martes, 26 de noviembre de 2013

Escenas Míticas: Espacio - 2001, una odisea del espacio




   ¿Quien podía imaginarse este especial sin este título incluido? Estamos hablando de una de las obras maestras del género. Dirigida por uno de los directores más especiales de la historia del cine, Stanley Kubrick perpetró una compleja, simbólica y filosófica obra que dejaría imágenes convertidas con el tiempo en auténticos iconos de la ciencia-ficción.


video

   Como decía, la película tienen iconos que han quedado para la posteridad porque ¿quien no recuerda esta escena? Todo el film gira en torno a la influencia de estos monolitos en los seres que los rodean. Aquí se presenta como artífice de que el hombre, cuando aún era un mono, adquiriese inteligencia.


video

   Es curioso ver la visión que se tenía prevista para el año 2001. Es evidente que las expectativas eran bastante más altas de lo que el tiempo a confirmado. Por cierto que Kubrick consiguió que asociáramos contemplar el espacio con una melodía de música clásica de fondo, para siempre.


video

   Os presento (como si no lo hubierais visto ya) a Hall 9000, la computadora más famosa del cine. Fijaos en el tono de voz que le atribuyen, nada mecánico y artificial. De hecho, similar (o igual) al del camarero que adoctrinaba a Jack Torrance (Jack Nicholson) en los baños del hotel "Overlook" de "El resplandor".


video

   Nuevamente, el monolito ha ejercido su influencia, esta vez sobre la propia computadora de la nave. Hall toma iniciativa propia y, por tanto, decisiones propias, incluso en contra de las humanas. Tras atentar contra su compañero de misión, Bowman decide desconectar a Hall, lo cual no es que le haga gracia.


video

   Tranquilos que es solo un tramo de todo el viaje de huida de Bowman  en su pequeña nave tras apagar completamente a Hall 9000 y quedar la estación espacial a la deriva. Dicho viaje es un conjunto de colores y visualizaciones de lo más psicodélico a la vez que hipnótico, con el que uno corre el peligro de volverse majareta.


video

   ¿Alguien entendió esta escena la primera vea que la vio? ¿Y la segunda? Yo tampoco. De hecho, siempre he tenido la duda si la secuencia es la consecuencia alucinatoria fantasiosa del viaje anterior. Pero supongo que el monolito tendrá algo que ver en todo ésto y vuelva a tener un papel determinante en el mensaje final. Yo tengo mi teoría. ¿Y vosotros?
  En fin, una película que no podía faltar en este especial del espacio y con la que despedimos esta temática.


2 comentarios:

  1. Me ha encantado que le dediques tanto espacio a la película, aunque hubiera sido bacán confrontarla con la novela, donde se explican muchas cosas que te preguntas. Esta película la he visto más veces de las que me gustaría acordarme, empezando por la sala de cine en su estreno (sí, soy así de anciano jeje), vhs, dvd, bajada por ares, en cable, en cine-club y hasta en sueños. Un abrazo cordial
    memoriasdeorfeo.blogspot.com
    TRAFFIC CLUB

    ResponderEliminar
  2. En realidad, yo si leí el libro y es cierto que hay cosas que quedan más claras. Pero lo cierto es que aún así deja muchos cabos resueltos de forma muy ambigua. Y hay que recordar que la gente no tiene porque haberlo leído. Gracias por el comentario. Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...