martes, 17 de mayo de 2016

Los libros de Zoe: Peter Pan


   AUTOR: James M. Barrie (Escocia 1860-1937): Fecha de publicación: 1911. Género:  fantasía. Estudió en la Universidad de Edimburgo donde contribuyó literariamente como dramaturgo, entre otras artes. Peter Pan aparece por primera vez en El pajarillo blanco (1902), no obstante el texto es una novelización de la obra de teatro que escribió Barrie en 1904, con el título Peter Pan, el niño que no quería crecer, la cual adaptó en 1911 en una novela a la que llamó Peter y Wendy de la que resultó en Peter Pan ( título que conocemos hoy en día). 
   SINOPSIS: Peter Pan cuenta la historia de un niño que abandonó su casa para vivir con las hadas en el País de Nunca Jamás, donde continuará eternamente siendo niño, feliz, libre pero carente de afecto humano. En Nunca Jamás es el jefe de un grupo de niños perdidos, que según él, se han caído de los carritos y no han sido reclamados por sus padres. A Peter le gusta visitar Londres por la noche, y una noche se cuela en casa de los Darling y es allí donde comienza el libro, cuando una noche invita a Wendy y sus dos hermanos menores a visitar su país. Estos aceptan y se marchan dejando su hogar.
   PERSONAJES: Peter Pan: Protagonista de la obra y héroe sobre el cual se desarrolla la historia. Peter es un niño huérfano, y es mas no sólo no tiene padres, sino que no los quiere tener, argumentando que los padres están pasados de moda. Vive sin reglas y hace lo que quiere en todo momento, lo cual en parte resulta ciertamente siniestro dada las consecuencias que eso acarrea. Se trata de un personaje delicioso en matices, con múltiples facetas que le hacen incoherente y maravilloso, complejo y especial, cruel, a la vez que generoso. Wendy: Hija mayor de la familia de los Darling, una niña dulce que en el País de Nunca Jamás representa el rol de madre de sus hermanos asi como de los niños perdidos. Niños Perdidos: grupo de niños que viven con Peter en Nunca Jamás y que son producto del abandono de sus padres que dada la crisis económica reinante cuando se escribió la obra, se vieron en la obligación de abandonarlos. El capitán Garfio: Es un pirata, el villano de la novela, aunque no es del todo tan malvado. Personifica el “alter ego” masculino, el padre que coarta la libertad de Peter y es por ello que estos dos personajes se encuentran siempre en una lucha eterna. Campanilla: el Hada que acompaña a Peter a donde sea que vaya, cabe en la palma de una mano y simboliza la imaginación y los deseos. Asimismo, es celosa e impulsiva interviniendo en ocasiones con cierta malicia.
   LO MEJOR: La narración se conserva en un nivel muy alto en todo momento, cargada de simbolismos  y de una oscuridad, al mismo tiempo que repleta de pasajes bellísimos. El verdadero Peter Pan es un chico muy atormentado cuya historia personal sirve bastante para entender las actitudes que tiene en la mayor parte del cuento que son lamentables. Da igual la edad del lector. Su estilo bucea en un mundo de fantasía con sus brillantes descripciones que hacen que su lectura resulte una experiencia exquisita. Se trata de un viaje, que a su vez es  una huida de la realidad y sus obligaciones. Una desidia que alcanza hasta a la figura de los padres. Personas a las que se quiere, pero que representan la vigilancia, la dominación y el deber. Durante las vacaciones en Nunca Jamás, además de diversión, travesuras, sentimentalismos y suspense también existe la tragedia. Allí no sólo se juega, allí también se mata (los piratas, Garfio…). La estampa de Peter Pan es sin duda una de las más complejas de la historia de la literatura.  A primera vista, la vida en el País de Nunca Jamás es el estado ideal del hombre: la eterna juventud, la falta de responsabilidades, los juegos, las travesuras, e incluso la posibilidad de crear un banquete con sólo sentirlo como tal. No hay nadie, ya se trate de un niño o de un adulto que no haya soñado alguna vez con volar. Sin embargo, detrás de la magia y de esa eterna felicidad, existe un ser triste y enfurecido con las reglas de la vida. Relato agridulce sobre un personaje que opta por el destierro y la pérdida de la memoria, y escapa de la mortalidad y de las reglas de la sociedad, la vida adulta es sinónimo de conformismo, de aburrimiento y muerte, la infancia es sinónimo de imaginación y fantasías. La novela exige a los lectores a que nunca pierdan la capacidad de imaginar. En definitiva, un niño que odia a los adultos pero que puede ser igual de despiadado que ellos.
  
LO PEOR:
Lo único que puedo decir (sin que implique que suponga un defecto puesto que es un libro asombroso) es que su lectura, en su conjunto, deja un regusto agridulce y resulta en ciertos momento un relato realmente siniestro, puesto que Barrie  (como ya he expresado anteriormente) presenta a un Peter Pan despótico,  testarudo y olvidadizo y en ciertos momentos hasta desalmado, con el que resulta difícil empatizar.
   CITAS: “...- Y si se olvida de todo tan rápidamente- se le ocurrió a Wendy-, ¿cómo podemos esperar que siga acordándose de nosotros?...... Wendy - murmuró-, te suplico que siempre que veas que te olvido, me hagas recordarte, diciéndome: soy Wendy, y entonces yo te recordaré...” “...-¡Oh, qué encantador debe ser volar!-Yo te enseñaré a saltar sobre el lomo del viento y nos elevaremos los dos...” “...Campanilla no era del todo mala; o mejor dicho, ahora era mala, aunque, por otra parte, otras veces era muy buena. ”Las hadas no pueden ser sino malas o buenas porque, como son tan pequeñitas, no tienen por desgracia sitio sino para albergar un solo sentimiento... ...siguió a Campanilla, que la conducía a la catástrofe..” “Muy pronto saben que crecerán, y Wendy no fue una excepción. Un día, cuando contaba con dos años de edad y jugaba en el jardín arrancó otra flor y corrió con ella hacia su madre. Supongo que debía de estar encantadora, porque la señora Darling se llevó la mano al pecho y exclamó: ¡Ojalá pudieras quedarte así para siempre!”
   CONCLUSION: Con la novela de Barrie, cada uno de nosotros puede alcanzar el placer de reencontrarse con el niño que todos llevamos dentro. Es una maravilla de libro, y os recomiendo que lo leáis en cuanto tengáis oportunidad. Barrie quería representar en esta obra un mundo en el cual se mezclara la realidad con la imaginación, lo infantil con lo adulto. Algunos personajes de la obra como el caso del protagonista Peter Pan, quieren escapar de la realidad y otros están atraídos a ella, como Wendy. La obra es un fantástico de la literatura que ha dado nombre al famoso síndrome “El Síndrome de Peter Pan”, que se refiere a aquellas personas que se niegan a madurar y que quieren permanecer durante toda su vida como un niño, tal y como expresa el protagonista. Una historia para soñar sin límites, de las que te hacen vibrar, creer que todo es posible, imaginar, viajar, es decir despierta multitud de sentimientos y estimula la imaginación poderosamente. Una verdadera delicia para los sentidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...