domingo, 30 de abril de 2017

John Wick



   FICHA

Película: John Wick.
Dirección: Chad Stahelski.
País: USA.
Año: 2014.
Género: Acción, thriller.
Interpretación: Keanu Reeves (John Wick), Adrianne Palicki, Willem Dafoe, Bridget Moynahan, Michael Nyqvist, John Leguizamo, Ian McShane, Alfie Allen.  
Guión: Derek Kolstad.
Producción: Basil Iwanyk.
Fotografía: Jonathan Sela.
Montaje: Elísabet Ronalsdóttir.
Distribuidora: Summit Entertaunment.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Un asesino a sueldo ya retirado es atacado por un grupo de gangsters y le quitan algo de alto valor sentimental. Volverá a la acción para vengarse de ellos.
   LO MEJOR: Sorprendente película de acción, ya no tanto por lo que nos ofrece, que es más bien más de lo mismo sino porque supone el regreso de Keanu Reeves al género. Es de esos films que yo denomino “de diseño”. Y lo digo desde la perspectiva más positiva pues ese diseño esta generosamente cuidado con una ambientación muy interesante, en gran parte,  gracias a su fotografía plagada de tonos azulados y grisáceos muy acordes con la historia. Sus trucos estilísticos son muy sofisticados y dan como resultado un tono muy atractivo. El ritmo no es que sea alto, es que es demoledor. Muy pocos descansos se permiten. Muy buenas secuencias de acción perfectamente coreografiadas tanto escénicamente como a nivel de personajes. Y desde luego, el nivel de violencia, sin llegar a ser explícito, es sobradamente generoso.
INTERPRETACION: Keanu Reeves vuelve en plan Jason Statham. Y lo hace verdaderamente bien porque, aunque posiblemente sea de sus papeles que menos texto tenga, lo cierto es que para mí supera al propio Statham en presencia en pantalla. Hay que recordar que Reeves ha protagonizado muy buenos títulos para el género de acción. Michael Nyqvist queda bastante bien como villano de turno. El que fuera el periodista Mikael Blomkvist  para la saga “Millenium”, da bastante el pego como malo de la peli. No así, el Theon de “Juego de tronos”, es decir, Alfie Allen que no es que valga mucho, la verdad. Y es doloroso ver como se desaprovecha un actor de la talla de Willem Dafoe con el rendimiento que se le podría haber sacado. Por cierto lo de Bridget Moynahan no sé, si quiera, si llega a cameo.
   ESCENAS (spoiler): Digamos  que éste es su punto fuerte. Hay escenas de acción para dar y tomar. Empezando por el robo del coche y otra de esas escenas que tanta repulsa me producen como es la muerte de un animal. Después viene la consiguiente venganza. La secuencia entera de la discoteca es brutal. Tiros a mansalva y peleas a saco. La mejor pelea es la de después en el hotel con Adrianne Palicki. Tampoco está nada mal cuando apresan a Wick (momentáneamente) y el esperado enfrentamiento final con el villano.   
 LO PEOR: Claramente, su punto más flaco es el guión. La historia no es nada nueva, nada que no hayamos visto antes. Prácticamente, el comienzo es el pretexto más simple posible para que Reeves se ponga a repartir estopa. Además de tener algunas incongruencias argumentales que, dicho sea de paso,  tampoco es que importen demasiado.
    CITAS:No es lo que hiciste, hijo, lo que me enoja tanto. Sino a quién se lo hiciste”. “Los cadáveres que enterró ese día sentaron las bases de lo que ahora somos nosotros”. “Agradezco que le concedieras a mi hijo una muerte rápida”. “A diferencia de los demás, tú morirás a mi manera”.
   REFERENCIAS: Hace referencia al cine de justicieros y venganzas de los 70 y 80 principalmente. Una película de las que Jason Stackham suele firmar actualmente con cierto aroma a “Payback”.
   CONCLUSIÓN: 7. Demoledor ritmo de acción y Keanu Reeves haciendo de Statham y mejorándolo incluso.

