sábado, 30 de noviembre de 2013

Música de Película: 2001, una odisea del espacio




   Ésta es una película con un marcado tono musical. Los diálogos no son precisamente muy cuantiosos ni extensos y muchos momentos de contemplación del espacio reflexivos y filosóficos en los que tenemos muchos temas de música clásica de fondo. Ya decía en la sección de "Escenas Míticas" de esta semana que Kubrick consiguió que siempre relacionáramos mirar al espacio con escuchar estas melodías de Strauss u demás.


Tema: Also sprach Zarathustra.
Película: 2001, una odisea del espacio.
Intérprete o compositor: Richard Strauss.


Tema: The blue Danube.
Película: 2001, una odisea del espacio.
Intérprete o compositor: Johann Strauss.


Tema: Athmosferes.
Película: 2001, una odisea del espacio.
Intérprete o compositor: Gyorgy Ligeti.




martes, 26 de noviembre de 2013

Escenas Míticas: Espacio - 2001, una odisea del espacio




   ¿Quien podía imaginarse este especial sin este título incluido? Estamos hablando de una de las obras maestras del género. Dirigida por uno de los directores más especiales de la historia del cine, Stanley Kubrick perpetró una compleja, simbólica y filosófica obra que dejaría imágenes convertidas con el tiempo en auténticos iconos de la ciencia-ficción.



   Como decía, la película tienen iconos que han quedado para la posteridad porque ¿quien no recuerda esta escena? Todo el film gira en torno a la influencia de estos monolitos en los seres que los rodean. Aquí se presenta como artífice de que el hombre, cuando aún era un mono, adquiriese inteligencia.



   Es curioso ver la visión que se tenía prevista para el año 2001. Es evidente que las expectativas eran bastante más altas de lo que el tiempo a confirmado. Por cierto que Kubrick consiguió que asociáramos contemplar el espacio con una melodía de música clásica de fondo, para siempre.



   Os presento (como si no lo hubierais visto ya) a Hall 9000, la computadora más famosa del cine. Fijaos en el tono de voz que le atribuyen, nada mecánico y artificial. De hecho, similar (o igual) al del camarero que adoctrinaba a Jack Torrance (Jack Nicholson) en los baños del hotel "Overlook" de "El resplandor".



   Nuevamente, el monolito ha ejercido su influencia, esta vez sobre la propia computadora de la nave. Hall toma iniciativa propia y, por tanto, decisiones propias, incluso en contra de las humanas. Tras atentar contra su compañero de misión, Bowman decide desconectar a Hall, lo cual no es que le haga gracia.



   Tranquilos que es solo un tramo de todo el viaje de huida de Bowman  en su pequeña nave tras apagar completamente a Hall 9000 y quedar la estación espacial a la deriva. Dicho viaje es un conjunto de colores y visualizaciones de lo más psicodélico a la vez que hipnótico, con el que uno corre el peligro de volverse majareta.



   ¿Alguien entendió esta escena la primera vea que la vio? ¿Y la segunda? Yo tampoco. De hecho, siempre he tenido la duda si la secuencia es la consecuencia alucinatoria fantasiosa del viaje anterior. Pero supongo que el monolito tendrá algo que ver en todo ésto y vuelva a tener un papel determinante en el mensaje final. Yo tengo mi teoría. ¿Y vosotros?
  En fin, una película que no podía faltar en este especial del espacio y con la que despedimos esta temática.


