domingo, 30 de diciembre de 2012

Abraham Lincoln, cazador de vampiros


 

   FICHA TÉCNICA

Película: Abraham Lincoln: Cazador de vampiros.
Título original: Abraham Lincoln: Vampire hunter.
Dirección: Timur Bekmambetov.
País: USA.
Año: 2012.
Duración: 105 min.
Género: Fantástico, terror.
Interpretación: Benjamin Walker (Abraham Lincoln), Mary Elizabeth Winstead (Mary Todd Lincoln), Rufus Sewell (Adam), Dominic Cooper (Henry Sturgess), Marton Csokas (Jack Barts), Anthony Mackie (William), Erin Wasson (Vadoma).
Guión: Seth Grahame-Smith; basado en su novela.
Producción: Timur Bekmambetov, Tim Burton y Jim Lemley.
Música: Henry Jackman.
Fotografía: Caleb Deschanel.
Montaje: William Hoy.
Diseño de producción: François Audouy.
Vestuario: Carlo Poggioli y Varya Avdyushko.
Distribuidora: Hispano Foxfilm

   CRÍTICA

   SINOPSIS: La infancia de Abraham Lincoln queda marcada cuando un vampiro mata a su madre. A partir de entonces se prepara para cazarlos y darles muerte mientras lleva una vida aparentemente normal.
   LO MEJOR: Visto lo visto, parece que el objetivo de la película es meramente entretener. Y si es así, pues misión cumplida, porque entretiene bastante. Tiene un buen ritmo, repleto de acción. La base, para ello, es montar una serie de escenas trepidantes. Y es que están verdaderamente bien rodadas, con gran vigor y espectacularidad. Además, goza de un tremendo atrevimiento pues no tiene ningún complejo en presentar un argumento de lo más fantasioso rayando en el exceso por inverosímil pero llevándolo a cabo sin más que ser un buen vehículo de disfrute visual con una ambientación adecuada.
   Interpretación: No es este uno de los apartados más destacados de la película, precisamente. Los actores son meras piezas para desarrollar todas esas escenas en las que la acción, coreografía, sonido y efectos de cámara son los protagonistas. El único actor de cierta talla es Rufus Sewell, pero tampoco es que haga una interpretación para reseñar. Eso si, la caracterización de Lincoln está logradísima.
   Escena (spoiler): Aquí si tiene el film su fuerte. Es que hay secuencias para quitarse el sombrero, o como decía antes, llevadas a la pantalla de forma llamativa. La pelea de Lincoln con un vampiro sobre los lomos de una manada de caballos o el enfrentamiento con los vampiros tras ser invitado Lincoln por estos  y acabando con un carro entrando al interior del salón de la casa son impactantes. Y ya, para rizar el rizo, el combate que se da al final en el tren que transporta la plata a punto de despeñarse por un cañón es de mucha tela.
   LO PEOR: El guión es un despropósito. Si, es valiente en el argumento pero elegir a Abraham Lincoln como cazador de vampiros e incluir a los chupasangres en hechos históricos como la guerrea de Secesión americana quizá sea ir demasiado lejos. Además, las escenas de acción son muy buenas pero parecen más una sucesión de secuencias por separado (casi por episodios) que no tienen hilo conductor que las compacte en la historia. Como que cualquier cosa es buena excusa para montar un espectáculo.
   CITAS: “La historia prefiere las leyendas a los hombres”. “Solo los vivos pueden matar a los muertos”
   REFERENCIAS: En el género de vampiros hay mil variantes. Ésta supone una más. Abraham Lincoln encabeza el título pero es pura ficción de consumo visual.
   CONCLUSIÓN: 7. Un buen cocktail de escenas espectaculares.

  
video

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...