO PEOR: Lo dije con “Skyfall” y es de ley reincidir en ello. San Mendes no es el director más adecuado para una película de 007. Me parece muy loable darle a la película un aire menos basado en el espectáculo pero habría que explicarle que es la esencia de esta longeva y dilatada saga. La desmesurada duración no ayuda al ritmo de la narración, volviendo a caer en ese fallo como en su anterior película.
   CITAS:Incendia ciudades, y ves cómo arden las personas, y así convences a los gobiernos que se unan a una red de inteligencia que tú pagaste. No es tan complicado”. “Mientras tú viste lo que tenías en frente, te topaste conmigo muchas veces, pero jamás me viste”. “Una licencia para matar... es también una licencia para no hacerlo”. “Me parece que dije 'devuélvelo en una pieza', no 'devuelve una pieza”. “Usted es una hoja en manos de un huracán”. “Un Martini con vodka, agitado, no mezclado”.
   REFERENCIAS: Sigue el camino marcado por “Skyfall” por el propio Mendes a la cual no consigue superar en líneas generales. Le recomendaría que se repasara el trabajo de Martin Campbell iniciando las franquicias de Pierce Brosnan y Daniel Craig con  “Golden Eye” y “Casino Royale” (la mejor)
   CONCLUSIÓN: 8. Sigue la senda marcada por “Skyfall”.



martes, 17 de noviembre de 2015

Escenas Míticas: Distopías - THX 1138






   Claro, tenemos tan estigmatizado a George Lucas con “Star Wars” que nos parece que no haya hecho otra cosa. Y de no ser por sus orígenes, casi seria así,  pero lo cierto es que anteriormente a dedicarse a rodar a las galaxias, Lucas dirigió dos películas muy interesantes, una es ésta y la siguiente fue “American Graffiti”.




   “THX 1138” supuso el debut de George Lucas con el formato de largometraje, pero estaba basado en un corto rodado en su etapa de formación universitaria titulado “Electronic Laberinth THX-1138:4EB”. Ahí es nada, se las trae el titulito,  que a su vez estaba inspirado en “1984” y “Un mundo feliz”.



   Es conocida la amistad que tenían algunos de los grandes genios de su generación, tales como Brian de Palma, Steven Spielberg, Martin Scorssese,  Francis Ford Coppola y George Lucas. De hecho para hacer posible este film Coppola y Lucas se asociaron y crearon la productora American Zoetrope, Lucas ejerció de guionista y director, mientras que Coppola asumió la tarea de productor.



   De hecho, el actor elegido como protagonista de “THX 1138” fue Robert Duvall, quien también fue elegido por Coppola como “consiglieri” de su “Padrino” y que a la postre, participaría también en “Apocalipse now” y se convertiría en un excelente actor. Por cierto, aun sin Oscar, inexplicablemente.



   La estética del film tiene un estilo muy marcado. Ambientada en agobiantes escenarios completamente blancos, muy al “art pop” de Kubrick en “La naranja mecánica”. Aunque también posee algunas imágenes al “….. pelis” de Fritz Lang. Lucas no esconde sus variadas influencias en el proyecto.



   El hecho de que todos los personajes fueran rapados respondía a una petición del propio director, que insistía en ese detalle, para otorgar una deshumanización de la imagen de los propios personajes. Al igual que  la de los vigilantes,  esos androides, sin vida,  vestidos de policía con cascos metálicos. 



   Como curiosidad decir que THX 1138  es la matrícula de uno de los coches que aparecen en la segunda película de George Lucas “American Graffiti”, en la que repetiría con Coppola como productor, y aparecerían actores fichados posteriormente por su amigo Spielberg, como Harrison Ford o Richard Dreyfuss.