domingo, 24 de noviembre de 2013

Los elegidos



FICHA TÉCNICA

Película: Los elegidos (Dark skies). 
Dirección y guión: Scott Stewart. 
País: USA. 
Año: 2013. 
Género: Terror, ciencia-ficción, thriller. 
Interpretación: Keri Russell, Dakota Goyo, J.K. Simmons, Josh Hamilton, Annie Thurman. 
Producción: Jason Blum. 
Música: Joseph Bishara. 
Fotografía: David Boyd. 
Montaje: Peter Gvozdas. 
Diseño de producción: Jeff Higinbotham. 
Vestuario: Kelle Kutsugeras.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Una familia modesta que, pasa por algunas dificultades económicas, comienza a advertir que están ocurriendo cosas extrañas en su casa. Poco a poco van dándose cuenta que algo ajeno a este mundo está cambiando sus vidas.
   LO MEJOR: No voy a decir que no haya películas acerca del tema de los ovnis pero es un aspecto relativamente poco explotado en el cine. Si se han hecho múltiples films acerca de invasiones extraterrestres pero no tantas sobre la vertiente más “realista”, sobre las abducciones. La película cuenta con medios modestos, es por ello que no hay visiones explícitas de los contactos con los alienígenas. Pero eso puede ser hasta una baza a su favor en algunos casos, insinuando pero no mostrando. Además, la trama tiene un interés creciente y llega a parecer bastante creíble, de tal manera que uno puede ponerse en el lugar de los personajes. Se trata más el tema del efecto que estos casos pueden producir en una familia, sin valerse de grandes juegos de artificio que puedan distraer de ello.
   Interpretación: Teniendo en cuenta las características de esta clase de películas y el tratamiento similar al televisivo, las interpretaciones están bastante correctas. El protagonismo central y casi absoluto recae en la pareja de padres de la familia. Si se aprecia que Keri Russell está mucho más convincente en su papel y desequilibra un poco esa pareja de roles principales pues Josh Hamilton no termina de encajar (como si ocurre en “Poltergeist”, donde los dos padres reparten importancia en el protagonismo). Sin embargo, Russell está muy creíble como madre y afectada por los acontecimientos.
   Escena (spoiler): Por muy típico que pueda ser, siempre son interesantes las primeras escenas en las que empiezan a ocurrir cosas extrañas, como encontrarse objetos cambiados de sitio o escuchar ruidos inusuales. Uno de los más impactantes es cuando la madre advierte la figura de un alienígena o algo así en la habitación del hijo menor y cuando enciende la luz ya no hay nadie. O cuando Keri Russell se queda como un autómata y, de repente, se pone a golpearse la cabeza contra un cristal. El ataque masivo de los pájaros a la casa también llama la atención. Y, como no, el enfrentamiento final en la casa de la familia contra los invasores.
   LO PEOR: Hay un tono a telefilm muy marcado, sobre todo, en la primera parte de la historia, que podría ser similar a cualquier película del fin de semana a las tres y media. Luego la cosa cambia y adquiere más calidad. Y aunque ya se percibe que los medios de los efectos especiales son muy limitados, que menos que hacer, aunque sea alguna demostración de la presencia de los extraterrestres. Ni al final tenemos una visión clara de ellos.
   CITAS: “Es como si algo los atrajera a su hogar”. “Sientes que no tienes el control sobre tu propio cuerpo”. “Tarde o temprano se llevarán a su familia”.
   REFERENCIAS: Invasiones extraterrestres a gran escala en el cine hay unas cuantas pero, concretamente el tema de las abducciones o las visitas “de dormitorio”, es decir, a las casas de la gente de habitantes de otros planetas, como muchos testimonios afirman, esas no tanto. Algunas que hablan de ello son “Fuego en el cielo”, “La cuarta fase” o “Communion”. Y el final me recuerda poderosamente a “Señales”.
   CONCLUSIÓN: 6’5. Entretenido film acerca del tema de las abducciones.



sábado, 23 de noviembre de 2013

Música de Película: Solaris




   No voy a decir que la música sea tan importante como las imágenes o los diálogos en una película pero casi. Al menos el hecho de que se adecuada puede hacer que la ambientación del film sea mucho más efectiva. Y ésto ocurre aquí con la banda sonora original creada por Cliff Martínez ("Traffic", "Contagio", "Drive"), habitual colaborador de Steven Soderbergh en esta parcela.


Tema: First sleep.
Película: Solaris.
Intérprete o compositor: Cliff Martínez.


