jueves, 16 de julio de 2015

La teoría del todo




   FICHA TÉCNICA

Película: La teoría del todo.
Título original: The theory of everything.
Dirección: James Marsh.
País: Reino Unido.
Año: 2014.
Duración: 123 min. 
Género: Biopic, drama, romance.
Interpretación: Eddie Redmayne (Stephen Hawking), Felicity Jones (Jane Hawking), Charlie Cox, Emily Watson, Simon McBurney, David Thewlis.
Guión: Anthony McCarten; basado en el libro “Hacia el infinito”, de Jane Hawking.
Producción: Tim Bevan, Eric Fellner, Lisa Bruce y Anthony McCarten.
Fotografía: Benoît Delhomme.
Montaje: Jinx Godfrey.
Diseño de producción: John Paul Kelly.
Vestuario: Steven Noble.
Distribuidora: Universal Pictures

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Recorrido por la vida y obra del famoso científico, astrofísico y cosmólogo, desde sus primeros estudios, la relación con su primera esposa y la evolución de su enfermedad, pasando por sus teorías acerca de temas como el tiempo y la creación del universo.
   LO MEJOR: Confieso que iba con una buena predisposición a que se hubiera recreado la vida y obra de unos de los mas importantes, sino el que más, pensadores de nuestro tiempo, persona por el que siempre he sentido gran admiración y del que he seguido sus intervenciones públicas y me he interesado por sus aspectos personales. Y en ese sentido, ha sido grato confirmar la fidelidad mayoritariamente a diversos aspectos que se conocen de la vida del científico. Plasma perfectamente el ejemplo de superación que supuso, mostrando asombrosamente, en la medida de lo posible, una manera de llevar su enfermedad con sentido del humor, tanto en privado como en público. Pero es que además, la película contiene momentos conmovedores, llenos de emotividad, que si bien no han caído en sentimentalismos forzados con el único objetivo de buscar la lágrima fácil. El film es un canto a la vida con todo lo que eso conlleva, tanto positivo como negativo.
   Interpretación: Confesaré que sentí cierta decepción cuando Bradley Cooper, y sobretodo, Michael Keaton fueron privados del premio del reconocimiento de sus méritos, en favor de Eddy Redmayne. Ahora me trago mis palabras. Efectivamente, Cooper y Keaton estuvieron sobrados, pero es que lo de Redmayne era muy difícil de superar, y habría sido muy difícil de superar en las ediciones de los últimos diez años. Su actuación es prodigiosa, impresiona, cautiva, seduce, llena de gestos sutiles y contenidos, de miradas que te forman un nudo en la garganta. Y si, Redmayne es matricula de honor, Felicity Jones es notable alto. Quizá de no estar Julianne Moore en la "ecuación", habría tenido también una estatuilla adornando sus vitrinas.
   Escena (spoiler): No tiene precio cuando el médico le comunica que tiene dos años de vida, y que poco a poco perderá todo movimiento motriz. A lo que él contesta: “¿y el cerebro?". Claro, su mayor capacidad. O cuando intenta subir por las escaleras costosa e inútilmente intentando alcanzar a su hijo. Es todo un gusto ver una conferencia que con todo su humor y humildad, departe con una sala repleta de amigos y admiradores que le brinda un merecido aplauso de reconocimiento. Para mí la escena favorita es en la cual Stephen libera a su primera esposa de sus obligaciones y rompe a llorar. Es tan tierno como triste.
   LO PEOR: Gran fidelidad a una historia real, pero no totalmente. Se habla poco de su segundo matrimonio, cuyo desarrollo se ha dulcificado bastante en la película, ya que tuvo cierta polémica el trato que su segunda esposa tuvo con Hawking. Por otro lado, me hubiera gustado que se explicaran mejor las teorías del científico, así como sus aplicaciones en los diversos campos en los que intervino. Algo así como que se nos expusieran los usos de sus teorías en la ciencia contemporánea.
   CITAS: “Es como una religión para ateos inteligentes”. “¿Qué veneramos? Una sola ecuación unificadora que explique todo en el universo”. “Me molesta un poco la premisa del dictador celestial". “¿Qué tal si yo invierto el proceso hasta atrás para ver qué pasó al principio del tiempo?”. “Tus pensamientos no cambiarán. Solo que con el tiempo, nadie sabrá qué piensas”. "¿Quiénes somos?¿Por qué estamos aquí? Si llegáramos a saber eso sería el mayor triunfo de la razón humana pues entonces conoceríamos la mente de Dios".
   REFERENCIAS: Es bastante fácil buscar referentes. La interpretación de Eddy Redmayne me ha recordado poderosamente a la de Daniel Day Lewis en "Mi pie izquierdo". Pero la historia va más en la línea de la contada de otro eminente John Nash, en “Una mente maravillosa".
   CONCLUSIÓN: 8. Fantástica interpretación de Eddy Redmayne.



video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...