domingo, 15 de noviembre de 2015

Breaking Bad



   FICHA TÉCNICA

Película: Breaking Bad.
País: USA.
Año: 2008
Duración: 62 capítulos (45 min cada uno(.
Género: Drama, thriller, policíaco
Guión: Vince Gilligan, George Mastras, Peter Go Moira Walley-Beckett, Thomas Schnauz, John Shiban, Gennifer Hutchison, J. Roberts
Música: Dave Porter.
Fotografía: Michael Slovis, Reynaldo Villalobos, Nelson Cragg, Peter Reniers
Distribuidora: AMC.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Un profesor de química es diagnosticado con cáncer de pulmón. A partir de ahí, decide aprovechar sus conocimientos para la elaboración de la mejor metanfetamina del mercado con el objetivo de dejarle la mayor cantidad de dinero posible a su familia. Pero tendrá que pagar un precio por ello.
   LO MEJOR: Estamos ante la serie de televisión más premiada de todos los tiempos. Cosechando alabanzas tanto de la prensa especializada como del público. ¿Cómo definirla? No es nada fácil pues no responde a ningún cliché de género específico. Comienza como una especie de tragicomedia que auna el drama más profundo con el humor negro. Pero la serie evoluciona hacia el lado más oscuro acompañando a los protagonistas en su viaje por su descenso a los infiernos. Además, el trasfondo es más complejo de lo que pueda parecer en un principio. Por un lado nos habla de la innegable necesidad del dinero, de la posibilidad de conseguirlo más rápidamente y en mayor cuantía por medios ilegales. Para ello, el guión no está exento de afilados puyazos al sistema médico americano mediatizado por los seguros, del poder de los cárteles mejicanos y su influencia en el narcotráfico y el crimen organizado estadounidense. Encima, el formato es ciertamente novedoso. La narración no es completamente lineal, siendo el montaje una de sus bazas más interesantes. Por ejemplo, los prólogos siempre contienen nexos de información con capítulos pasados o que están por llegar. Y no faltan las ingeniosas sorpresas, los revirados giros del argumento. Tampoco una generosa carga de violencia que si bien no es cuantiosa si bastante contundente en su dosificada aportación.
   Interpretación: Se puede afirmar que la serie basa sus mejores opciones en la relación de sus dos protagonistas principales, Bryan Cranston y Aaron Paul. Los dos actores no podían pegar menos a priori pero demuestran una asombrosa química (nunca mejor dicho) en pantalla. Casi podría decirse que es como una buddy movie. Pero lo verdaderamente enriquecedor de sus interpretaciones es la evolución del sus respectivos personajes. No sería descabellado decir que es la narración de su transformación de Jeckill a Hyde. Mucho más patente y centralizado ésto en Walter White (Cranston) que realiza una de las actuaciones más deslumbrantes que un servidor haya visto con la metamorfosis de un frustrado, apocado pero inteligentísimo profesor de química en un orgulloso, egocéntrico, manipulador y carente de escrúpulos capo del mundo del narcotráfico. Porque Heisenberg no es otra cosa que el Hyde de Walter White, a los que hay veces que es difícil diferenciar. Los secundarios son también muy interesantes y contienen peculiaridades que influyen en la historia, como son Gus Fring, Saul Goodman, Skyler White, Mike o Hank Schrader.
   Escena (spoiler): Voy a citar algunos ejemplos de las innumerables que hay. Una de las más hilarantes es la de hacer desaparecer un cadáver por medio de ácido sulfúrico en una bañera. También muy cómico el de la mosca. La muerte de Jane, la novia de Pinkman (Aaron Paul) ante la pasividad de Walter marca un punto de inflexión. Las muertes de Tuco, de Gail, el científico que iba a sustituir a Walter, el atropello de los camellos que habían matado a un niño, el descabezamiento sobre la tortuga de Dany Trejo o el degollamiento de uno de los hombres de Gus por él mismo. Hay importantes tiroteos como el intento de asesinato de Hank a manos de los dos hermanos del cártel o el de los nazis que esta vez si consiguen acabar con su vida. Momentos enormemente tensos como el enfrentamiento precisamente de Hank con Walter, el atentado a Gus, y desde luego, el apoteósico final. Digno colofón a un gran in crescendo durante toda la quinta temporada.
   LO PEOR: Hasta llegar al final de la segunda temporada, tuve varios conatos de abandono y de no ser por la insistencia de las personas que me la recomendaron, lo habría hecho. Resultaban excesivamente lentas y la evolución de la historia parecía estancada. Después te das cuenta que es un trance por el que era necesario pasar, que eran piezas fundamentales y que la espera merecía ampliamente la pena.
   CITAS: "Si crees que hay un infierno, nosotros vamos casi seguro hacia allá. Pero no me voy a recostar hasta que llegue". "Alguien tiene que proteger a esta familia del hombre que protege a esta familia". “Sus jefes están muertos, no tienen a nadie más por quien luchar, llenen sus bolsillos y váyanse en paz o vengan a luchar y mueran” “Un hombre abre la puerta y recibe un disparo, ¿y piensas que soy yo? ¡No! Yo soy el que llama”. “WW, ¿sabes que es eso? ¿Woodrow Wilson? ¿Willy Wonka? Walter White". “- ¿Qué ha pasado? - Que he ganado”. “- Di mi nombre. – Heisenberg - Has acertado de pleno".
   REFERENCIAS: Muy complicada de calificar en el ámbito televisivo. Habría que buscarlas en el cinematográfico. Diría que tiene toques del cine de gangsters de Tarantino. Incluso algunos otros de Scorsese en plan “Uno de los nuestros”. La mala uva de de películas como “Very bad things” y la ambientación de ciertas fases de “Traffic” o “Salvajes", de Oliver Stone. Es que le veo hasta influencia del spaghetti western.
   CONCLUSIÓN: 9. Brillante, de lo mejor que se ha hecho para la televisión.



