jueves, 1 de diciembre de 2016

Escenas Míticas: Accidentes - Viven




   Tocaba meter alguna película con accidente aéreo de por medio y en lugar de decantarme por las más famosas, estilo “Aeropuerto” y demás, donde todo el film desarrolla en el interior de un avión, he preferido escoger uno que de verdad se base en un accidente aéreo real y que supone una de las historias más duras que se conocen.



video

   El 13 de octubre de 1972, un avión que transportaba un equipo de rugby uruguayo, el Old Christian Club de Carrasco, colisionó contra uno de los picos de la cordillera de los Andes haciéndolo estrellarse en la nieve. Los supervivientes pasaron 72 días aislados allí sin ropa adecuada ni comida, y soportando temperaturas de -40 grados.


video

   El secreto de su supervivencia fue la manera o, más bien, las cosas que se vieron obligados a hacer para subsistir. Lo que tristemente dio popularidad a este hecho fue que los pasajeros tuvieron que practicar la antropofagia, o lo que es lo mismo, el canibalismo. Quizá hoy en día, se ve como un recurso lógico, pero tengamos en cuenta la época, con sus correspondientes convicciones religiosas, tanto de familiares como de la propia sociedad en si del momento.


video

   Para la reconstrucción de los hechos se adaptó la novela homónima de Jean Paul Read que recoge minuciosamente la historia narrada por los supervivientes del desastre. Además, se contó como asesor de rodaje con uno de ellos, Fernando Parrado, interpretado por un jovencísimo Ethan Hawke en la película.


video

   A cargo del proyecto estaba parte del equipo de Steven Spielberg, o al menos de varios de sus colegas. Su productora habitual Kathleen Kennedy también ejerciendo las labores de producción aquí. Y su marido, Frank Marshall, que también colabora habitualmente con Spielberg como productor, e incluso guionista. Aquí se ocupó de la dirección.


video

   Aunque no se haya prodigado demasiado en esta función, fue el director de una muy buena película pero que jamás conseguí volver a ver por el pavor que me inflige, “Aracnofobia”. Ese film causó un terror similar, aunque a otra escala por supuesto, al creado con “Tiburón”, de la cual participó.


video

   El reparto está casi totalmente exento, ya no de estrellas, sino de nombres conocidos. Y tan solo Ethan Hawke y Josh Hamilton sonaban al público, y más bien el primero. Si es de reseñar la participación de John Malkovich como narrador al comienzo y al final, en la versión original.


video

   Las reacciones fueron dispares. Cinematográficamente tuvo buenas críticas y se destacó el empeño de Marshall en no buscar el morbo de la historia y si la dignidad de los protagonistas. Pero, por otro lado, se criticó el poco parecido a éstos con las personas reales y el no contar el viaje de los tres supervivientes que se aventuraron a través de las montañas y que finalmente posibilitó el rescate.

  Quizá si estuviera justificado haber empleado unos 30 o 40 minutos en completar la historia, pero me resultó una buena película igualmente. Es recomendable leer el libro de Read o, en su defecto visionar el documental “Viven, la tragedia de los Andes” y "Sobrevivientes, los Andes 25 años",  donde cuenta como los 45 pasajeros de aquel avión se convirtieron en 16 supervivientes y entrevistas con ellos 25 años después, respectivamnete.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...