domingo, 12 de marzo de 2017

La gran muralla



   FICHA TÉCNICA

Película: La gran muralla.
Dirección: Zhang Yimou.
País: China.
Año: 2016.
Duración: 104 min.
Género: Acción, fantástico.
Interpretación: Matt Damon, Pedro Pascal, Willem Dafoe, Andy Lau, Jing Tian, Zhang Hanyu, Eddie Peng, Lu Han, Kenny Lin, Ryan Zheng, Cheney Chen, Huang Xuan, Karry Wang, Vicky Yu, Liu Qiong   
Guión: Tony Gilroy, Carlo Bernard, Doug Miro (Historia: Max Brooks, Edward Zwick, Marshall Herskovitz).
Producción: Thomas Tull, Charles Roven, Jon Jashni, Peter Loehr, Zhang Zhao.
Música: Ramin Djawadi.
Fotografía: Stuart Dryburgh, Zhao Xiaoding.
Distribuidora: Universal Pictures.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Allá por el siglo XV, dos mercenarios llegan a lo que supone la mayor edificación que hayan visto en toda su vida, una enorme muralla. Cuando pasen al interior de sus muros descubrirán que no fue construida para defenderse de ningún ejército humano, sino de una horda de monstuos.
   LO MEJOR: En un principio esperaba con ansias la llegada de esta película ante la posibilidad de asistir al espectáculo que, con reservas, eso sí, prometía el tráiler, la presencia de toda una estrella como Matt Damon y la dirección de Zhang Yimou. Siendo todo un aficionado a los monster-movies como soy, el atractivo era completo. Después me fue imposible no ser consciente de un apabullante apaleamiento sufrido ante la crítica periodística y los supuestos escasos resultados en taquilla. Es decir, un fenómeno similar a obtenido con “Batman vs Superman”, “Warcraft” o “Escuadrón suicida”, lo que me hacía ser optimista. Al final hice lo que siempre hago en cuestión de cine, es decir, lo que me da la gana, sin tener en cuenta el ruido alrededor. El veredicto es que dicho apaleamiento no está justificado en absoluto. El problema viene en considerarla inicialmente como un blockbuster americano cuando es una película puramente china, que mezcla épica y fantasía bajo la apariencia de un filme de monstruos. Osea, es una serie B oriental, pero con dinero. Y si tiene sus virtudes. Para empezar, el diseño de producción es impresionante, marca de la casa del cine artístico de Yimou, lleno de colorido y panorámicas sumamente artísticas para explotarlo. Por lo tanto, como entretenimiento visual responde a las expectativas y nos deja un buen puñado de imágenes tan espectaculares como bellas. Es un deleite para la vista.
   Interpretación: El concurso de Matt Damon y Willem Dafoe está metido con calzador y no responde a otra cosa a atraer al público anglosajón y entrar en el mercado internacional. Dicho ésto, Damon hace lo que puede tirando de oficio y de su carisma personal para salvar un personaje que no da para más pero que finalmente consigue que nos caiga simpático. Lo de Dafoe si es un crimen. Su participación supera en muy poco a la de un mero cameo, lo cual es especialmente hiriente sabedores de su potencial.
   Escena (spoiler): La primera batalla con los monstruos es absolutamente espectacular, llena de imágenes impresionantes donde la visión de las multitudinarias hordas enemigas, la maquinaria militar china al más puro estilo artístico de Zhang Yimou y la propia muralla, la convierten en el mejor segmento de la película. Menos espectacular, pero también notablemente vistosa es la captura de un ejemplar de los monstruos, lo cual ocurre posteriormente a la trampa de dos de ellos para matar al general chino. El asedio final a la ciudad también supone un considerable despliegue visual como colofón al film.
   LO PEOR: El argumento no puede ser más simplón y está sembrado de incongruencias. Hay que decir que tampoco engaña, pero desde luego, habiendo estado nombres implicados en el guión como Tony Gilroy o Edward Zwick, era de esperar un poco más de esmero. Para muestra un botón, la explicación de porqué aparecieron los bichos en la historia es prácticamente infantil
   CITAS: “Olvídalo. Él preferiría morir tratando de impresionar a la nueva general, que coger la llave de la casa de los banqueros o de cualquier burdel del mundo”. “El tiempo que pasen matándolo... no lo pasaran persiguiéndonos”.Yo sé muy poco del mundo exterior, pero tengo entendido que la codicia del hombre no es muy distinta a la de los monstruos”.Solo te he salvado para poderte matar yo mismo”.¿Que qué dios creó a esos seres?... ninguno que conozcamos”.
   REFERENCIAS: Tiene más que ver con el cine de leyendas chinas tipo “wuxia” más cercano al estilo de “Zu Warriors” que al propio de Zhang Yimou. Por otro lado, a nadie se le escapará que hay ciertas escenas que recuerdan a “Guerra mundial Z” o que los monstruos tienen cierto parecido a los zorgons de “Zathura”.
   CONCLUSIÓN: 6’5. Una monster-movie de aventuras entretenida, al estilo de leyenda china. Serie B con presupuesto. Tanto apaleamiento es injustificado.


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...