jueves, 12 de noviembre de 2015

Escenas Míticas: Distopías - V de vendetta




   Es una de mis películas favoritas. Basada en la novela gráfica del fantástico Alan Moore, cuya lectura y (visión) recomiendo. La fidelidad del guión de la película a lo narrado por Moore, con sus licencias, es muy aceptable, y el film ha quedado como un título de culto, aunque su recibimiento en taquilla, ya en 2005 fue bastante buena. 




    Es curioso que haya gran cantidad de películas de género distópico de nacionalidad británica, retratando un futuro gobierno, que casi siempre entroncan con una posible dictadura. Quizá se deba a que el cine de este género y otros, se han sentido reprimidos artísticamente por la censura británica. Un ejemplo de ello es "La naranja mecánica".



   Mucha atención a los conceptos que maneja el argumento, que incluso son susceptibles (y ya ocurrió en su momento) de hacer apología del terrorismo. No estoy de acuerdo, aunque entiendo la base de la afirmación. Es decir, el objetivo del protagonista (V) es la libertad del pueblo, libertad que pretende mediante la revolución, revolución que lleva a cabo provocando una serie de atentados terroristas. Pero claro hoy en día, incluso manifestarse reclamando tus derechos es un acto delictivo, y un atentado terrorista o un atentado el estado preestablecido. 



   Uno de los detalles más interesantes del guión son la fuerza de ciertas frases y ese es uno de los motivos por lo que la película atrapa tanto, a cual más rompedora, que provocan a la reflexión y son extraordinariamente profundas. Por citar algunos ejemplos, que no puedo resistirme: 

El pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían de temer al pueblo”. 
“Este concierto se lo dedico a la señora Justicia en honor a las vacaciones que parece se está tomando”. 
“Anarquía significa sin líderes, no sin orden”.
 "Mi padre solía decir que los artistas mienten para decir la verdad mientras que los políticos mienten para ocultarla".
 "Los símbolos tienen el valor que les da la gente, por sí solo un símbolo no significa nada".


 

   El film utiliza como reclamo un hecho histórico que en realidad nunca tuvo lugar. Me explico, V se inspira, para propiciar un golpe de estado, en la denominada “conspiración de la pólvora” en la que un grupo de católicos planearon, en 1605, volar el Parlamento Inglés, utilizando 36 barriles de pólvora, para acabar con la represión religiosa. El ataque fue devastador, pero cada 5 de noviembre se rememora ese día en cuestión.



    El reparto está integrado por actores principalmente ingleses, como son Hugo Weaving (no llegamos a verle el rostro en todo el metraje), Stephen Rea, Stephen Fry, y Jonh Hurt. Curiosamente, éste ya aparecía como víctima reprimida en otra célebre película de tipo distópico, “1984” (que también será objeto de comentario en este ciclo) y que paradójicamente aquí hace de dictador, un claro guiño. Y por otro lado tenemos a la bella Natalie Portman. 



     Extrañamente la carrera del director James Mcteigue ha sido extraordinariamente poco prolífica hasta ahora, con otros dos títulos tan dispares como “Ninja Assasin” y el “El enigma del cuervo”. En cuanto a las influencias, se ha dicho que está influida por “Matrix”. Podría ser. Lo que es indiscutible es la inspiración de “El conde de Montecristo” al cual citan en varias ocasiones e incluso “El fantasma de la opera”, otro personaje oculto tras una máscara.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...