jueves, 30 de marzo de 2017

Hasta el último hombre



   FICHA TÉCNICA

Película: Hasta el último hombre.
Dirección: Mel Gibson.
País: Estados Unidos.
Año: 2016.
Duración: 131 min.
Género: Bélico, drama, biográfico.
Interpretación: Andrew Garfield, Sam Worthington, Hugo Weaving, Vince Vaughn, Teresa Palmer, Luke Bracey, Rachel Griffiths, Richard Roxburgh, Matt Nable, Nathaniel Buzolic, Ryan Corr, Goran D. Kleut, Firass Dirani, Milo Gibson, Ben O'Toole, Richard Pyros, Robert Morgan, Dennis Kreusler, Michael Sheasby, Ben Mingay, Damien Thomlinson, Nico Cortez, Darcy Bryce, Roman Guerriero.
Guión: Robert Schenkkan, Andrew Knight.
Producción: Paul Currie, Bruce Davey, William D. Johnson, Bill Mechanic, Brian Oliver, David Permut, Terry Benedict.
Música: Rupert Gregson-Williams.
Fotografía: Simon Duggan.
Distribuidora: Summit Entertainment/Icon Film Distribution.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Es la historia, basada en hechos reales, de un soldado norteamericano que quería servir a su país pero no arrebatando vidas, por lo que se niega a disparar un arma. Finalmente consiguió participar en la batalla de Okinawa en calidad de médico y se convirtió en el primer objetor de conciencia en recibir una Medalla de Honor.
   LO MEJOR: Me tengo que quitar el sombrero ante el trabajo de Mel Gibson como director, quien ha demostrado un carácter y una personalidad envidiables desde que se pasó al otro lado de la cámara. Gibson es un cineasta tremendamente valiente, que no le tiembla la mano a la hora de rodar en hebreo, latín o maya; o aplicar la violencia que el relato reclama sin temor a las calificaciones por edad. En su última película así lo hace, siendo unos de los filmes bélicos que un servidor haya visto, con escenas brutales, de una crudeza extrema. Dividida en dos partes perfectamente diferenciables, en la primera presenta una película en apariencia convencional, con un claro alegato antibelicista donde muestra las credenciales morales del protagonista en relación a su objeción de conciencia. En la segunda parte, se da lugar a la batalla de Hacksaw Ridge (título original del film), zona de la isla de Okinawa. En este segmento, Gibson nos habla de una idea distinta, sobre un héroe que se negaba a practicar la violencia de la que la película hace gala. Además, técnicamente es impecable. La labor de montaje es todo un espectáculo y de ahí su merecido Oscar. Y la fotografía es excelente.
   Interpretación: No era precisamente Andrew Garfield un actor que me deslumbrara anteriormente, de ahí mi soberana sorpresa ante la que es sin ningún género de duda, su mejor interpretación, lo que más que confirmar, anuncia una notable evolución y madurez como actor. Digo más, no habría protestado en absoluto si se hubiera llevado el Oscar esta última edición. Rodeándole, una buena selección de secundarios como Hugo Weaving, Vince Vaughn, Sam Worthington o Teresa Palmer.
   Escena (spoiler): Bueno, en la primera parte, los actos más importantes, tras el romance con Teresa Palmer, con el rechazo de sus compañeros ante su negativa a disparar un arma, donde llegan a agredirle, su encarcelamiento y el juicio donde finalmente le permiten ir a la guerra como médico. En la segunda parte, la primera fase de la batalla es una auténtica carnicería, realmente brutal. En la noche de esa batalla asistimos a la verdadera heroicidad del personaje, un tramo agotador y excelentemente rodado donde él solo salva docenas de heridos. Después, viene su reconocimiento merecido. Y en los créditos, las imágenes del verdadero Desmond T. Doss, primer objetor de conciencia en recibir una Medalla de Honor.
   LO PEOR: El tono de la primera parte de la película es sumamente engañoso y puede confundirse su alegato aleccionista y adoctrinador pacifista de formas cercanas al telefilm convencional con lo que no es. Y quizá sea demasiado extensa.
   CITAS: “Él no nos odia. Él se odia a sí mismo...” . “La guerra deja recuerdos que incluso la victoria no puede borrar”. “Lo que no puedo es cargar un arma ni tomar la vida de alguien”. “Cuando estas convencido de algo, eso no es broma. Eso es lo que eres”. ““En tiempos de paz, los hijos entierran a sus padres. En la guerra, los padres entierran a sus hijos”.
   REFERENCIAS: Su división en dos segmentos tan claramente diferenciados recuerdan a la estructura de “La chaqueta metálica”. Pero está mucho más cerca de “Salvar al soldado Ryan” y más todavía de “La delgada línea roja”.
   CONCLUSIÓN: 8. Mel Gibson vuelve a demostrar su talento tras la cámara con este violento y desgarrador alegato antibelicista.
  

