jueves, 4 de febrero de 2016

Escenas Miticas: Asesinos en serie - Psicosis




   Que nadie pregunte por Hannibal Lecter, por el John Doe de “Seven” o el Patrick Bateman de “American Psycho”, porque esos ya están en un ciclo de "Psicópatas del cine". Pero este mes hablaremos de asesinos en serie inspirados en casos reales de la historia criminológica. Como excusa tenemos el estreno este mes de un psico-killer llamdo "Solace" con Anthony Hopkins y Colin Farrell.



video 

   Que si hay alguna diferencia entre psicópata y asesino en serie? Desde luego. Estadísticamente hay un 2% de psicópatas en nuestra sociedad, y la mayoría de ellos no llegan nunca a cometer un crimen. El asesino en serie ya ha pasado a la acción, ha desarrollado un modus operandi y su evolución suele presentar una escalada de violencia cada vez más incrementada.


video 

   Psicosis se inspira en el asesino real Ed Gein. Una persona a la que dejó tirada su coche, avanzó hasta una casa y por casualidad descubrió en un cobertizo un cuerpo colgado boca abajo y abierto en canal. El propietario era un aparentemente inofensivo granjero llamado Ed Gein. Pero su casa tenía muebles forrados de piel humana además de otros menesteres igualmente macabros. “La matanza de Texas” que también recogió este caso como inspiración recurriendo más a estos últimos detalles. "Psicosis" se centra en la obsesión del asesino por la influencia dominante de su madre.


video

   Pero aunque a la postre es considerada una de sus mejores películas, si no la mejor, Hitchcock no lo tuvo nada fácil. La productora Paramount Pictures no estaba nada convencida con el proyecto y otorgó a Alfred un presupuesto muy inferior a lo acostumbrado, concretamente unos 800.000 dólares tan solo. Hitchcock se vio obligado a recurrir al equipo de la serie “Alfred Hitchcock presenta” para abaratar costes. Y, aunque en principio no fue un éxito, a la postre consiguió 60 millones de dólares de recaudación.


video
  
   La película tuvo efectos sobre sus protagonistas. Janet Leigh era la estrella pero Hitchcock acababa con ella antes de completar la hora de metraje, dando la primera gran sorpresa. La actriz manifestó su fobia a la ducha a partir de ese rodaje. Por su parte, Anthony Perkins logró una gran interpretación pero posteriormente no logró liberarse del yugo del encasillamiento de Norman Bates y no consiguió destacar fuera de ese personaje.


video
   
   Sin lugar a dudas,  la escena más recordada es la de la ducha. La cual tuvo que eludir la censura. Sin embargo, Alfred Hitchcock pretendía presentar la escena sin música, a lo cual Bernard Hermann, el compositor de la banda sonora original de la película, le pidió la oportunidad de intentarlo y su composición de violines y violonchelos desafinados supuso una de las músicas  más famosas de la historia.


video

  Una de las polémicas fue si llegaba a atisbarse uno de los pechos de Janet Leigh. Otra de ellas fue algo tan absurdo como que se viera un plano del WC en el momento que tiran de la cadena. Por cierto, que curiosamente se pensó que Hitchcock rodó en blanco y negro para eludir el color de la sangre. Fue justo lo contrario, lo hizo para acentuar el color oscuro de ésta.    
   La película tuvo tres secuelas, la primera de ellas bastante aceptable aunque lejos de esta obra maestra. Y recientemente, el biopic “Hitchcock” sobre el rodaje de este film, con Anthony Hopkins metiéndose en la piel del "mago del suspense".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...