Tema: Is that what everybody wants
Película: Solaris.
Intérprete o compositor: Cliff Martínez.


jueves, 21 de noviembre de 2013

Resacón 3



FICHA TÉCNICA

Película: Resacón 3. 
Título original: The hangover: Part 3.
Dirección: Todd Phillips. 
País: USA. 
Año: 2013.
Duración: 100 min. 
Género:Comedia. 
Interpretación: Bradley Cooper (Phil), Ed Helms  (Stu), Zach Galifianakis (Alan), Justin Bartha (Doug), Ken Jeong(Sr. Chow), Heather Graham  (Jade), Mike Epps (Black Doug),Jamie Chung (Lauren), John Goodman (Marshall), Jeffrey Tambor(Sid). 
Guión: Todd Phillips y Craig Mazin; basado en los personajes creados por Jon Lucas y Scott Moore. 
Producción: Daniel Goldberg y Todd Phillips. 
Música: Christophe Beck
Fotografía: Lawrence Sher. 
Montaje: Jeff Groth y Debra Neil-Fisher. 
Diseño de producción: Maher Ahmad. 
Vestuario: Louise Mingenbach. 
Distribuidora: Warner Bros. Pictures

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Tras la muerte del padre de Alan, la “manada” vuelve a reunirse para convencerle para ingrese en un centro especializado. Pero, de nuevo, Chow vuelve a cruzarse en su camino y las cosas vuelven a complicarse.
   LO MEJOR: A pesar del desgaste lógico, sigue teniendo algunos momentos de estos de partirse de risa. Pero lo que está claro es que hay varias pistas que suenan a despedida. De hecho, diría que aparecen todos los actores y actrices que han deambulado por la saga durante las dos primeras entregas, unos a modo de cameo y otros como homenaje a ser los mejores o más carismáticos para el respetable. Y visto que la fórmula se va acabando, se ha intentado compensar aumentando el ritmo pero más en sentido de añadir más acción. Y se ha dado el último apretón al limón para exprimir todo el jugo que le quedaba potenciando las situaciones extremas que caracterizan la saga.
   Interpretación: Como decía, hay algunos cameos de personajes de la saga como Jamie Chung o Heather Graham. Y además, han aumentado la nómina con la inclusión de un peso pesado de los secundarios, John Goodman, aunque tampoco es que su aportación ha sido grande. Al final, todo se sigue basando, sobre todo, en Zach Galifianiakis y Bradley Cooper, que debe estar pensando que esto se acaba para él, porque de todo el reparto es el actor con más proyectos de futuro y mayores salidas comerciales. El personaje de Stu (Ed Helms), sin embargo no ha sido explotado como entregas anteriores, el cual fue una de las bases en sus argumentos. Si que se saca provecho de Chow (Ken Jeong).
   Escena (spoiler): Como digo, las sigue habiendo buenas. La escena en la que Alan lleva una jirafa por la autopista y ésta es decapitada al pasar bajo un puente es desternillante. O el “ave maría” con el que nos deleita en el funeral de su padre. Y la parte en la que liga con la inicialmente borde empleada de una tienda tiene su miga también. Y el epílogo, tras los primeros títulos de crédito finales, que es una especie de homenaje al argumento típico de la franquicia, hace referencia a una nueva resaca (que ojalá hubiera sido el inicio de la película).
   LO PEOR: Como decía, sigue habiendo buenos momentos pero mucho más aislados. Por lo tanto, no hay esa sensación de locura constante que, por ejemplo, tenía la segunda parte, que no salían de una para meterse en otra, con gags unos detrás de otros y con un ritmo desenfrenado que ésta, a pesar de incluir más escenas de acción, no tiene. Y es que me parece un gran error que el argumento no vuelva a tener como origen una gran resaca, aunque repetitivo, eso daba mucho juego y aportaba muchos momentos delirantes y desternillantes.
   CITAS:Si quieres llámame pero no me mandes mensajes de texto, es gay”. “No se te olvide que lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas. Excepto el herpes, ese sí te lo traes”. “¿Podrías ponerte un pantalón? Es la segunda vez que te lo pido”. "¡Nos drogó, perdí un diente, me casé con una puta!". Frases de toda la saga.
   REFERENCIAS: En su momento, “Resacón en Las Vegas” supuso una especie de “Desmadre a la americana” aplicándole los temas y fórmulas contemporáneos. Un escalón más avanzado que “American pie” (que a su vez era una nueva “Porkys”) en cuanto a gamberrismo. Personalmente, la mejor sería la segunda parte y, ésta que nos ocupa, la más floja.
   CONCLUSIÓN: 6’5. Sigue haciendo gracia pero se agota la fórmula.



martes, 19 de noviembre de 2013

Escenas Míticas: Espacio - Solaris




   Steven Soderbergh  realizó este remake del título ruso de 1968 . No entraré en si fue una buena adaptación o no, o si supera al original (que pienso que no). Pero, en general, me pareció una película interesante, con una acertada ambientación y realizada e interpretada de forma satisfactoria.