video

martes, 28 de marzo de 2017

Escenas Míticas: Especial Monstruos - Godzilla (2014)



   
   La versión “de fiesta” de Roland Emmerich, que dicho sea de paso, un servidor se lo pasó en grande con ella, no hacia justicia con la idea del monstruo que venía originariamente de Japón. Basándose en una novela gráfica, se ocuparon de darle al personaje una versión más seria que en la primera incursión de Godzilla en terreno norteamericano.



video

   Para ello, el enfoque tanto del argumento, donde se da una explicación en condiciones de “los” monstruos, y no aparecen así porque si y sin saber por qué; como en el propio rol de Godzilla, más como agente equilibrador necesario de naturaleza.


video

   Sin embargo, una de las críticas más repetidas sobre la película fue la de que el monstruo aparece muy poco en pantalla. No voy a quitarles la razón si a quien se refieren es al propio Godzilla. Es cierto. Pero es que resulta que hay dos más, uno de ellos que le sustituye en la primera mitad del film. Es decir, monstruos hay.


video

   En mi opinión, la presencia de los monstruos está como debe, bien dosificada. Y si no, podemos acudir a una de las grandes “monster-movies” de todos los tiempos, “Tiburón”, donde el escualo solo lo vemos directamente en la última media hora. La no sobreexposición del monstruo crea expectación y evita el desgaste de su impacto en pantalla.


video

   Otra de las críticas fue lo diferente que es este Godzilla con el de Emmerich. Ésta me hace especial gracia, pues la recreación de esta segunda versión es mucho más fiel a la imagen originaria japonesa. Es el de 1999 el que se pasa por el forro la verdadera apariencia del monstruo.


video

   Esta vez, la elección del director no fue de uno de los considerados de blockbusters sino uno que precisamente venia de dirigir una monster-movie pero de bajo presupuesto. “Monsters” con cierto halo de cine de culto. Gareth Edwards también se ha ocupado recientemente de spin-off de “Star Wars”, “Rogue One” con bastante acierto.


video

   En el reparto tampoco había estrellas, pero si habituales secundarios de nivel. Aaron Tylor -Johnson tras su periplo en las dos entregas de “Kick ass”, Ken Watanabe, Elizabeth Olsen, Bryan Cranston, David Strathain, Juliette Binoche.
En cuanto a la rentabilidad de la inversión, la película costó 160 millones, pero es que en taquilla consiguió 530, o sea que la cosa fue bien.


video

   En la supuesta secuela, que no contará con Gareth Edwards, se rumoreaba la posibilidad de mezclarla con la posible secuela también de “Kong, la isla Calavera”, lo que justificaría así el tamaño del gorila, superior a anteriores versiones, y así enfrentar a esos dos grandes e icónicos monstruos.
   Por cierto, por primera vez y sin que sirva de precedente la ciudad que se cargan no es Nueva York.

