domingo, 2 de septiembre de 2012

Tiburón





   FICHA TÉCNICA

Película: Tiburón.
Dirección: Steven Spielberg.
Países: USA.
Año: 1975.
Duración: 124 min.
Género: Terror, suspense.
Interpretación: Roy Scheider, Robert Shaw, Richard Dreyfuss, Lorraine Gary, Murray Hamilton, Carl Gottlieb, Jeffrey C. Kramer.
Guión: Peter Benchley y Carl Gottlieb (Adaptación de la novela de igual título de Peter Bentchley).
Producción: Zanuck/Brown Productions
Música: John Williams.
Montaje: Verna Fields.
Diseño de producción: Joe Alves.
Vestuario:  Louise Clark, Robert Ellsworth.
Fotografía: Bill Butler.
Distribuidora: Universal Pictures.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Un gran tiburón blanco asola las playas de un pequeño pueblo turístico. Tras varios ataques, el jefe de policía contrata a un cazador profesional. Además cuanta con la ayuda de un experto del Instituto Oceanográfico. Los tres se embarcan en la persecución del tiburón.
   LO MEJOR: Estamos ante la que en mi humilde opinión es la mejor representante del subgénero de “monstruos y bichos”. Por lo visto, se tuvieron múltiples problemas para rodar con el tiburón mecánico en el agua, lo que provocó que Spielberg racionara los minutos de este en pantalla. A la postre fue muy positivo pues el tiburón sale solo cuando tiene que salir y permitió un mejor desarrollo de los tres personajes principales, diferenciándose sus distintas personalidades y roles en el argumento. A su vez, realiza un perfecto manejo del suspense, haciendo que cada aparición del escualo sea emocionante incluso cuando no lo vemos. La banda sonora de John Williams es inolvidable y casi podemos escucharla cuando nos metemos en el agua de cualquier playa.
   Interpretación: El trío protagonista está sobresaliente, tanto individualmente como en interacción. El choque de caracteres y sus distintos puntos de vista son un atractivo más de la película. Podría destacar como el mejor a Robert Shaw como el veterano cazador de tiburones Quint, soberbio en el tramo final del film.
   Escena: Prácticamente todos los ataques están muy bien rodados. La persecución y enfrentamiento con el animal tiene un ritmo frenético. Pero, sin duda, el ataque del prólogo se ha quedado en la retina de todos (ver la sección Escenas Míticas de esta semana).
   LO PEOR: Poca cosa, la verdad. Si acaso, los efectos especiales, en relación al tiburón mecánico quedan muy rudimentarios. La era digital no había llegado y era lo que había. A mí particularmente me gusta bastante lo artesanal del resultado.
   CITAS: “Necesitaremos un barco más grande”. “Jaula anti-tiburones. ¿Para meterse usted dentro? ¿Estará la jaula en el agua? ¿Y usted en su interior? ¿Y un tiburon cerca? ¿Nuestro tiburón?... Ya me marcho de aqui...”. “Sonríe hijo de …”
   REFERENCIAS: Es la esta propia película la que le sirvió de inspiración a un buen montón de otras. “Piraña” de Joe Dante u “Orca” son dos buenos ejemplos. Hubo también una colección de copias baratas de dudosa calidad que proporcionó el cine italiano. Entre las secuelas solo merece señalar la segunda parte, aún con Roy Scheider al frente del reparto. Las siguientes bajaron muucho el listón. “Deep blue sea” podría ser una muestra moderna aceptable de cine con tiburones, años luz claro.
   CONCLUSIÓN: 9’5. Una obra maestra del género y del cine.
 
 
video
 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...