video

jueves, 27 de abril de 2017

Life



  FICHA TÉCNICA

Película: Life.
Dirección: Daniel Espinosa.
País: Estados Unidos.
Año: 2017.
Duración: 103 min.
Género: Ciencia ficción, thriller.
Interpretación: Jake Gyllenhaal, Rebecca Ferguson, Ryan Reynolds, Hiroyuki Sanada, Ariyon Bakare, Olga Dihovichnaya.
Guión: Rhett Reese, Paul Wernick.
Producción: David Ellison, Dana Goldberg, Bonnie Curtis, Julie Lynn.
Música: Jon Ekstrand.
Fotografía: Seamus McGarvey.
Distribuidora: Columbia Pictures.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Un equipo de investigación de astronautas de la Estación Espacial Internacional, logra hallar una forma de vida extraterrestre. El problema viene cuando la criatura muta y va creciendo demostrando una gran inteligencia y capacidad para adaptarse al medio. Entonces la tripulación se verá en peligro.
   LO MEJOR: No ha sido ninguna sorpresa confirmarlo, pero conviene resaltar que se trata básicamente de un producto de Serie B, pero con presupuesto (tampoco hasta el punto de un blockbuster) y bajo una elegante apariencia estética. La honestidad de la propuesta es total y simplemente pasa a centrarse en ella desde prácticamente el primer minuto, y no es otra que el de ofrecernos un vehículo en entretenimiento y suspense. Daniel Espinosa (“El invitado”, “El niño 44”) lo tiene bastante claro en su objetivo de generar tensión de forma sumamente efectiva durante casi todo el metraje, manteniendo un ritmo muy alto, y teniéndote clavado en el asiento hasta el último instante, en ese juego del ratón y el gato en el que se basa la historia. Cuenta para ello con varios aciertos. El diseño de la criatura verdadero protagonista de la función, es el mayor de ellos. Funciona a la perfección y ofrece bastantes posibilidades argumentales. Otro acierto es la recreación de la nave en función de maximizar el efecto claustrofóbico mediante pasillos sin un techo y suelo delimitados por el uso que hace Espinosa moviendo la cámara y valiéndose del recurso de la no gravedad. Los efectos tanto visuales como sonoros son excelentes e incluso merecerían algún que otro premio o nominación. Y la banda sonora del desconocido, al menos para mí, Jon Ekstrand, me ha sorprendido gratamente.
   Interpretación: Se trata de un buen reparto y el casting es muy acertado, convincente en todos los casos. Si bien, la premura en el inicio de las hostilidades no permite un desarrollo de los personajes más adecuado. Aún así tanto secundarios como principales convencen. Sorprende que Ryan Reynolds está en el primer grupo, a pesar de que su nombre es de los más conocidos del elenco. Por cierto, Hiroyuki Sanada se está acostumbrando al espacio exterior pues ya formaba parte de la tripulación de “Sunshine”. Pero los que llevan el peso son Rebecca Ferguson y Jake Gyllenhaal y sinceramente, lo hacen bien.
   Escena (spoiler): Comienza con un sensacional plano-secuencia que termina con la espectacular recepción de la sonda. El primer indicio de que las cosas no van bien es cuando “Calvin” (el bicho alienígena homicida) literalmente estruja la mano del científico, lo que da paso al enfrentamiento con Ryan Reynolds con previsible derrota. A partir de ahí, se van sucediendo las muertes de los distintos tripulantes, hasta la llegada de la nave de “rescate” que es recibida por la criatura y provoca el accidente y posterior destrucción de la estación. El final alberga una gran sorpresa con el destino de las dos capsulas de salvamiento.
   LO PEOR: No hay nada nuevo bajo el sol. Es lo que ofrece y pretende que es ser un sucedáneo de la saga “Alien”. Por tanto, la sensación es la de que lo hemos visto antes. Eso sí, con una bonita capa de pintura. Y es cierto que el guión no da para demasiadas florituras y, salvo excepciones, la mayoría de las situaciones son previsibles.
   CITAS: “Cada año que pasa vemos como la posibilidad de que haya un contacto extraterrestre se hace más grande”. “Es la primera prueba irrefutable de que hay vida más allá de la tierra”. “La que se va a montar por la custodia”. “Si llega a la tierra, pondremos en peligro toda la vida humana”. “Tal vez deberíamos empezar por ahí, por nosotros mismos”.
   REFERENCIAS: Es bastante fácil imaginarse que la más importante es “Alien, el octavo pasajero” y no las secuelas. Pero tiene momentos que me han recordado tanto a “Sunshine” como a “Gravity”. Y tiene ciertos guiños a una serie B ochentera llamada  “Profundidad 6”.
   CONCLUSIÓN: 7’5. Es pura Serie B pero con presupuesto, muy buenos efectos especiales y muchísimo suspense.


