jueves, 3 de noviembre de 2016

Anexo JFK, caso abierto




    1. LOS HECHOS: 

   El 22 de noviembre de 1963, a las 12:30, el presidente de los Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy es alcanzado por dos disparos mientras circulaba en una comitiva en coche por la ciudad de Dallas, en la Plaza Dealy. El acto formaba parte de la campaña de reelección para el estado de Texas. Kennedy es declarado muerto a la 13:00 por el equipo médico del Hospital Parkland aunque se anuncia oficialmente a las 13:38. El 25 de noviembre se celebra el funeral. El 29 de noviembre comienza la investigación de la Comisión Warren que ya en 1964, diez meses después del magnicidio, concluye que el responsable del mismo fue Lee Harvey Oswald en solitario.


   2. DATOS SOPECHOSOS:

-             a. Anterior al asesinato.

-            - Seguridad: Llama la atención la nefasta seguridad para un evento en el que participaba el presidente de los Estados Unidos. Sobre todo si tenemos en cuenta que Dallas era una ciudad donde no era muy apreciado. Aun así se le proporcionó un coche descapotable, cuando podría habérsele provisto de una capota blindada transparente. Tampoco se sintió la seguridad en las calles cuando lo lógico hubiera sido proveer toda la ruta de agentes a ambos lados del camino. Es decir, que era relativamente fácil acercarse al coche en el cual circulaba. Por no hablar precisamente de una ruta extraña donde se hace girar a la comitiva por una calle por la cual el coche se ve obligado a reducir la velocidad a menos de 10 km/hora. Además de dejar múltiples ventanas abiertas. 


        - Durante: La versión oficial contabiliza tres disparos de los cuales dos dan en el blanco. Dos disparos para siete heridas que sumaban entre Kennedy y el Gobernador Connally, dos el primero y cinco el segundo. Para explicarlo nos contaron que la segunda bala atravesó el cuello de JFK y alcanzaría a Connally atravesando también el cuerpo de éste en cuatro  ocasiones con sus respectivos giros y quiebros por el camino y sin apenas deformarse físicamente. No es extraño que se la considere “la bala mágica”. 

           
          - Intervalo: Además de la proeza de disparar en tres ocasiones, en un tiempo de 8,4 segundos, a un blanco que se alejaba desde unos 80 metros iniciales (con árboles de por medio) hasta los 140 del tercer disparo, todo ello con un rifle Manlincher Carcano (un arma sumamente barata) que solo en cargar el cerrojo ya se tardaba de 2,2-2,4 segundos sin contar el retroceso y el tiempo de apuntar. En las pruebas practicadas por varios de los expertos francotiradores más destacados, ninguno de ellos logró igualar tal proeza. De ser un solo tirador, lo más lógico hubiera sido dispararle de frente mientras bajaba por la Avenida Houston donde hubiera contado con varias oportunidades. Por cierto, Oswald era un pésimo tirador.


-          - Tercer disparo: Para colmo, la reacción de la cabeza del presidente al ser alcanzado por el tercer disparo no encaja con una trayectoria desde el Depósito de Libros donde se supone que atentaba Oswald que debería haberse desplazado hacia adelante. No fue así, sino que la cabeza de Kennedy se desplazó hacia atrás y hacia la izquierda como si el disparo proviniese  desde delante de la limusina y a la misma altura de la comitiva, probablemente desde la propia cerca, desde la cual varios testigos afirmaron haber escuchado disparos, que tampoco serían 3 sino entre 6 y 8, aunque cuando testificaron se les “animó” a cambiar esta versión aduciendo que “quizás había sido el eco”.
          

        Y todo esto tras producirse la casualidad de que una persona a la cual nunca se identificó abrió un paraguas negro justo al paso del coche de JFK y en el preciso instante previo al inicio de los disparos cuando el presidente se encontraba en el centro de una encrucijada entre los tres puntos donde era más adecuado que se colocaran francotiradores. ¿Casualidad?  

video
Película Zapruder

   b. Después del asesinato.

