jueves, 16 de marzo de 2017

Sully



   FICHA TÉCNICA

Película: Sully.
Dirección: Clint Eastwood.
País: USA.
Año: 2016.
Duración: 96 min.
Género: Drama.
Interpretación: Tom Hanks, Aaron Eckhart, Laura Linney, Anna Gunn, Autumn Reeser, Sam Huntington, Jerry Ferrara, Jeff Kober, Chris Bauer, Holt McCallany, Carla Shinall, Lynn Marocola, Max Adler, Valerie Mahaffey, Ashley Austin Morris, Michael Rapaport.
Guión: Todd Komarnicki; basado en el libro “Highest Duty”, de Chesley ‘Sully’ Sullenberger y Jeffrey Zaslow.
Producción: Clint Eastwood, Frank Marshall, Tim Moore,  Allyn Stewart.
Música: Christian Jacob, Tierney Sutton Band.
Fotografía: Tom Stern.
Distribuidora: Warner Bros.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: En 2009, el piloto Chesley sullenberger se convirtió en héroe cunado logró aterrizar forzosamente un avión con 155 pasajeros a bordo, sobre el río Hudson, en Nueva York, tras averiarse al poco de despegar. Pero su maniobra fue puesta en tela de juicio.
   LO MEJOR: Quien nos iba a decir cuando le veíamos protagonizar la “trilogía de los dólares” de Sergio Leone o personajes tan esquemáticos como “Harry, el sucio”, que Clint Eastwood se convertiría en uno de los mejores y más respetados directores, que de camino a las noventa primaveras seguiría ejerciendo tal profesión, con más de 35 películas en su haber, algunas de ellas muy premiadas, siendo él mismo galardonado con la sagrada estatuilla. Pues así es, por eso que una película lleve su sello es garantía de calidad. Nuevamente se cumple ésto en “Sully”, donde el director norteamericano hace gala de su reconocida sobriedad en el rigor narrativo con una rigurosa reconstrucción de los hechos bajo diferentes pero complementarios ángulos que se balancea entre el drama y la intriga. Pero otro rasgo de Eastwood es la reflexión. Aquí nos invita a pensar sobre la excesiva facilidad con la que encumbramos figuras humanas sobre pedestales y los bajamos con igual rapidez. Es decir, como pasamos de héroes a villanos en un chasquido de dedos y viceversa. También como, en demasiadas ocasiones, prima lo material sobe lo humano, muy representados en la persona de Chesley Sullenberger, a quien, a pesar de salvar a 155 pasajeros y evitar una tragedia horrible, se empeñaron en convertirle en culpable de una negligencia. De hecho, lo que realmente pretende Clint Eastwood es rendirle un merecido homenaje.
   Interpretación: Esto es lo que realmente sabe hacer Tom Hanks, tomar un personaje con suficiente carga dramática y hacerlo suyo. Es por eso que en sus películas no vemos a Tom Hanks interpretando personajes sino a éstos mismos por su facilidad para plegarse a ellos y hacerlos creíbles. Y desde luego que es preferible verle como “Sully” que como Robert Langdon en las adaptaciones de Dan Brown. Por cierto, nuevamente se mete en la piel de un personaje real como en “Capitán Phillips” o “El puente de los espías”. Le acompañan en el reparto Aaron Eckhart, Laura Linney y Anna Gunn.
   Escena (spoiler): Se suceden diferentes versiones del accidente y consiguiente proeza posterior sobre el río Hudson. La más impactante es la primera donde la vemos de forma completa aterrizando sobre dicho río. Y es bastante indignante como en la primera entrevista se le felicita y ya en la segunda se pretende culparle de un acto supuestamente negligente. Aunque fácilmente, en el juicio, tras varios debates, no solo es exculpado sino elogiado por su acto de heroicidad. En los títulos de crédito nos regalan el momento de homenaje que recibió el verdadero Sully por parte de las personas a las que salvó.
   LO PEOR: Con la salvedad de aportar un par de secuencias en las que descaradamente, Eastwood pretende alargar un tema que no da para mucho más, el film está correctamente trazado. Lo que sí es inevitable es que en su empeño de mostrar el accidente con nuevos datos y enfoques, cae en la reiteración visual.
   CITAS: “Un piloto nunca deja de adquirir conocimientos. Cometerás errores, todo el mundo los hace, sólo aprende de ellos.”. “Nada tiene un precedente, hasta que pasa por primera vez”. “Uds. buscan el error humano. Entonces, háganlo humano. Este no era un videojuego. Era de vida o muerte”. “He llevado a un millón de pasajeros... durante más de 40 años en el aire. Pero al final, seré juzgado por 208 segundos”.
   REFERENCIAS: En cuanto al cine de Clint Eastwood, tendría ciertas conexiones con “Más allá de la vida”, con otra catástrofe de por medio como pretexto para contarnos historias. Pero tiene más semejanzas y más evidentes con “El vuelo”, de Robert Zemeckis y Denzel Washington.
   CONCLUSIÓN: 6’5. Clint Eastwood hace gala de su habilidad narrativa en la exposición con rigor de hechos reales.

  

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...