jueves, 18 de abril de 2013

Sinister


 

Película: Sinister.
Dirección: Scott Derrickson.
País: USA.
Año: 2012.
Duración: 110 min.
Género: Terror.
Interpretación: Ethan Hawke (Ellison), Vincent D’Onofrio (profesor Jonas), Fred Dalton Thompson (comisario), James Ransone (alguacil), Clare Foley (Ashley), Juliet Rylance (Tracy).
Guión: Scott Derrickson y C. Robert Cargill.
Producción: Jason Blum.
Música: Christopher Young.
Fotografía: Chris Norr.
Montaje: Frédéric Thoraval.
Diseño de producción: David Brisbin.
Vestuario: Abby O’Sullivan.
Distribuidora: Aurum.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Un escritor se instala en una casa donde ocurrieron unos crímenes horribles para documentar su próximo libro acerca de ese tema. Al llegar allí, encuentra una caja llena de películas. Pero cuando empieza a visionarlas, se da cuenta que algo extraño está pasando.
   LO MEJOR: No por ser una película calificada como terror es garantía de que vaya a provocar miedo. Es más, normalmente éste está producido por tres o cuatro sustos repartidos por el metraje. No es el caso de ésta. Aquí si se genera mucha inquietud. Tiene un suspense bastante intenso y sus sustos están conseguidos y dosificados, no tan provocados por la típica subida súbita de volumen sino recreando situaciones de verdadera tensión. La fotografía es bien oscura pero no hasta el punto de no ver nada, se ve lo que tiene que verse y la iluminación es siempre la adecuada para su propósito. Mención especial para las películas super 8 que ve el protagonista, desasosegantes e inquietantes a más no poder.
   Interpretación: Siempre me ha parecido que Ethan Hawke es un actor sumamente competente. Pero siempre se ve acompañado por otros actores que le arropan. En este caso, Hawke sostiene la película él solito. Es él quien lleva todas las escenas importantes, quien se enfrenta a todo y quien transmite su miedo, y lo hace muy bien. De hecho, se echa de menos otra figura actoral en el argumento, que podría haber sido la de la mujer, dando la réplica femenina. Pero no es así.
   Escena (spoiler): El tratamiento snuff de las películas super 8 las hace impactantes y desconcertantes. A cada cinta que ve y cada respectiva excursión nocturna por la casa se nos pone la carne de gallina. Especialmente impresionante es la correspondiente a la cortadora de césped. Escalofriante. Y todo ello sin recurrir prácticamente a la sangre y el gore. De hecho, se elude esto sacándolo de plano y rodándolo indirectamente. Es puro suspense.
   LO PEOR: Se trata de un film de sensaciones, y bien que cumple con ese cometido. Pero, en un principio, se nos hace creer que detrás de todo, además, hay una historia muy interesante, como que hay mucho más que contar. Parece que la investigación de los sucesos será un aliciente más. A medida que avanza en su desarrollo nos damos cuenta que no, que era solo el planteamiento, el pretexto para hacernos pasar miedo. Podría haber sido una buena baza.
   CITAS: “Ve por los niños, carga el coche, nos vamos ahora mismo”. “No ha salido del programa, acaba de entrar en él”.
   REFERENCIAS: En su planteamiento inicial recuerda a “La ventana secreta”, con Johnny Deep, con esa clase de argumentos muy a lo Stephen King. Pero la película bebe de muchas más fuentes. Tiene algo de “The ring”, en aquello de la influencia de una cinta con imágenes transtornantes. Sin embargo, por encima de todas está “Terror en Amityville”.
   CONCLUSIÓN: 7’5. Una de esas pocas películas de terror que si da miedo.
 
  video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...