-             - Autopsia: Existen serias contradicciones entre lo que atestiguan los equipos médicos del Parkland en Dallas, y los de Bethesda, donde se realizó la autopsia. En Dallas, aparte de realizarle una traqueotomía por el orificio de la bala del cuello, lo cual enmascaraba si era de entrada o de salida y, por lo tanto, crucial para saber desde donde recibió este disparo, la herida de la cabeza era menor que la que revelaban las fotos de la autopsia en la cual era imposible adivinar desde donde vino el tercer disparo que quizá hubiera podido ser identificado según la herida descrita en Dallas.


-          - Coche: El Lincoln donde viajaba Kennedy fue exhaustivamente limpiado por orden de Lyndon B. Johnson. Y no de una forma cualquiera. Fue desmantelado y vuelto a montar tras el limpiado individual de cada una de las piezas del coche. ¿porqué?
-          - Testigos: A lo largo de los siguientes días, meses e incluso años, alrededor de una centena de testigos, la mayoría obviados por la Comisión Warren, se produjeron numerosos cambios en las declaraciones originales de éstos, misteriosos accidentes de tráfico y asesinatos por parte de delincuentes "comunes".  Una de las labores de silenciación más efectivas de la historia.
-          - Fotos: La Comisión Warren mostró una foto de Oswald portando el rifle con el cual supuestamente  atentaría contra el presidente. Dicha foto tenía una evidente sospecha de haber sido manipulada, colocando la cabeza de Lee Harry Oswald en el cuerpo con el rifle. Precisamente un experto ha dictaminado que la postura, aunque “rara” era posiblemente real. Pero como poco, resulta sospechosa. Lo que no mostró la Comisión Warren es la de unos “vagabundos” (3) saliendo de la estación de tren y que posteriormente fueron identificados como agentes de la CIA. De hecho, uno de ellos Anthony Sturges fue uno de los detenidos en el escándalo del Watergate.

   
    3. MOTIVOS:

-          ¿Qué hizo John Fitzgerald Kennedy para merecer ésto? Según sus asesinos, sí, en plural, seguramente que mucho.
-          - Vietnam: Kennedy había firmado ya un acuerdo para emprender la retirada sistemática y por fases, de las cuales ya se había llevado a cabo la primera, de las tropas norteamericanas del país asiático, operación que daría su fin no más tarde de 1965.
-          - Fidel Castro: JFK tenía muy avanzadas  las negociaciones de paz para un pacto de no agresión con Cuba y Castro, de las cuales, el dictador ya había reconocido a varios periodistas, que estaban condenados a entenderse.
-          - Robert Kennedy: Como Fiscal General, Bobby Kennedy había llevado a cabo un excepcional trabajo de persecución a los principales capos de la mafia. Además estaba acosando a Lyndon B. Jonhson acusándole de diversas tramas de soborno y extorsiones.
-          - Racismo: Kennedy  estaba llevando a puerto una línea de política progresista con el ánimo de integrar a las personas de color que tenía muy indignada a todas las
facciones de ideología republicana del país.
-          - CIA: Las relaciones del presidente con el servicio secreto no podían ser peores. Dejó “tirados” a los organizadores de la invasión de “Bahía de Cochinos”, entre los que se encontraba Allen Dulles, el director por entonces de la CIA y al cual obligó Kennedy a dimitir por dicho fracaso y su tendencia belicista en la resolución de conflictos internacionales. Por si fuera poco, anunció importantes recortes en Defensa, lo que provocaría el cierre de 52 bases a lo largo de 25 países. Con el dinero que se ahorraría, la intención del mandatario norteamericano era invertir en la carrera espacial.
-          - Ovnis:  Puede que no fuera uno de los motivos más influyentes y quizá nada tuvo que ver con su asesinato pero que JFK estaba dispuesto a revelar las informaciones acerca de este tema y más concretamente de las acciones que llevaban a cabo en el Área 51, era un hecho.