   A Chris Kelvin (George Clooney) le es encargada la misión de investigar lo que está sucediendo en una estación espacial que se encuentra en las proximidades de un planeta llamado Solaris. Al llegar, el panorama que se encuentra es éste.



    Klein vive en sus propias carnes el hecho más insólito de su vida pero que, al parecer, no es nuevo para los tripulantes de la estación. Al despertar, se encuentra con su esposa, Natascha McElhone, a su lado, en la cama. Lo curioso es que ella no viajo con él, de hecho, lleva varios años muerta.


   Está claro que la aparición de estos seres, idénticos a personas conocidas y queridas por los tripulantes, responde a algo tan extraordinario como inquietante. Deciden reunirse para tratar de explicar que está ocurriendo porque el caso es que es algo inexplicable. 



   Sean reales o no, estos seres tienen conciencia. Es por ello que su "mujer" decide quitarse la vida. De alguna manera comprende que ella no debe estar, que no es natural que esté allí. De hecho, que ni si quiera, a pesar de su apariencia, es humana.



   ¿Cual sería la conclusión de lo que pasa en el film? Pues como una constante en  muchas de estas películas de ciencia-ficción, más concretamente, del espacio, y mucho más concretamente, filosóficas, como ésta, la explicación es muy ambigua y abierta a interpretaciones. ¿La mía? Solaris tiene vida propia y ejerce una influencia metafísica en lo que le rodea. En este caso, sería materializando los pensamientos del subconsciente de los tripulantes de la estación espacial, recreando sus seres queridos. ¿Chulo, eh?


domingo, 17 de noviembre de 2013

Encuentros paranormales



FICHA TÉCNICA

Película: Encuentros paranormales.
Dirección: The Vicius Brothers.
País: Canadá.
Año: 2011.
Duración: 92 min.
Género: Terror.
Guión: The Vicious Brothers, Stuart Ortiz.
Producción: Shawn Angelki.
Música: Quynne Craddock.
Fotografía: Tony Mirza.
Distribuidora: Twin Engine Films / Digital Interference Productions.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Un equipo de televisión que se dedica a hacer reportajes de sucesos paranormales y lugares misteriosos, se dispone a pasar la noche en un hospital donde hay testimonios que afirman que ocurren cosas extrañas. La noche comienza como en cualquiera de sus otros trabajos pero no terminará igual.
   LO MEJOR: Es frecuente en estos falso documentales que la primera parte se haga aburrida porque al principio no pasa nada. Sin embargo, a pesar de que los fenómenos paranormales tardan en aparecer (como es normal) no se me hizo pesado el comienzo. Incluso me pareció interesante el punto de vista tratado desde la perspectiva de un grupo de personas que pretenden grabar un programa de misterio pero que sus integrantes son unos farsantes que no creen en esas cosas. Una de las mejores bazas de la película es el escenario elegido (un personaje más) que proporciona una acertada ambientación que por si sola te mete en situación. Además, con la llegada de las situaciones sobrenaturales, el ritmo de acontecimientos se hace muy alto y se mantiene una buena tensión.
   Interpretación: Lo digo muchas veces, en esta clase de cine las actuaciones pasan a segundo plano, y en muchos casos, son casi testimoniales. Aquí nuevamente lo más importante es potenciar el efecto de grabar el film con cámaras al hombro y demás. El trabajo de interpretación no es que esté muy desarrollado. De hecho, habitualmente se utilizan actores amateur. Tan solo hay algunos ejemplos en los que los personajes estén más trabajados, como “Monstruoso” y, sobre todo, “Chronicle” (vista hace poco en el “Especial Poderes Mentales” de la sección “Escenas Míticas” http://clubcinefilos.blogspot.com.es/2013/10/escenas-miticas-poderes-mentales.html
   Escena (spoiler): Me causó su gracia el montaje que preparan con un supuesto médium sobre una bañera donde se había suicidado una paciente del hospital abandonado donde se desarrollan los hechos. No tanta gracia y si inquietud la que se siente cuando consiguen abrir la puerta de salida de dicho hospital y se encuentran con otro pasillo más. Y la parte en la que el médium se pierde y ve como es atacado por un ente invisible que le levanta por el cuello y está a punto de estrangularlo. O la primera visión del fantasma de una chica en una de las habitaciones. Y así muchas.
   LO PEOR: Ni el formato, ni el esquema, ni el tipo de sustos es para nada algo nuevo. Es lo mismo visto una y otra vez, solo que con un buen ritmo y una buena ambientación. Lo que verdaderamente parece triste es que ciertos títulos tarden tanto en llegar a España. El caso de este film y su secuela (que prácticamente llegan juntos) o de “Eden lake” o de otras que aún no han llegado como “Martyrs”, “The children” o el remake de “I spit on your grave”.
   CITAS: “¿Hay algún alma aquí con nosotros?”. “Y si todo fuera verdad”.
   REFERENCIAS: Está claro y siempre lo recalco que aunque este formato lo iniciara “El proyecto de la bruja de Blair”, éstas películas tienen más que ver con “Paranormal activity”. Hace ya tiempo ví una peli en la que los protagonistas pasaban la noche en un hospital famoso (y real) por su leyenda misteriosa, se llama “Death tunnel”, aunque era de calidad muy baja.
   CONCLUSIÓN: 7. Un falso documental de terror que llega a inquietar.



