domingo, 6 de agosto de 2017

Al interior



   FICHA TÉCNICA

Título: Al interior.
Dirección: Julien Maury y Alexandre Bustillo.
País: Francia.
Año: 2007.
Duración: 85 min.
Género: Terror.
Interpretación: Béatrice Dalle, Alysson Paradis (Sarah), Natalie Roussel (Louise), François-Régis Marchasson.
Guión: Alexandre Bustillo (Jean-Pierre).
Producción: Vérane Frédian y Franck Ribière.
Música: François-Euddes Chanfrault.
Fotografía:
Laurent Barès.
Distribuidora:
La Fabrique de Films.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Una mujer embarazada, tras la reciente muerte de su pareja, pasa la noche de Navidad sola en su casa. De repente, otra mujer llega a la casa con intención de matarla.
   LO MEJOR: Es un buen motivo el estreno del remake, “Inside”, para recordar este título ya de culto, que es en lo que se ha convertido el original. Es, junto con “Alta Tensión” de Alexander Aja, el mejor ejemplo de lo que es un slasher al estilo francés, radicalmente opuesto a lo que se hace en EE.UU, es decir, un terror sin ningún complejo, con un nivel de violencia altísimo, lleno de escenas muy explicitas y con un marcado estilo visual. No se valen de grandes escenarios, ni los asesinos son un tipo enorme con una máscara que avanza imperturbable. Aquí el escenario no sale de una casa, que ejerce como lugar opresivo e insano, y que nos transmite claustrofóbica por los cuatro costados. Los asesinatos son a cada cual más brutal, sin adornos, tal cual. Y para darle realismo cuenta con un maquillaje excepcional. Es un terror desgarrador. Porque durante la casi totalidad de sus 83 minutos (menos mal porque son intensísimos y llegan a hacerse largos, no precisamente por aburrimiento), el film es capaz de llevar al espectador al límite de la intranquilidad, el desasosiego y la incomodidad, por supuesto, de forma totalmente intencionada. Quizá porque aquí si se sufre por la víctima, si nos importa. Como no empatizar con una mujer embarazada e indefensa. Si, se pasa mal porque el horror es absoluto, que no es exactamente lo mismo que terror.
   Interpretación: Como en “Martyrs”, la película apoya sus bases sobre los hombros de un dúo femenino protagonista. Pero si en aquella eran dos mujeres contra la adversidad, aquí se trata de dos mujeres enfrentadas en un duelo a muerte tremendo Alysson Paradis es una víctima muy creíble que transmite su desesperación y nos obliga a empatizar con ella. Y aunque prácticamente su personaje, carece de dialogo, irradia más miedo que Jason Voorhees y Michael Meyers juntos.
   Escena (spoiler): Una de las cosas que más me ha sorprendido son los planos del bebe en el interior del vientre de la madre. Luego cualquiera, y digo cualquiera, de los asesinatos son impactantes, como el del editor (con el cual se ensaña), o el de un policía de un disparo en la cabeza, etc, la escena en la que le clava la mano a la pared llega a dolerte. Sorprende realmente cuando Dalle confiesa quien es realmente y a que ha venido, tras haber sido rociada su cara con fuego. Y la secuencia de la cesárea es tremenda, no llega ser 100% explícita, pero ni falta que hace.
   LO PEOR: Quizá la salida de la nueva versión sirva de acicate para la distribución doblada en castellano de la original. Resulta muy triste y lamentable que películas de este nivel y calidad no hayan llegado a las pantallas españolas. Por otro lado, si dejamos aparte, las sensaciones malsanas y las impactantes imágenes, el film no posee un guión que dé para más, es decir, la historia peca de simple. Y hay alguna que otra solución que puede resultar un tanto absurda.
   CITAS: “Cuando tu vida queda destruida para siempre, el hogar ya no es dulce”. “Hay una mujer extraña fuera. No sé quien es ni que quiere pero sabe mi nombre”. “Sabe todo sobre mí”.
   REFERENCIAS: Es la opera prima de Alexandre Bustillo y Julien Maury y pertenece al género de terror francés que se viene dando en este siglo XXI. Estaría mas emparentada en cuanto a ser un slasher con “Alta Tensión”. Pero juega en la misma liga que “Martyrs” y “Frontiere’s”. Es curioso que el remake, a pesar de llamarle “Inside”, tener un reparto norteamericano (Rachel Nichols y Laura Harring) y estar rodad en inglés, es español, ejecutando el guión de Jaume Balagueró, Miguel Ángel Vivas (“Secuestrados”, “Extinction”).
   CONCLUSIÓN: 8. Uno de los ejemplos más brutales de cine de terror francés contemporáneo.


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...