martes, 25 de agosto de 2015

Escenas Míticas: Robin Williams - El indomable Will Hunting




   Por fin le llego el justo reconocimiento a su trabajo con el papel secundario en esta película, y tuvo que venir de la mano de un proyecto de corte modesto, incluso independiente. No en vano, estaba firmado por un especialista en la materia, Gus Van Sant. 


video

    Robin Williams obtuvo el oscar como mejor actor de reparto. Pero también podría haberlo ganado antes por sus contribuciones en “Good Mornig Vietnam” o “El Club de los Poetas Muertos” por las que también fue nominado. Y es que también recibió cinco globos de oro, tres de ellos con las películas “Good Morning Vietnam”, “Sra. Doubtfire” y “El Rey Pescador”, todas como actor de comedia. 


video

    Lo típico de las películas de corte independiente es que a falta de otros alicientes, se basan en el desarrollo de sus personajes y el guión. Eso posibilita el lucimiento de la interpretación. Lo curioso, es que precisamente el guión de ésta, está firmado por Ben Affleck y Matt Damon, los cuales fueron premiados con el oscar en la categoría de  mejor guión original. Sin embargo, como actores no poseen la preciada estatuilla. 


video

   Lo mejor de la película, sin duda, son las escenas que comparten Matt Damon y Robin Williams. Aunque Damon no tenía aún el “caché” que atesora hoy en día, su pulso interpretativo con Williams es elogiable. Éste ejerce como psiquiatra y mantiene con Matt los diálogos más interesantes del film. A cual mejor.
  

video
   
   Salvando enormemente las distancias, voy a establecer un paralelismo entre Robin Williams y Jim Carrey. Son el prototipo de actor excesivo, gesticulante y, primordialmente histriónico. Pero no hay que confundirse, cuando les ha tocado meterse en la piel de un personaje dramático, lo han bordado. Robin Williams está contenido como nunca y, de todos modos, despliega un talento y una expresividad tremenda.


video

   Y es que el bueno de Williams estaba tan dotado para la comedia como para el drama aunque luciría más con la primera. Pero no olvidemos que el repertorio de drama de Robin Williams no es para nada escaso. Prueba de ellos son títulos como “Despertares”, el “El club de los poetas muertos”, “Mas allá de los sueños” o “Patch Adams”. Decir que personalmente me alegre bastante de que por fin consiguiera el merecido galardón por su talento.
   Y hasta aquí el repaso por la carrera de este magnífico actor desgraciadamente desaparecido. Faltan muchos títulos, desde luego, y daba para hacer otro ciclo más, y de hecho, quizá se haga.

1 comentario:

  1. Suscribo todo lo publicado, lastima que no esta entre nosotros


    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...