sábado, 16 de noviembre de 2013

Música de Película: Sunshine




   Aprovechando que esta semana os he puesto las escenas de "Sunshine", aquí tenéis un tema que considero de una gran calidad. Habitual colaborador en el terreno de la música de Danny Boyle, John Murphy compuso una banda sonora emocionante e intensa, y como suele ser con este compositor, muy adecuada para la historia.


Tema: The surface of the sun.
Película: Sunshine.
Intérprete o compositor: John Murphy.

jueves, 14 de noviembre de 2013

A todo gas 6



FICHA TÉCNICA

Película: Fast & furious 6.  
Dirección: Justin Lin.
País: USA. 
Año: 2013. 
Duración: 130 min. 
Género: Acción.
Interpretación: Vin Diesel (Dominic Toretto), Paul Walker (Brian O’Conner), Dwayne Johnson (Luke Hobbs), Luke Evans (Owen Shaw), Michelle Rodriguez (Letty), Jordana Brewster (Mia), Michelle Rodriguez (Letty), Elsa Pataky (Elena), Sung Kang (Han Lue),Tyrese Gibson (Roman), Gal Gadot (Gisele), Ludacris (Tej Parker),Gina Carano (Riley). 
Guión: Chris Morgan; basado en los personajes creados por Gary Scott Thompson. 
Producción: Vin Diesel, Neal H. Moritz y Clayton Townsend. 
Música: Lucas Vidal
Fotografía: Stephen F. Windon. 
Montaje: Kelly Matsumoto y Christian Wagner. 
Diseño de producción: Jan Roelfs. 
Vestuario: Sanja Milkovic Hays. 
Distribuidora: Universal Pictures

