miércoles, 23 de julio de 2014

Escenas Míticas: El planeta de los simios - El planeta de los simios (1968)




   Creo que no exagero nada cuando digo que probablemente sea una de las mejores películas de ciencia-ficción de la historia del cine. Representó todo un retrato de la especie humana precisamente através de la primate. Pero mensajes y moralejas aparte es una película de aventuras entretenidísima cuyo argumento fue todo un alarde de originalidad.



video

   Existen dos tipos de ciencia-ficción, aunque en realidad vienen a ser el mismo. Uno es aquel de naves espaciales y bichos extraterrestres donde estarían "Alien", "Star Wars", etc. Y otro es simplemente en el que se desarrolla un argumento futuro que a día de hoy no es posible, como "Blade Runner" y ésta que nos ocupa. Pues bueno ésto empieza en una nave  pero el resto no tiene nada de espacial.


video

   Hay que decir que se tuvo que desechar el primer guión que adaptaba muy fielmente la novela original de Pierre Boulle, y por lo que exigía un desembolso económico muy superior en materia de escenarios y efectos especiales. Arreglado este aspecto situando a los simios en una sociedad más primitiva (y menos costosa de recrear), el proyecto echó a nadar.


video

   "Quítame tus sucias manos de encima mono asqueroso!" Sin lugar a dudas una de las frases más conocidas de la película. Es el momento en el que los simios se dan cuenta de que Taylor (Charlton Heston) o "Ojos Claros", como lo llamaba Zira (la simia protectora de los humanos), es inteligente.


video

    Lo que es la figura de Heston fuera de las pantallas no puedo decir que me sea muy agradable. Recordemos su afiliación a la Asociación Nacional del Rifle, de la cual fue presidente. Pero dentro de esas pantallas no puedo dejar de reconocer que fue un monstruo cinematográfico, con increíble tino y valentía a la hora de elegir los proyectos en los que participaba, algunos bastante arriesgados como éste.


video

    Lo catalogaría como uno de los mejores finales que he visto en una película. Es cierto que el lugar donde se desarrolla toda la película es similar a la tierra pero uno podía pensar que o bien era otro planeta similar a nuestro planeta o que si que lo era pero en un tiempo anterior pretérito. Pero la imagen de la Estatua de la Libertad como símbolo apocalíptico final de la raza humana fue un desenlace brillante.
    El film tuvo un éxito de taquilla brutal. Tuvo cuatro secuelas más con muy diferentes resultados y calidades a éste. Como sabéis la saga ha resucitado con "El origen del planeta de los simios" (que comentamos la semana pasada) y continuada con la recientemente estrenada "El amanecer del planeta de los simios"


1 comentario:

  1. Una de las pocas ocasiones donde la adaptación supera con creces al libro. La escena final es sublime. En lo que a mí respecta, después de el "... No, yo soy tu padre..." de El Imperio contraataca, uno de los momentos más impactantes de la historia del cine.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...