video

martes, 25 de abril de 2017

Escenas Míticas: Anime-LiveAction - Battle royale




   Colocaremos esta película en este ciclo, pero bien podría figurar en uno sobre cine distópico. Ya en su momento, cuando escribí la crítica de “Los juegos del hambre”, (http://clubcinefilos.blogspot.com.es/2012/10/ficha-tecnica-pelicula-los-juegos-del.html, http://clubcinefilos.blogspot.com.es/2015/11/escenas-miticas-distopias-los-juegos.html), mencioné “Battle royale” como importante referencia cinematográfica. Claro que el film norteamericano, como ya podría presumirse, no llegó ni por asomo a lo que ésta si se atrevió.



video

   Porque si bien, la saga protagonizada por Jennifer Lawrance proponía una idea en la que un sistema de gobierno absolutista y dictatorial realizaba un evento donde pretendía ejemplarizar un sacrificio de los participantes de un juego de la muerte, evitaba por todos los medios hacerlo de forma explícita y poder así rebajar su calificación por edades, a la vez de cumplir el objetivo de llegar al público adolescente.


video

   Pero todo eso, “Battle royale” se lo pasaba directamente por el arco del triunfo. Y hay otras diferencias notables. Una de ellas es que el protagonismo del film estaba mucho más repartido y que los participantes del juego estaban en un numero notablemente más elevado.


video

   Pero la principal diferencia son las cantidades sobradamente generosas de violencia. El argumento consistía en soltar una clase de estudiantes en una isla durante tres días con el único objetivo de matarse entre sí hasta quedar uno solo, para lo cual podrían utilizar los medios que quisieran. Es decir, se podía matar como fuera. De hecho, esa era una de las reglas.


video

   Las otras reglas eran las siguientes. Estaba terminantemente prohibido escapar. Los participantes llevaban un collar metálico que en caso de intentarlo estallaba. Sobra decir que estaba prohibido intentar quitarse el collar. Durante el desarrollo del juego estaba permitido asociarse, lo que no debía apartarles del objetivo principal y lo que llevaba a la regla más importante; solo podía sobrevivir uno, y si lo hacían más de eso, todos los supervivientes morían.


video

   Este macabro concurso era un mensaje para el sector adolescente y, más concretamente estudiantil, como medida extrema para controlar el posible caos que este colectivo podría generar al sistema gubernamental. Lo que si bien antes decíamos que “Los juegos del hambre” tenía “Battle royale” como posible influencia, ésta propiamente tenía de “1984”, además de compartir las tres la idea de un “Gran hermano”.


video

   Sin embargo, “Battle royale” no es un ejemplo literal de anime adaptado a live-action. De hecho, en ningún momento fue una película de animación. La idea nace en la novela homónima de Koushun Takami cuya turbulenta polémica generada provocó su traslado al manga y de allí su adaptación a película, y que fue dirigida por Kingi Fukusaku y que pasó a instaurarse directamente como película de culto.
            Tuvo una secuela, “Batle royale 2: Requiem” pero sin la repercusión ni impacto de la primera ni mucho menos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...