jueves, 24 de noviembre de 2016

ARQ



   FICHA TÉCNICA

Película: ARQ.
Dirección: Tony Elliott.
País: USA.
Año: 2016.
Duración: 88 min.
Género: Ciencia-ficción.
Interpretación: Robbie Amell, Rachael Taylor, Gray Powell, Jacob Neayem, Shaun Benson, Adam Butcher, Jamie Spilchuk.
Guión: Tony Elliott.
Producción: John Finemorea, Kyle Frankeaa, Mason Novick, Nick Spicer.
Música: Keegan Jessamy, Bryce Mitchell.
Fotografía: Daniel Grant.
Distribuidora: Netflix.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Una pareja se encuentra inmersa en un continuo bucle temporal en el futuro mientras intenta salvar una revolucionaria fuente de energía que podría decantar la guerra contra una gran corporación de un lado o de otro.
   LO MEJOR: Es muy probable que las muy bajas expectativas que tenía con este film, el cual tenía en ese simbólico cajón de títulos que quizás algún día veas pero que, si no, no pasa nada, haya contribuido al buen sabor de boca ante la sorpresa de un producto bastante más efectivo de lo pensado y que me ha supuesto un entretenimiento más que aceptable. Una película muy modesta pero que sabe disimular sus carencias en efectos especiales y demás llevando al espectador por la trama con un ritmo realmente trepidante. Pertenece a ese subgénero de “paradojas temporales“ al cual reconozco que tengo afición. La idea de sumir el argumento en un bucle en el tiempo no es ni mucho menos original, pero si la forma de desarrollarlo. Aparte de no someter al público a un soberano galimatías propio de este tipo de cine, en cada repetición de ese bucle hay pequeños pero cada vez más crecientes cambios en la trama produciendo continuas variantes en la historia que engancha casi sin esfuerzo. Además, nos administra a cuentagotas la información acerca del lugar, tiempo y situación del entorno en el que se encuentran y todo ello sin fallos de guión evidentes, también habituales en las paradojas temporales.
   Interpretación: Si a alguien le resulta muy parecido el rostro de Robbie Amell con el protagonista de la serie “Arrow” es porque es su hermano y la verdad que son dos gotas de agua. A Rachel Taylor siempre la he visto como una cara bonita para películas comerciales o de terror. Aquí no se luce tanto estéticamente, pero sin embargo, me ha convencido mucho más que en anteriores películas. Tampoco es que ambos protagonistas tengan unas actuaciones memorables, pero se agradece que al menos sean creíbles a la altura de llevar la película a cuestas.
   Escena (spoiler): Pues es en las primeras repeticiones del bucle cuando descubres que la trama es más interesante de lo que se presuponía. Un buen giro es conocer que el personaje de Rachel Taylor es una traidora, a medias. O cuando se dan cuenta que no son solo una docena de bucles para ellos. Y la salida final al exterior para darnos a conocer la apocalíptica situación real.
   LO PEOR: Casi que se le puede perdonar, pero es cierto que se hace bastante patente la precariedad de medios sobre todo al desarrollarse prácticamente el 95% de la película en un solo escenario y de interior. Ya digo que compensa con otras virtudes, pero en algunos momentos se echa en falta.
   CITAS: “Este mismo momento ya ha sucedido dos veces”. “¿Por qué quedarse con algo que no funciona? Porque funciona”. “Sin mundo no hay esperanza”.
   REFERENCIAS: Por lo modesta de su producción y la temática de las paradojas temporales, sería una descendiente de “Primer” (http://clubcinefilos.blogspot.com.es/2016/10/primer.html). Pero su argumento se parece mucho más, al menos en planteamiento, con “Atrapado en el tiempo”, “Al filo del mañana”(http://clubcinefilos.blogspot.com.es/search?q=al+filo+del+ma%C3%B1ana) o “Código fuente”.
   CONCLUSIÓN: 6. Muy modesta pero bastante entretenida y trepidante paradoja temporal.


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...