domingo, 15 de noviembre de 2015

Breaking Bad



   FICHA TÉCNICA

Película: Breaking Bad.
País: USA.
Año: 2008
Duración: 62 capítulos (45 min cada uno(.
Género: Drama, thriller, policíaco
Guión: Vince Gilligan, George Mastras, Peter Go Moira Walley-Beckett, Thomas Schnauz, John Shiban, Gennifer Hutchison, J. Roberts
Música: Dave Porter.
Fotografía: Michael Slovis, Reynaldo Villalobos, Nelson Cragg, Peter Reniers
Distribuidora: AMC.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Un profesor de química es diagnosticado con cáncer de pulmón. A partir de ahí, decide aprovechar sus conocimientos para la elaboración de la mejor metanfetamina del mercado con el objetivo de dejarle la mayor cantidad de dinero posible a su familia. Pero tendrá que pagar un precio por ello.
   LO MEJOR: Estamos ante la serie de televisión más premiada de todos los tiempos. Cosechando alabanzas tanto de la prensa especializada como del público. ¿Cómo definirla? No es nada fácil pues no responde a ningún cliché de género específico. Comienza como una especie de tragicomedia que auna el drama más profundo con el humor negro. Pero la serie evoluciona hacia el lado más oscuro acompañando a los protagonistas en su viaje por su descenso a los infiernos. Además, el trasfondo es más complejo de lo que pueda parecer en un principio. Por un lado nos habla de la innegable necesidad del dinero, de la posibilidad de conseguirlo más rápidamente y en mayor cuantía por medios ilegales. Para ello, el guión no está exento de afilados puyazos al sistema médico americano mediatizado por los seguros, del poder de los cárteles mejicanos y su influencia en el narcotráfico y el crimen organizado estadounidense. Encima, el formato es ciertamente novedoso. La narración no es completamente lineal, siendo el montaje una de sus bazas más interesantes. Por ejemplo, los prólogos siempre contienen nexos de información con capítulos pasados o que están por llegar. Y no faltan las ingeniosas sorpresas, los revirados giros del argumento. Tampoco una generosa carga de violencia que si bien no es cuantiosa si bastante contundente en su dosificada aportación.
   Interpretación: Se puede afirmar que la serie basa sus mejores opciones en la relación de sus dos protagonistas principales, Bryan Cranston y Aaron Paul. Los dos actores no podían pegar menos a priori pero demuestran una asombrosa química (nunca mejor dicho) en pantalla. Casi podría decirse que es como una buddy movie. Pero lo verdaderamente enriquecedor de sus interpretaciones es la evolución del sus respectivos personajes. No sería descabellado decir que es la narración de su transformación de Jeckill a Hyde. Mucho más patente y centralizado ésto en Walter White (Cranston) que realiza una de las actuaciones más deslumbrantes que un servidor haya visto con la metamorfosis de un frustrado, apocado pero inteligentísimo profesor de química en un orgulloso, egocéntrico, manipulador y carente de escrúpulos capo del mundo del narcotráfico. Porque Heisenberg no es otra cosa que el Hyde de Walter White, a los que hay veces que es difícil diferenciar. Los secundarios son también muy interesantes y contienen peculiaridades que influyen en la historia, como son Gus Fring, Saul Goodman, Skyler White, Mike o Hank Schrader.
   Escena (spoiler): Voy a citar algunos ejemplos de las innumerables que hay. Una de las más hilarantes es la de hacer desaparecer un cadáver por medio de ácido sulfúrico en una bañera. También muy cómico el de la mosca. La muerte de Jane, la novia de Pinkman (Aaron Paul) ante la pasividad de Walter marca un punto de inflexión. Las muertes de Tuco, de Gail, el científico que iba a sustituir a Walter, el atropello de los camellos que habían matado a un niño, el descabezamiento sobre la tortuga de Dany Trejo o el degollamiento de uno de los hombres de Gus por él mismo. Hay importantes tiroteos como el intento de asesinato de Hank a manos de los dos hermanos del cártel o el de los nazis que esta vez si consiguen acabar con su vida. Momentos enormemente tensos como el enfrentamiento precisamente de Hank con Walter, el atentado a Gus, y desde luego, el apoteósico final. Digno colofón a un gran in crescendo durante toda la quinta temporada.
   LO PEOR: Hasta llegar al final de la segunda temporada, tuve varios conatos de abandono y de no ser por la insistencia de las personas que me la recomendaron, lo habría hecho. Resultaban excesivamente lentas y la evolución de la historia parecía estancada. Después te das cuenta que es un trance por el que era necesario pasar, que eran piezas fundamentales y que la espera merecía ampliamente la pena.
   CITAS: "Si crees que hay un infierno, nosotros vamos casi seguro hacia allá. Pero no me voy a recostar hasta que llegue". "Alguien tiene que proteger a esta familia del hombre que protege a esta familia". “Sus jefes están muertos, no tienen a nadie más por quien luchar, llenen sus bolsillos y váyanse en paz o vengan a luchar y mueran” “Un hombre abre la puerta y recibe un disparo, ¿y piensas que soy yo? ¡No! Yo soy el que llama”. “WW, ¿sabes que es eso? ¿Woodrow Wilson? ¿Willy Wonka? Walter White". “- ¿Qué ha pasado? - Que he ganado”. “- Di mi nombre. – Heisenberg - Has acertado de pleno".
   REFERENCIAS: Muy complicada de calificar en el ámbito televisivo. Habría que buscarlas en el cinematográfico. Diría que tiene toques del cine de gangsters de Tarantino. Incluso algunos otros de Scorsese en plan “Uno de los nuestros”. La mala uva de de películas como “Very bad things” y la ambientación de ciertas fases de “Traffic” o “Salvajes", de Oliver Stone. Es que le veo hasta influencia del spaghetti western.
   CONCLUSIÓN: 9. Brillante, de lo mejor que se ha hecho para la televisión.


video

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...