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Todos los integrantes del grupo disfrutan del botín en sus respectivos lugares de retiro, eso si, sin poder volver a casa. Mientas tanto, Hobbs, que persigue a una banda de conductores en cuyas filas está Letty, decide pedir ayuda a Dom y su equipo.
   LO MEJOR: Sin duda, es el capítulo de la franquicia con mayor presupuesto y presencia de medios. Algo que el director no desaprovecha en absoluto y se encarga de que se note en el espectáculo, que si ya había aumentado en la quinta parte, aquí es ampliamente superada. Justin Lin ha ido revitalizando la saga hasta hacer unas películas que no solo fueran de carreras de coches, dándole un tipo de acción más orientado al de “Misión imposible”. Aún así, te tienen que gustar los coches, la velocidad y las carreras (al menos en pantalla), por lo que dicha saga no pierde su esencia principal. Por lo tanto, supone un vehículo (nunca mejor dicho) excelente de entretenimiento, amén a un ritmo altísimo.
   Interpretación: Es de agradecer el esfuerzo que están haciendo por mantener reunidos a todos los integrantes del reparto. El público ya conoce los personajes y su carisma y eso hace que cada nueva entrega tenga un plus de interés. Además, en esta ocasión se ha añadido a Luke Evans como villano. Ya en la quinta tuvimos a un actor de la talla de Joaquim Almeida, y Evans cumple sobradamente como el malo de la peli. También me parece bien que se haya seguido con Dwayne Johnson, que el caso es que me gusta más en sus intervenciones en “A todo gas” que en sus proyectos particulares. Una pena la poca participación de Elsa Pataky. No, no me parece una gran actriz, pero la pantalla es más bonita con ella dentro.
   Escena (spoiler): El film está repleto de acción. Por destacar algunas partes sobre las demás, la persecución nocturna de los monoplazas especiales por media ciudad es impresionante. O la doble pelea en el metro entre Gina Carano/Michelle Rodriguez y Tyrese Gibson, Sung Kang/karateka chino mamón. Pero la persecución por autopistas “españolas”, con tanque incorporado, es apoteósica. Me recuerda a las de “Dos policías rebeldes” o las de las películas de James Bond. Pero donde han echado toda la carne en el asador es en la secuencia final con el avión intentando despegar de una pista “interminable”.
   LO PEOR: Es evidente que los productores y el director tienen muy claro el factor a explotar en estos films. Por ello, el guión es el eslabón más débil de nuevo. La trama no puede ser más simple y tan solo sirve de pretexto para hacer el despliegue de escenas de acción. Y yo no digo que no hagan bien, tampoco venden otra cosa. Pero quizá se podrían haber trabajado por lo menos los diálogos, que son muy planos. Falta que alguien diga “yo Tarzán, tú Jane”.
   CITAS: “A la familia no se le da la espalda, haga lo que haga”. “Que alguien haga algo. Tengo un tanque pegado al culo”.
   REFERENCIAS: Pues como no puede ser de otra manera, el resto de la saga. Más orientada ésta a las últimas secuelas desde que Justin Lin se hizo con los mandos, sobre todo desde la cuarta parte. En mi humilde opinión, la quinta y ésta que nos ocupa son las mejores.
   CONCLUSIÓN: 7’5. Un gran espectáculo a toda velocidad.



martes, 12 de noviembre de 2013

Escenas Míticas: Espacio - Sunshine




   Ni que decir tiene que Danny Boyle es un director muy de mi gusto y que esta película me causó bastante expectación. En líneas generales, no me defraudó. Por una parte está la típica misión de salvar la Tierra con la posibilidad de no poder volver para contarlo y por otro lo que puede afectar estar aislado en el espacio. Boyle exploró las dos vertientes con este film.



   Si la nave puede avanzar y aproximarse en dirección al sol es por un potente escudo que la protege de sus rayos. Aquí vemos lo que ocurre cuando no se está al resguardo de él. Escena muy emocionante, en gran medida por la impresionante música de John Murphy.



   Al encontrar una nave con la que se hizo el primer intento de completar la misión y que se había dado por desaparecida (¿A alguien le recuerda ésto a "Horizonte final"?), tras explorarla los personajes se encuentran con graves dificultades para volver a la suya, como podemos ver.



   Tras la peripecia vivida con la nave encontrada, no han vuelto solos, algo o alguien ha regresado con ellos. Es por ello que empiezan a advertirse ciertos problemas, es decir, están saboteando las instalaciones y los integrantes de la tripulación están siendo atacados.



