domingo, 5 de mayo de 2013

Golpe de efecto


 
   FICHA TÉCNICA
Película: Golpe de efecto.
Título original: Trouble with the curve.
Dirección: Robert Lorenz.
País: USA.
Año: 2012.
Duración: 111 min.
Género: Drama.
Interpretación: Clint Eastwood (Gus Lobel), Amy Adams (Mickey Lobel), Justin Timberlake (Johnny), John Goodman (Pete Klein), Matthew Lillard (hillip Sanderson), Robert Patrick (Vince), Joe Massingill (Bo Gentry), Scott Eastwood (Billy Clark).
Guión: Randy Brown.
Producción: Clint Eastwood, Robert Lorenz y Michelle Weisler.
Música: Marco Beltrami..
Fotografía: Tom Stern.
Montaje: Joel Cox y Gary Roach.
Diseño de producción: James J. Murakami.
Vestuario: Deborah Hopper.
Distribuidora: Warner Bros. Pictures
   CRÍTICA
   SINOPSIS: Un veterano ojeador de béisbol se desplaza a Atlanta con la misión de ver un jugador muy prometedor. Su hija, de la que no está muy unido, le acompaña en el viaje. Durante esos días salen algunas cosas del pasado.
   LO MEJOR: Argumentalmente representa la antítesis de lo que nos contaba otra película de béisbol como es “Moneyball” (comentada en el blog). Si en aquella mostraban como formar un equipo escogiendo jugadores con determinada estadística destacada para ahorrar en presupuesto, aquí se ensalza la labor de los ojeadores de toda la vida, la antigua guardia, los que se desplazan a los terrenos de juego “in situ” a ver a los jugadores en vivo y en directo. Es como que el mensaje es que hemos automatizado todo y  así nos perdemos lo verdadero. Y de alguna manera es un paralelismo con la carrera cinematográfica de Clint Eastwood, que aunque no dirija esta vez, defiende aquí la vieja escuela.
   Interpretación: Clint Eastwood sigue siendo un gran actor. El papel de gruñón testarudo le cae como un guante. Hace que el personaje transmita e incluso emocione. Y es que, a veces, nos olvidamos que aparte de buen director es un buen intérprete. Otra que también está seria y convincente en su trabajo es Amy Adams. De hecho, es su talento junto al de Eastwood el que eleva el nivel del film que de no ser por ello no pasaría de corriente. Por cierto, no daba yo un duro por Justin Timberlake como actor pero reconozco que no lo hace mal, aunque no sea precisamente este papel el mejor para demostrarlo.
   Escena (spoiler): No es precisamente una película de grandes escenas. Como ya comentaré hay cierta falta de momentos intensos. Pero alguno hay, como cuando Clint Eastwood y Amy Adams desayunan en una cafetería y ésta última le echa en cara porque la abandonó. Y la parte del final donde se demuestra que Clint y Adams tenían razón al recomendar no fichar al jugador elegido.
   LO PEOR: El mismo proyecto en manos de Eastwood habría sido otra cosa. Faltan esos momentos de intensidad dramática y de consistencia narrativa que solo él sabe dar. Lorenz, habitual colaborador de Clint como director de la segunda unidad, sigue sus pautas pero le falta mucho para llegar a su talento. Y es que ese cierto aire a telefilm le hace carecer de la emoción y la tensión necesaria. Aún así, se ve agradablemente.
   CITAS: “¿Qué estáis mirando? No soy una stripper”. “- ¿Cómo te las apañaste solo? – No lo hice”.
   REFERENCIAS: Pues esas películas referidas al deporte, concretamente el béisbol, del que hay un buen número. La más cercana en el tiempo sería “Moneyball” pero hay otras como “Los búfalos de Durham”, “El mejor”, “Entre el amor y el juego” o “Ellas dan el golpe” (mi favorita).
   CONCLUSIÓN: 6. Una de esas películas sobre el béisbol y las relaciones familiares.
 
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...