jueves, 11 de abril de 2013

Skyfall




   FICHA TÉCNICA

Película: Skyfall.
Dirección: Sam Mendes.
Países: Reino Unido y USA.
Año: 2012.
Duración: 143 min.
Género: Acción, thriller.
Interpretación: Daniel Craig (James Bond), Judi Dench (M), Bérénice Marlohe (Sévérine), Javier Bardem (Silva), Ralph Fiennes(Gareth Mallory), Ben Whishaw (Q), Naomie Harris (Eve), Helen McCrory (Clair), Albert Finney (Kincade), Ola Rapace (Patrice).
Guión: John Logan, Neal Purvis y Robert Wade; a partir de los personajes creados por Ian Fleming.
Producción: Barbara Broccoli y Michael G. Wilson.
Música: Thomas Newman.
Fotografía: Roger Deakins.
Montaje: Stuart Baird.
Diseño de producción: Dennis Gassner.
Vestuario: Jany Temime.
Distribuidora: Sony Pictures

   CRÍTICA

   SINOPSIS: El MI6 es atacado por un antiguo agente de la organización, Silva. James Bond tendrá que proteger a la mismísima M ante el calculado plan de venganza de Silva, que tiene cuentas pendientes con ella.
   LO MEJOR: No sé si tiene que ver más con los guionistas o con la mano de Sam Mendes en el asunto, o quizá, se haya elegido precisamente a este director con la idea de dar un tono distinto, pero el caso es que esta entrega se plantea como una transición en el modelo a utilizar con las películas de 007. Se hace una evolución del personaje hacia un estilo más maduro, más realista y sobrio. Digamos que el prólogo ejercería de enganche con lo visto hasta el momento y, a partir de ahí comenzar una renovación de las fórmulas que conlleva un esquema argumental más en la línea de la saga “Bourne” y que implica una serie de cambios en los personajes. Por cierto, gran tema musical de Adele.
   Interpretación: Daniel Craig se está revelando como un James Bond muy convincente. El cambio en el tono del personaje favorece sus cualidades interpretativas y eso le da credibilidad. Javier Bardem compone un villano de gran altura. Su papel no es de alguien ávido de poder. Es un ser trastornado, psicótico, con la venganza como único objetivo. Un villano más en la línea de lo mostrado por Christopher Nolan en su versión de la saga “Batman”. Su actuación está al nivel de “No es país para viejos”. El punto negativo está en la chica Bond, Bérénice Marlohe. No es más que un elemento decorativo. Su participación es meramente testimonial, y eso se nota mucho. Se echa de menos a una Eva Green o una Halle Berry.
   Escena (spoiler): No hay tantas como en otras entregas pero sigue habiendo bastantes que destacar. Ya decíamos que la primera escena es más parecida a lo que estamos acostumbrados. El duelo a pistola apuntando a la chica tiene su tensión. Pero es la última media hora la que proporciona un enfrentamiento genial entre Craig y Bardem, sobre todo con lo acontecido en la casa (ahí si hay espectáculo) y el desenlace de todo con Bardem, de nuevo, y Judi Dench.
   LO PEOR: Creo que esta renovación le viene bien. Si algo tiene este personaje es haber sabido adaptarse a los tiempos. Pero cuidado con perder las señas de identidad de la saga. Todo esto tiene sus sacrificios. Hay menos juegos de artificio y eso  se traduce en menos espectáculo visual. Si es cierto que estas películas tienen escenas muy fantasiosas pero eso es algo característico de ellas. James Bond protagoniza muchas fantasmadas pero eso es precisamente porque es James Bond y él si puede hacerlas. Que no se les olvide.
   CITAS: “- ¿Donde te has metido? - Disfrutando de la muerte”. “¿Qué te esperabas, una pluma explosiva?”
   REFERENCIAS: Pues hay una evolución hacia la clase de acción vista en la saga “Bourne”. Pero ya desde la primera participación de Daniel Craig se advierte un cambio, por lo que su serie de películas es más referencia que el resto de la franquicia de 007. A mi sigue gustándome más “Casino Royale”, por mucho que se diga que ésta es la mejor de las de Craig.
   CONCLUSIÓN: 7’5. Una evolución del personaje y renovación de las fórmulas de la saga.

 
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...