   Parece que bien Danny Boyle o el guionista, Alex Garland, tenían una idea del tema de la película, tema bastante interesante acerca de unas personas que podían sacrificar sus vidas para así poder salvar a la humanidad. Pero no debieron de fiarse del todo pues en la parte final del film introdujeron una variante, un plan B, un giro en la trama con la incorporación de un villano, Pinbacker, un psicópata trastornado por la soledad en el espacio.



   Salvo ese giro final del que hablaba que, no es que no me gustara pero, trastocaba la línea en la que iba la historia, la película me pareció muy interesante, con momentos muy emocionantes y un reparto bien variado (con distintas nacionalidades), bien explotado y muy efectivo. Y como siempre, tras el argumento se esconde un trasfondo de mensaje moral sobre el ser humano, marca de la casa de Boyle.


domingo, 10 de noviembre de 2013

Falling Skies



   FICHA TÉCNICA

Título: Falling skies
Países: USA.
Año: 2011.
Duración:)40 min (3 temporadas de 10 episodios).
Género: Ciencia-ficción, acción, drama.
Guión: Robert Rodat, Melinda Hsu Taylor , Mark Verheiden, Joseph Weisberg, Remi Aubuchon
Música: Noah Sorota.
Fotografía: Christopher Faloona.
Producción: DreamWorks.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: La Tierra ha sido invadida por una raza alienígena que ha sumido el planeta en el caos y ha dejado las ciudades en ruinas. Pero la especie humana se resiste en pequeños grupos y reorganizándose para expulsar a los invasores.
   LO MEJOR: Al concluir ya la tercera temporada se ha podido advertir una clara evolución de las distintas tramas e incluso se han añadido otras varias que han contribuido al incremento del interés y el aumento del carisma de los personajes y, por lo tanto, mayor capacidad para enganchar al espectador, que le faltó en la primera temporada. Y cuanto más de ésto, más acción y movimientos en el argumento, y como resultado una serie de mayor nivel. Tampoco hay que olvidar que para ser televisión, tiene unos efectos especiales muy logrados. Si bien los caminantes no terminan de gustarme, los deslizantes están realmente conseguidos.
   Interpretación: Tom Mason (Noah wyle) es el protagonista absoluto. Y dicha empresa se puede decir que no le viene grande. De hecho, es el mayor reclamo de la serie. Papel que ya desempeñó y manejó bastante bien en una serie del nivel de “Urgencias”, con dieciséis temporadas a cuestas y sobresaliendo entre un reparto muy nutrido y de calidad. Otros personajes interesantes son los dos hijos mayores de Mason, el capitán Weaver (Will Patton), Maggie (Sarah Carter) o la doctora Anne (Moon Bloodgood).
   Escena (spoiler): Las fases más interesantes se han dado en la segunda y tercera temporada. En la primera podemos destacar cuando Mason sube a la nave extraterrestre y es interrogado por su líder. En las siguientes, las tramas con la humana pasada al enemigo, Karen (Jessy Schram), para atraer al hijo mayor, Hal (Drew Roy). Trama que sigue hasta la tercera temporada. La búsqueda de la doctora con su hijo recién nacido y “alienígena”. Los cambios de poder en el gobierno humano, las alianzas con otras facciones extraterrestres o el sueño simbólico de Mason, como si regresara al pasado pero con los elementos del presente.
   LO PEOR: La primera temporada proponía una idea interesante pero la ejecución del argumento se hizo lenta y, por momentos y episodios, estancada. Esa sensación estaba provocada porque cada capítulo distaba muy poco del siguiente, llegando a parecer clónicos y bordeando el hastío. Menos mal que los guionistas se dieron cuenta a tiempo creando nuevas tramas y variando más los escenarios, que tampoco cambiaban mucho con anterioridad.
   CITAS: “Vale, y cuando nos ayuden a echarlos de aquí, ¿se irán y nos dejarán nuestro planeta? ¿O lo querrán para ellos?” “¿Vienen para quedarse o vienen a por nosotros”.
   REFERENCIAS: En su temática tiene mucho parecido con “V” pero tanto en su enfoque como en su desarrollo no tienen nada que ver. Su estética y ambientación se asemejan más a las películas de corte postapocalíptico, es decir, ciudades abandonadas y derruidas. Está un escalón por detrás de las series de primera línea.
   CONCLUSIÓN: 6’5. Buena serie pero por detrás de las de primer nivel.




