jueves, 22 de diciembre de 2016

The Endfield Haunting



   FICHA TÉCNICA

Título: The Enfield Haunting.
Dirección: Kristoffer Nyholm. 
País: Reino Unido.
Año: 2015.
Duración: 135 min.
Género: Terror, suspense, intriga.
Interpretación: Timothy Spall, Matthew Macfadyen, Rosie Cavaliero, Fern Deacon, Juliet Stevenson, Sean Francis, Charles Furness, Simon Chandler, Martin Hancock, Amanda Lawrence, Tommy McDonnell, Neal Barry.
Guión: Joshua St Johnston (Novela: Guy Lyon Playfair).
Producción: Adrian Sturges, Kirsten Eller.
Música: Benjamin Wallfisch.
Fotografía: Rasmus Arrildt.
Distribuidora: Sky Living.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: En 1977, en el barrio de Enfield en Londres, una familia comienza a ser testigo de sucesos inexplicables tales como ruidos, voces y movimientos de objetos. Tras ser presenciado incluso por miembros de la policía, se envía a dos investigadores de lo paranormal a esa casa.
   LO MEJOR: Se hace una dramatización de “caso Endfield”, lo que fue conocido como el Amityville británico, que al fin y al cabo es el europeo pues no ha habido un caso con más controversia y más documentado, con más testigos y más fenómenos registrados que éste. Una miniserie que consta de tres episodios basada en el libro de Guy Lyon Playfair, quien formó parte de la investigación principal y que inicialmente se mostró escéptico con el caso para después implicarse personalmente. Aquí no hay nada colocado para el deleite de un entretenimiento apoyado en una ficción que adorne la historia. Ésto es más la reconstrucción de los hechos narrados por Playfair y que según él, ocurrieron de esa manera. No es una serie para dar miedo, no hay recursos efectistas ni sustos tramposos de cara a la galería. Narra el desarrollo de los acontecimientos de forma lineal y bastante seria, incluso explicándonos los motivos de las dudas que suscitaron la autenticidad de los hechos. Pero, además, profundiza en la personalidad de los personajes y la interrelación entre ellos. Y todo sin descuidar la recreación de la época y ofreciendo una visión muy aproximada de lo que supuestamente ocurrió.
   Interpretación: Timothy Spall es un habitual de los papeles secundarios que además tampoco recuerdo ninguno de ellos demasiado destacado. Bueno pues aquí es el protagonista y además con un resultado notablemente convincente. Spall va poco a poco empatizando con el espectador hasta el punto de llegar a tomarle cariño. Matthew MacFayden ("Orgullo y prejuicio") ofrece un interesante contrapunto y también raya a buen nivel. Y la niña protagonista de los hechos, interpretada por Eleanor Worthington-Cox es la mayor sorpresa pues está realmente genial.
   Escena (spoiler):  Los problemas comienzan con el movimiento espontáneo de una cómoda ante la mirada atónita de la madre y dos de sus hijos. Una de las escenas más llamativas es cuando Playfair (MacFayden) es lanzado contra la pared por una fuerza invisible y evidentemente ésto termina de convencerle de que allí pasa algo inexplicable. Muy simbólica es la secuencia en la que Grose se pone a romper platos ante el dolor por la muerte de su hija un año antes. Un tanto irrisoria es la participación de la médium que en un principio resulta un poco ridícula y excesiva pero que después torna menos graciosa. El tramo de la niña en el hospital psiquiátrico, y la resolución final con la comunicación con la hija de Grose a través de la niña.
   LO PEOR: El público se ha acostumbrado a un ritmo excesivamente lento y, sobretodo, efectista. Parece que vaya ya predispuesto a que le inunden en golpes de sonido e imágenes repentinas lo más impactantes posibles. Pues bien, nada de eso encontrarán en esta mini serie.
   CITAS: “Yo no estoy haciendo nada”. “- ¿Cuántos poltergeist has visto? – Ninguno”. “- Vi la tetera girarse hacia mí. – Viste lo que quisiste ver”. “Ésta es una casa llena de muerte”. “Me ha de llevar a ella”.
   REFERENCIAS: La más evidente es “Expediente Warren, el caso Endfield”, la secuela rodada por el especialista en cine de terror James Wan. Pero ni el argumento ni el tono tienen nada que ver. Es decir, la historia es la misma pero el tratamiento está muy alejado de esta serie y la trama muy adornada con elementos ficticios.
   CONCLUSIÓN: 7. Reconstrucción realista de la verdadera historia del caso Endfield.


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...