jueves, 2 de abril de 2015

Perdida




   FICHA TÉCNICA

Película: Perdida.
Título original: Gone girl.
Dirección: David Fincher.
País: USA.
Año: 2014.
Duración: 149 min. 
Género: Drama, thriller.
Interpretación: Ben Affleck (Nick Dunne), Rosamund Pike (Amy Dunne), Neil Patrick Harris (Desi), Tyler Perry (Tanner Bolt), Carrie Coon (Margo Dunne), Kim Dickens (detective Rhonda Boney), Patrick Fugit (detective Jim Gilpin), Emily Ratajkowski (Andie), Missi Pyle (Ellen), Casey Wilson (Noelle).
Guión: Gillian Flynn; basado en su novela.
Producción: Arnon Milchan, Joshua Donen, Cean Chaffin y Reese Witherspoon.
Música: Trent Reznor y Atticus Ross.  
Fotografía: Jeff Cronenweth.
Montaje: Kirk Baxter.
Diseño de producción: Donald Graham Burt.
Vestuario: Trish Summerville.
Distribuidora: Hispano Foxfilm.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: El día del quinto aniversario de Nick Dunne, su esposa desaparece misteriosamente. La investigación destapará que su matrimonio estaba lejos de ser feliz y el comportamiento de él, le coloca como sospechoso de su desaparición.
   LO MEJOR: David Fincher siempre ha sido un director que me ha fascinado por la manera que tiene de llevar las historias, dándoles una intriga desbordante y culminando en finales sumamente sorprendentes. Pero es que además es un gran narrador y cada vez lo es más. Fincher encaja las piezas de este rompecabezas perfectamente, sin ayudarse de ningún artificio, apoyado en un guión soberbio, lleno de dobles lecturas y con varios giros sumamente llamativos, que den lugar a un relato más complicado de lo que en principio parece. Porque el film comienza como una cosa y evoluciona a otra. Nada de lo que ves en su comienzo es igual a la mitad de la película y menos en su final.
   Interpretación: Habitualmente comento que Ben Afleck me parece mucho mejor director que actor, pero en “Argo” me gustó incluso en su faceta de intérprete. No obstante, aquí, aunque está correcto, me ha parecido más como en anteriores papeles, es decir, soso e inexpresivo. Otro actor hubiera dado más juego. Sin embargo, Rosamund Pike, actriz que no precisamente es santo de mi devoción, realiza aquí la que considero la mejor interpretación de su carrera. Es el motor de tres cuartas partes de la película y merece el aplauso por ello.
   Escena (spoiler): Las mejores escenas se encuentran en el segundo tramo de la película. Uno de los momentos cumbres es cuando descubrimos el verdadero juego del personaje de Rosamund Pike. Es un verdadero giro. O cuando ella seduce a un antiguo enamorado suyo como parte de un maquiavélico plan y lo asesina a sangre fría y de forma sangrienta. Y el momento del reencuentro con Afleck, que no tiene precio, las dedicatorias que se susurran al oído.
   LO PEOR: Se le va la mano a Fincher últimamente con los metrajes desmesurados. Esta historia podría haberse encajado en dos horas o dos y poco, no las dos horas y media, duración que aunque no se haga larga puede lastrar un thriller. Aún así no se hace pesada.
   CITAS: Cuando pienso en mi esposa, siempre pienso en su cabeza. Imagino abrir su hermoso cráneo”. “Anoche pasé de desesperada a patética. Me convertí en alguien que no me agrada. La clase de mujer de la que solía burlarme”. “¿Qué diablos? Soy mucho más feliz ahora que estoy muerta”.
   REFERENCIAS: Empieza como esas películas de secuestros tipo “Rescate” o, más recientemente, “Prisioneros”. Pero luego tiene más que ver con los filmes de femme fatale al estilo “La mano que mece la cuna”.
   CONCLUSIÓN: 8. Fincher vuelve con otro gran thriller de grandes giros.


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...