domingo, 25 de junio de 2017

La cura del bienestar



   FICHA TÉCNICA

Película: La cura del bienestar
Dirección: Gore Verbinski.
País: Estados Unidos.
Año: 2017.
Duración: 146 min.
Género: Thriller, intriga
Interpretación: Dane DeHaan, Jason Isaacs, Mia Goth, Susanne Wuest, Celia Imrie, Lisa Banes, Adrian Schiller, Ivo Nandi, Natalia Bobrich, Johannes Krisch, Jason Babinsky, Judith Hoersch, Jeff Burrell, Eric Todd, Godehard Giese, Craig Wroe
Guión: Justin Haythe, Gore Verbinski.
Producción: David Crockett, Gore Verbinski.
Música: Benjamin Wallfisch.
Fotografía: Bojan Bazelli.
Distribuidora: 20th Century Fox.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Un joven y prometedor ejecutivo de una gran empresa, le es encomendada la tarea de ir a buscar a uno de los máximos accionistas de la compañía a un misterioso balneario en los Alpes suizos. Pronto se dará cuenta que el lugar esconde muchos secretos.
   LO MEJOR: Cuesta tanto encontrar películas que no les importe tomarse su tiempo para desarrollar su trama y sus personajes sin las habituales prisas del cine actual que apenas da para esbozar brevemente las ideas del argumento y se entregan sin resistencia a un frenesí de escenas cada cual más impactante que la anterior, que ha sido un gusto deleitar un film que, si bien no me parece ninguna maravilla, si se niega a pasar por la dictadura de los cánones comerciales oficiales. Gore Verbinski se siente como pez en el agua, como ya hiciera en “The ring”, en la labor de evocación de imágenes tremendamente potentes a la vez que sugerentes e implícitas remarcando el tono onírico casi omnipresente en la mayor parte del metraje. Para ello se vale de una puesta en escena acertadísima con una atmósfera malsana y fría subrayada por una excelente fotografía. Verbinski hace también gala de su capacidad para mezclar géneros (terror, intriga, fantástico) en un guión que juega a mantener al espectador entre la duda de lo real y lo irreal, entre la locura, la conspiración y lo fantástico, sin llegar a quitarse la máscara hasta prácticamente el final, manteniendo el interés y, sobre todo, la curiosidad durante tres cuartas partes del film.
   Interpretación: Cuidado con este actor. Dane Dehaan, a pesar de su juventud, es capaz de soportar el protagonismo como todo un veterano. De hecho, recuerda a Leonardo DiCaprio en “Shutter island” pero con un reverso más tenebroso. Su compañera femenina, Mia Goth, bien podría decir que es hija de Shelley Duvall, porque no habría quien no se lo creyera. No es así, pero su mezcla de fragilidad e inocencia, a la vez que su físico, bien lo recuerda. Por su parte, Jason Isaacs está como siempre, solvente y efectivo.
   Escena (spoiler): Bueno, el espectacular accidente solo es la excusa para introducirnos en el oscuro balneario lleno de situaciones oníricas, incluso con el ciervo causante de él, como parte de la entrada en los nublosos baños de vapor donde se llega a una habitación que no tiene salida, pero tampoco entrada. Durante la escapada se produce un hecho, el baile, simbólico como el despertar sexual de la chica, que se culmina con la menstruación en la piscina ante el ataque de las anguilas. Animales que ya producen una situación asfixiante con el protagonista en el tanque de agua. Luego, tras conocerse la naturaleza del agua, en la “filtración” vemos a éste como si hubiera sido vencido. Ese hubiera sido un buen final. En lugar de ello, continua con un baile sectario, un incendio que rememora el pasado y el descubrimiento de la verdad tras una cuasi-violación.
   LO PEOR: El director se encuentra tan a gusto que se recrea en exceso y se le va claramente la mano en la duración de la película, sobrándole muy fácilmente veinte o treinta minutos. Justo esos de una parte final fallida por la exasperación de un desenlace multi clímax totalmente innecesario. Y puede resultar muy enrevesada la trama a los amantes de los masticado.
   CITAS: “Tenemos una enfermedad dentro. Solo cuando sabemos que nos aqueja, podemos aspirar a encontrar su cura”. “Está claro que ha perdido el juicio”. “Es nuestro paciente, no nuestro prisionero”. “Nadie se va nunca”. “Imagíneselo como una depuración de la mente, así como del cuerpo”. “Hay una oscuridad tremenda aquí. “- Forma parte de la cura. – No hay ninguna cura”.
   REFERENCIAS: Hay todo un catálogo de influencias, guiños y referencias. Yendo desde “Misery” (pierna), con sutiles alusiones a “El resplandor” (Overlook) o “La invasión de los ultra cuerpos” (vainas) o “Drácula de Bram stoker” (castillo/Harker). Pero la más evidente es, sin dudar, “Shutter island”.
   CONCLUSIÓN: 7. Misteriosa, intrigante y onírica, repleta de múltiples influencias en su mezcla de géneros.


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...