jueves, 7 de noviembre de 2013

Objetivo: la Casa Blanca




FICHA TÉCNICA

Película: Objetivo: La Casa Blanca.
Título original: Olympus has fallen.
Dirección: Antoine Fuqua.
País: USA.
Año: 2013.
Duración: 119 min.
Género: Acción, thriller.
Interpretación: Gerard Butler (Mike Banning), Aaron Eckhart (presidente Benjamin Asher), Morgan Freeman (Trumbull), Radha Mitchell (Leah), Dylan McDermott (Forbes), Angela Bassett (Lynn Jacobs), Cole Hauser (Roma), Melissa Leo (Ruth), Ashley Judd (Margaret Asher), Rick Yune (Kang).
Guión: Katrin Benedikt y Creighton Rothenberger.
Producción: Antoine Fuqua, Gerard Butler, Ed Cathell III, Mark Gill, Alan Siegel y Danny Lerner.
Música: Trevor Morris.
Fotografía: Conrad W. Hall.
Montaje: John Refoua.
Diseño de producción: Derek R. Hill.
Vestuario: Doug Hall.
Distribuidora: eOne Films

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Un comando norcoreano altamente preparado ataca la Casa Blanca tomando como rehenes a todo el equipo de gobierno y al propio presidente de los Estados Unidos. Mike Banning, un antiguo agente del servicio secreto será la única esperanza.
   LO MEJOR: Ante todo tener claro a lo que se va cuando se pone uno con esta película. Si lo que quiere es un producto de evasión y entretenimiento, éste te lo proporciona bastante satisfactoriamente. Es, por tanto, un digno vehículo de acción que no solo se basa en los juegos de artificio (que los hay y muchos) sino en un buen ritmo y una lograda planificación, sobre todo en lo que refiere a ciertas escenas (algunas son muy buenas). Además, que no se corta en cuanto a las dosis de violencia, que son bastante elevadas. Es frecuente en esta clase de películas que haya muchos tiros pero pocos muertos (algo parecido a lo que pasaba en la serie “El equipo A”), pero aquí no parecen haber tenido ese problema.
   Interpretación: El film posee un reparto muy potente aunque da la sensación de que no lo explota suficientemente. No se le da el rendimiento que se podría a gente de la talla de Morgan Freeman, Ángela Basset o Robert Foster. Y vamos, lo de Ashley Judd es casi un cameo. Sin embargo, Aaron Eckhart, muy buen actor, y  Gerard Butler cumplen perfectamente. Al personaje de Butler le habría venido bien el punto de sarcasmo y gamberrismo de Bruce Willis como John McClane, personaje muy parecido argumentalmente.
   Escena (spoiler): El fuerte de la película son las escenas de acción. Comienza con un accidente del coche presidencial con consecuencias trágicas muy como el de “Máximo riesgo” y con connotaciones parecidas. Pero lo más espectacular, sin ningún género de duda, es el asalto a la Casa Blanca, mucho más impresionante de lo previsto. Tanto como la parte del avión ametrallando ciudadanos americanos a discreción con impacto en el obelisco conmemorativo de George Washington incluido.
   LO PEOR: Si algo tenía la saga “La jungla de cristal” es que condimentaba lo fantasioso e inverosímil del argumento con un humor negro que precisamente hacía que te entrara más la película. Es decir, no tomarse demasiado en serio a si misma. Aquí ocurre lo contrario completamente y no beneficia nada. Además hay un excesivo y pedante americanismo por doquier, que si barras y  estrellas de la bandera por aquí, que si el señor presidente de los Estados Unidos por allá.
   CITAS: “El olimpo ha caído”. “- Estados Unidos no negocia con terroristas. – ¿Quien ha hablado nada de negociar?”
   REFERENCIAS: Pues un poco al hilo de lo que estoy comentando durante toda la crítica. Sería una mezcla entre “Air force one” y “La jungla de cristal” con algo de “En la línea de fuego”
   CONCLUSIÓN: 7. Un sobrado vehículo de entretenimiento.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...