martes, 27 de octubre de 2015

Los libros de Zoe: La interpretación del asesinato



   AUTOR; Jed Rubenfeld ( Washington 1959). Publicación: 2007. Género: suspense. Estudió en Princeton, su tesis versó sobre Sigmund Freud, y se graduó en la Universidad de Derecho de Harvard. Estudioso de Shakespeare en la Juilliard School- Abogado y profesor en la Universidad de Yale. "La Interpretación del Asesinato" su primera novela logró la cifra del millón de ejemplares vendidos en todo el mundo. Traducida a 35 idiomas y es objeto de excelentes críticas.
   SINOPSIS: El 29 de agosto de 1909 llega Sigmund Freud a EE.UU (hecho real), y esa misma noche encuentran el cadáver de una joven víctima de algún tipo de juego sexual que sobrepasó todos los límites, atada, azotada y estrangulada, y revelando claros signos de prácticas sado-masoquistas. Al día siguiente otra rica heredera consigue escapar a un ataque similar, por lo que lleva a pensar que todo es obra de un sádico asesino en serie. Nora tiene las claves para revelar al asesino, pero ha perdido la voz y sufre amnesia, por lo que Freud la somete a una serie de sesiones de psicoanálisis puesto que ha bloqueado sus recuerdos, y de esta forma, ayudar a la policía en la resolución de estos extraños casos. Sugerente, verdad?
   PERSONAJES: Una de las cosas que llamaran la atención al lector es lo excelentemente interconectados que se encuentran todos los personajes tanto reales como ficticios (excepto en pequeñas ocasiones). Y es que esta novela predominan los personajes históricos, ya que no sólo intervienen Freud y sus discípulos, Jung, Brill y Férènczi, sino el alcalde Mc Clellan, el Triunvirato ( Dana, Sachs, y Starr), el Sr Thaw (celebré asesino ), la Señora Merrill ( madame de un burdel " original"), la Srta Elsie Sigel, ( joven de la aristocracia americana que juega un interesante papel en esta novela, y que llevó a cabo una gran labor entre los inmigrantes, siendo además nieta del famoso general Confederado Franz Sigel) entre otros. Respecto a Freud ocurre algo muy curioso: Rubenfeld parece que le provoca tantísimo respeto, que es como si no se atreviera a tratar en profundidad al famoso psicoanalista, y quizá, de ahí la necesidad de que aparezca en escena Stratham Younger, personaje ficticio y al que el autor le cede prácticamente toda la narración.
   LO MEJOR: A partir de esta premisa, basada en un viaje real de Sigmund Freud a los Estados Unidos del que apenas hablaba, Jed Rubenfeld crea un libro muy entretenido y y que aquellos amantes de la intriga, así como cualquiera que quiera revivir la época convulsa e interesante de principios del XX, disfrutarán muchísimo. Novela ligera y entretenida, relatada a dos voces, por un lado la del narrador (alguien onminiscente y al que no se le proporciona personalidad alguna) y por otra la del doctor Younger. Mientras que el narrador nos lo cuenta todo desde un punto de vista objetivo, tal y como ocurrieron los hechos (la llegada de Freud, la comisión de los asesinatos, la posterior investigación, la opinión de unos personajes sobre otros, etc,), Younger realiza una crónica respecto no sólo a las sesiones de psicoanálisis, sino también a las problemas existentes en el círculo más íntimo de Freud, haciéndonos partícipes de su interpretación de algunas de las teorías de Freud y la explicación del personaje de Hamlet. Pequeños capítulos que se alternan con otras tramas manera que la lectura se convierte en una delicia. Al introducir la figura de Freud atraerá la atención de lectores con un nivel de exigencia elevado, pero esto es importante, sin atemorizar a los que lectores que disfrutan de novelas más sencillas. La interpretación del asesinato es, en definitiva, un ejemplo de que se puede realizar literatura de calidad con un esquema bien simple y una buena historia.
   LO PEOR: Aquellos amantes de Freud van a disfrutar mucho con los casos de pacientes que se van contando sobre la marcha. No obstante, el autor a comete anacronismos, entre otros poner en boca de Jung en 1909, opiniones que vertió en los años 20 o 30, entre otros. Quizá para algunos exista demasiado psicoanálisis, pero es que es necesaria dada la presencia de Freud y Jung en la trama.
   CITAS: "El arte es engaño" “Sólo un gentil puede llevar el psicoanálisis a la tierra prometida. Tenemos que lograr que Jung no ceje en su defensa de die Sache. Todas nuestras esperanzas dependen de él”. “A las diez de aquel viernes por la mañana, un mayordomo recibió el correo de Banwell en el vestíbulo. En un sobre se veía la bonita y curvilínea letra de Nora Acton. Estaba dirigida a la señora Clara Banwell. Por desgracia para Nora, George Banwell estaba aún en casa. (…), Clara aún tenía en la mano la carta de Nora cuando entró en el dormitorio su marido.” "Freud es el primer psicólogo que entendió las enfermedades mentales y la felicidad viviendo en el presente. La gente tiene que aprender a olvidar su pasado, la enfermedad mental existe cuando se está obsesionado con el pasado", “Mientras bajaba por la pasarela, los ojos de Freud tenían un aire aterrador, como si su dueño estuviera al borde de un estallido de ira”
   CONCLUSION: Un libro recomendable al 100%. El lector se tropezará con asesinatos, conspiraciones, celos, odio, venganza, amor, complejo de Edipo (entre otros muchos complejos), y un tratamiento del psicoanálisis como ejemplo de las nuevas teorías que se empezaban a manifestar a principios del siglo XX. Sesiones de psicoanálisis, relaciones tensas y extrañas entre Freud y su discípulo Jung, el afán de un sector de la sociedad neoyorquina por evitar el afianzamiento de las teorías psicoanalíticas, interpretaciones del Hamlet shakesperiano a través del psicoanálisis y un giro final inesperado. La visita de Freud, Jung y Ferenczi a Nueva York es rigurosamente histórica, como muchas de las conversaciones y acontecimientos que se narran, incluida la conspiración contra Freud promovida por la élite de la sociedad de la medicina de EE UU.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...