jueves, 9 de marzo de 2017

Escenas Míticas: Terror Oriental - Shutter




   Si el inicio del boom de la llegada del terror oriental fue principalmente desde Japón, y es lógico que a occidente hayan llegado mayor número de títulos de ese país, ésto abrió la veda a otros países del Lejano Oriente. Es el caso de “Shutter”, una película tailandesa que gozó de relativo éxito en esa zona y que también llegó a Europa y Estados Unidos.



video

   “Shutter” es un film puramente de miedo. Con ésto quiero decir que, si bien muchas películas orientales tienen un componente importante de drama, como, por ejemplo, “Dos hermanas”; aquí la atmósfera es intencionadamente terrorífica, aquí el objetivo es asustar al espectador.


video

   De alguna manera, el terror y la fotografía siempre han estado muy unidos. En el campo de la parapsicología es frecuente encontrar numerosas fotos y psicofonías. El anhelo de aceptar lo paranormal desde un medio que dé testimonio de ello. Internet está repleto de esas imágenes. Claro, otra cosa es la autenticidad de ellas. Es por ello, que el argumento vaya por ese camino.


video

   Porque con lo que se juega primordialmente es que la cámara capte lo que el ojo no ve. Para ello potencia una ambientación especialmente oscura para poner énfasis en el impacto proporcionado por los flashes de las cámaras. Un recurso efectista pero también efectivo.


video

   Algo que favoreció que la película tuviera una buena acogida fuera de su país y de la zona oriental, fue tener un ritmo más alto de los habitual en esa clase de cine. Digamos que un ritmo más occidentalizado. Porque la verdad que consigue buenas escenas de tensión y no emplea demasiado relleno entre ellas.


video

   Pero ni aun así se salvó de su remake americano. Aunque tardó algo más que con sus compañeras, se realizó con Joshua Jackson y Rachel Taylor de protagonistas, muy de moda en películas adolescentes hace unos diez años. Aunque fue dirigida por Masayuki Ochiai. Pero ya advierto que no tiene nada que ver con la original, la cual tenía un final sorpresa impactante, uno de verdad, no de esos “sorpresas” pero predecibles media hora antes.

   No me puedo resistir a comentar esta curiosidad. La película está codirigida por Banjong Pisanthanakun y Parlipoom Wongpoom. Si, y ahora cerrad los ojos e intentad reproducir esos nombres sin volver a mirar. Vale, yo tampoco lo he conseguido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...