domingo, 26 de marzo de 2017

Kong, la isla Calavera



   FICHA TÉCNICA

Película: Kong, la isla Caalvera.
Dirección: Jordan Vogt-Roberts.
País: Estados Unidos.
Año: 2017.
Duración: 120 min.
Género: Fantástico, aventuras.
Interpretación: Tom Hiddleston, Brie Larson, Samuel L. Jackson, John Goodman, John C. Reilly, Toby Kebbell, Thomas Mann, Corey Hawkins, Jason Mitchell, Shea Whigham, John Ortiz, Eugene Cordero.
Guión: Dan Gilroy, Max Borenstein, Derek Connolly (Historia: John Gatins).
Producción: Thomas Tull, Jon Jashni, Mary Parent.
Música: Henry Jackman.
Fotografía: Larry Fong.
Distribuidora: Warner Bros. Pictures.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: En la década de los 70, se forma una expedición científica bajo la protección de un destacamento militar, a una misteriosa isla del Pacífico que no nunca ha sido explorada. Entre sus paradisiácos parajes, se encuentran toda clase de criaturas gigantes donde reina el mítico Kong.
   LO MEJOR: Que agradable sensación ha sido regresar a mi época de infancia cuando las películas de monstruos eran las que más me llamaban la atención y cada una de ellas, fuera cual fuera su calidad, me causaban un poderoso impacto. Porque ante todo, éste es un film fabricado y dedicado a los fans de las monsters movies con un nostálgico regusto a la serie B pero con el amplio presupuesto de un blockbuster que le permite ofrecer al espectador un generosísimo espectáculo visual que se traduce, sin otra pretensión que la de ofrecer un fabuloso entretenimiento hasta arriba de diversión. Pero son más los aciertos. No creo que sea casualidad que este ambientada en la década de los 70, final de la guerra de Vietnam, una de las eras de mayor auge, junto a las 60, del cine de monstruos. Reflotan esos años en cada tema musical que nos suena periódicamente. Por primera vez se explota como debe ser el entorno natural de Kong, con una impresionante fotografía, hasta el punto de recordar el  “Pandora” de “Avatar”. No se quedan ahí los aciertos, mezcla perfectamente con otros géneros como el bélico y el cómico, pues posee un buen sentido del humor muy efectivo. Y se aleja todo lo que puede del hilo argumental clásico de las versiones anteriores de King Kong aunque permanece algún ramalazo de tópico de  “La bella y la bestia”.
   Interpretación: No tengo duda de que Tom Hiddeltons y Brie Larson son actores de muy buen nivel, pero en una película donde el verdadero protagonista es un simio del tamaño de un edificio, sus personajes no dan para más. No se me malinterprete, están correctos, sobretodo Larson. John Goodman creo que está un poco desaprovechado y Samuel L. Jackson considero que tiene un personaje más interesante y menos plano, lo cual aprovecha perfectamente. John C. Reilly aporta la nota cómica.
   Escena (spoiler): Uno podría pensar que la aparición de Kong se haría esperar, pero no,  llega pronto y es verdaderamente impresionante el recibimiento que le hace a los helicópteros del ejército norteamericano. El enfrentamiento del gorilón con el pulpo (Kraken) en el lago es otra de las escenas de mayor disfrute visual. El ataque de la araña gigante o la caza de los “lagartos” son otras muestras. El guiño a la imagen clásica de “King Kong” es cuando el simio permite a Brie Larson tocarle la cara, incluso disfrutando de dicho contacto. El duelo final de monstruos es de lo mejor que he visto en este subgénero. Tremendo. Y la escena  post-creditos deja clara la conexión con otro de los grandes del cine “Godzilla”.
   LO PEOR: Creo que tampoco engaña a nadie pero es cierto que el guión es muy básico pues el argumento es una mera excusa para la exhibición de los monstruos. Pasa muy de puntillas por la teoría científica, muy a lo Julio Verne, sobre la “tierra hueca” para justificar la existencia de criaturas gigantescas.
   CITAS: “No te metes en la casa de alguien y empiezas a tirar bombas… a menos que busques pelea”. “Kong es Dios en la isla. Pero los demonios viven debajo de nosotros”. “Una cámara hace mucho más daño que una pistola. Y no perdimos la guerra. La abandonamos”. “algunos de los monstruos de acá comenzaron a protegerlos de los otros monstruos que trataban de matarlos”. “Este planeta no nos pertenece. Le pertenece a ellos. La única pregunta es cuánto tiempo tenemos antes de que lo recuperen”. “Los hombres van a la guerra en busca de algo. Si lo hubieras encontrado estarías en casa ahora”.
   REFERENCIAS: Se nota que los creadores del “Godzilla” de 2014 están detrás de este proyecto pues comparte la idea de enfrentar varios grandes monstruos en pantalla. De hecho “Kong, la isla calavera” podría ser parte encubierta de una saga iniciada en la película “Godzilla” de 2014. Por otro lado claramente tiene planos de “Avatar” y “Apocalipsis Now”. Y se aleja de las anteriores versiones de “King Kong”.
   CONCLUSIÓN: 7’5. Puro cine de evasión dedicado a los fans de las monster-movies, que recordarán aquellas películas de su infancia.


video

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...