4. POSIBLES CULPABLES:

-              - Lee Harvey Oswald: Sus motivos podrían ser la locura y fanatismo político. Además de ser un simpatizante de Castro ¿o quizá era justo lo contrario?
-          - Mafia: Bobby Kennedy estaba ejerciendo toda una caza de brujas con ellos y estoy seguro que se alegraron bastante de la muerte de su hermano, puede que incluso participaran. De hecho Jack Ruby ya colaboró silenciando sospechosamente fácil a Oswald. Pero no veo cómo podrían haber influido en la deficiente seguridad en Dallas, en el recorrido o en el encubrimiento de pruebas. Demasiado grande hasta para la mafia.
-          - Fidel Castro: El dictador cubano había sido objeto de múltiples intentos de atentado por parte de la CIA y es posible que quisiera devolverla. Pero no casa con que precisamente Kennedy  desactivara la operación de Bahía Cochinos y estaba en conversaciones con Castro.
-          - KGB: Es cierto que Rusia y Estados Unidos habían tenido un punto sumamente caliente en la guerra fría con la crisis de los misiles de Cuba, pero no tendría sentido haber salvado al mundo de una III Guerra Mundial mediante las conversaciones con el presidente norteamericano y arriesgarse con ello de nuevo provocando un incidente internacional de esta magnitud.
-          - Lyndon B Johnson: Aquí llegamos a un  punto clave, al parecer el Vicepresidente veía cada vez menos posible llegar a la presidencia del país, máxime cuando Robert Kennedy había puesto su punto de mira en él y era bastante posible que John prescindiera del mismo en su segundo mandato, en caso de ser reelegido. Si no intervino en el asesinato, sin duda se vio beneficiado por su desaparición.
-          - CIA: La industria armamentística no solo es la más poderosa de EEUU sino del planeta, muy por encima de la farmacéutica, alimentaria o energética. Y desde luego la CIA se nutría de ella, algo con lo que Kennedy, al pretender acabar con la guerra de Vietnam y con ella toda la producción de helicópteros y demás con la que se financiaba el Servicio Secreto, le resultaba cuanto menos, muy dañino a sus intereses. El recorte de fondos que esto provocaría junto al fiasco de Bahía Cochinos y los enfrentamientos con sendos directores de la CIA daban un motivo muy jugoso para acabar con el presidente.


g                               Lee Harvey Oswald                  Fidel Castro



                                                     Lyndon B. Johnson
   5. VERSIÓN PERSONAL:  

   Desechada ya la absurda teoría del tirador único, la autoría del magnicidio solo podía obedecer a una organización con la capacidad de preparar una acción de esta envergadura. Alguien que pudiera rebajar la seguridad aquel 22 de noviembre de 1963, que tuviera influencia directa en la elección del recorrido, en la manipulación de la pruebas, en el encubrimiento de la investigación y en la silenciación de testigos. No es muy difícil adivinar que estoy pensando en la CIA. Puede que utilizara a ciertos miembros de la mafia, o quizá de la facción anticastrista e incluso tirando del propio Oswald como colaborador primero y como cabeza de turco después. Aunque no apostaría por su concurso (las pruebas dieron negativo de pólvora en sus manos). ¿Y si Lyndon B. Jonhson fue el artífice? Si no lo fue, sin duda, tras su nombramiento como presidente realizó una política muy favorable para los enemigos de Kennedy, que no eran pocos. Lo que tengo claro es que la decisión se gestó en las más altas esferas del poder estadounidense y que fue ejecutado por la CIA. ¿Pero quién llevó la batuta? Yo votaría por Allen Dulles, exdirector de la Agencia, y que el Señor X, testigo secreto de Jim Garrison (quien acusó al gobierno de urdir una conspiración) mencionó como quien movía los hilos de ciertas decisiones de la CIA aún después de su despido. Tenía motivos personales y profesionales, poseía los medios y las influencias. Y no olvidemos que sorpresivamente fue nombrado como miembro de la Comisión Warren. De la cual también formaba parte, aunque no directamente, Egdar Hoover, director del FBI, y conocido por lo exhaustivo de sus investigaciones, por lo que sorprende su "sospechosa" convicción de que el asesino era Lee Harvey Oswald y que actuaba en solitario. Ese día como bien afirmó Garrison, se efectuó un Golpe de Estado. Lo prueba toda la política  llevada a cabo tras su muerte, política completamente diferente a las que tenía pensada Kennedy, y confirmada en los siguientes atentados de Martin Luther King y Robert Kennedy, también asesinados por “lobos solitarios”.

                               Martin Luther King                               Robert Kennedy

                                          Jim Garrison                                 Earl Warren

 
                                          Edgar Hoover                              Allen Dulles
                                       

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...