domingo, 4 de mayo de 2014

Grand Piano



   FICHA TÉCNICA

Película: Grand piano. 
Dirección: Eugenio Mira. 
Países: España y USA. 
Año: 2013. 
Duración: 80 min. 
Género: Thriller.
Interpretación: Elijah Wood (Tom Selznick), John Cusack (Clem), Kerry Bishé (Emma Selznick), Tamsin Egerton (Ashley), Allen Leech (Wayne), Don McManus (Reisinger), Alex Winter (asistente), Dee Wallace (Marjorie Green). 
Guión: Damien Chazelle.
Producción: Adrián Guerra y Rodrigo Cortés. 
Música: Víctor Reyes. 
Fotografía: Unax Mendia. 
Montaje: J.L. Romeu. 
Dirección artística: Javier Alvariño. 
Vestuario: Patricia Monné. 
Distribuidora: Paramount Pictures.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Un gran pianista que vuelve a escena después de algún tiempo se dispone a tocar un concierto de gran dificultad. En el piano encuentra una nota que dice que si falla una sola nota, morirá.
   LO MEJOR: Cuando vi que Rodrigo Cortés estaba en la producción, mi interés por este título creció exponencialmente. Ya indicaba que su mano podría notarse en cuanto a no ser la típica película. Recordemos que es el director de “Enterrado” y “Luces rojas”. Especialmente la primera tiene reflejo aquí porque el argumento está rodado en tiempo real casi en su totalidad,  lo que no es una empresa fácil. Pero el director, Eugenio Mira, parece manejarlo bien. Crea un buen suspense y mantiene el temple sin excesivos alardes. Además, la película tiene la virtud de ser breve y concisa, sobre todo lo segundo. Es decir, no hay paja. Todo lo que necesita es lo único que pone en pantalla, sin introducciones desmesuradas ni rellenos.
   Interpretación: Elijah Wood intenta quitarse la imagen de Frodo como sea. Y a tener en cuenta su trabajo en el remake de “Maniac”, lo está consiguiendo. Sin embargo, aquí su expresión compungida vuelve a recordárnosla. Aún así, sostiene bien el protagonismo absoluto de la película y no cae en excesos típicos gesticulantes y aspavientos muy propensos en estos papeles. Por otro lado, es una pena la tardía comparecencia en pantalla del antagonista, John Cusack, al que tenemos casi toda la película limitado a su voz. En ese aspecto le superaba Kieffer Sutherland en un rol parecido.
   Escena (spoiler): Me pareció interesante los primeros mensajes en las partituras cuando todavía pensaba Wood que era una broma. Pero no lo era porque Cusack se lo confirma disparando a uno de los escalones del escenario. La lucha final entre los dos protagonistas no esta mal aunque diría que esperaba que fuera un duelo más largo y así crear un desenlace más emocionante. En cuanto al epílogo sorpresa en el que se descubre que pasa con el piano he de decir que fue algo que ya pensé durante el desarrollo de la historia.
   LO PEOR: Quizá en algunos momentos le falta un punto más de tensión para hacer la atmósfera más asfixiante, para ser de esos films que te cortan la respiración. Y luego, hay algunas situaciones que quedan un poco absurdas, como lo de abandonar el escenario cada dos por tres, que parece un poco fuera de lógica.
   CITAS: “Si fallas una sola nota serás tú quien muera. Ahora sabes lo que es el pánico escénico”. “Eres una marioneta con talento pero solo una marioneta”. “Te pasas la vida interpretando lo que otros componen”.
   REFERENCIAS: El tema de la amenaza que viene por teléfono cuando la víctima está de cara al público la explotó de manera muy convincente Joel Schumacher en “Última llamada”. El parecido con ésta es bastante claro.
   CONCLUSIÓN: 7. Curiosa muestra de suspense que engancha.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...